Salud Alimentaria

Compartir

La prevalencia de obesidad en México durante los últimos 20 años ha tenido un crecimiento no esperado, actualmente 7 de cada diez adultos tienen sobrepeso y tres de cada diez adolescentes también.

La salud alimentaria se ha considerado uno de los retos de salud más relevantes de los últimos años, que afecta directamente a la salud de la población mexicana.

Cuando hablamos de los buenos hábitos alimenticios que forma parte de este tema  no sólo nos referimos al tipo de comida que consumimos, sino a los horarios, las porciones, el ambiente de la comida, las facilidades que la industria alimentaria nos ofrece, entre otros factores.

Existen programas de difusión de las buenas prácticas alimentarias muy generales que reúnen una serie de recomendaciones muy sencillas de llevar a la práctica. Entre las que se distinguen las siguientes:

ACTIVIDAD FISICA

No es necesaria la inscripción a un gimnasio para hacer ejercicio, caminar a paso medio, por un tiempo constante a diario es suficiente, al iniciar un régimen de actividad física se deben tomar en cuenta algunos factores como la edad, la condición física, el lugar donde se practica y lo más importante promover y compartir con el resto de la familia.

CONSUMO DE AGUA

El consumo de agua es elemental, el organismo necesita una cantidad determinada de líquidos para poder desarrollar sus funciones con eficiencia, esto es de acuerdo a las necesidades propias de cada organismo y que está relacionado con su peso, estatura y metabolismo de cada individuo.

DISMINUIR EL CONSUMO DE AZÚCARES Y GRASAS

Mucho se ha publicado sobre el consumo de azúcares y grasas, lo dañino que es para la salud, sobre todo cuando nuestra condición física no es la óptima, si padecemos alguna enfermedad como hipertensión, diabetes o las dos enfermedades. Nuestro organismo espera de nosotros que le demos un buen trato, evitando lo que nos hace daño, como los alimentos con grasa o con azúcar.

INCREMENTAR CONSUMO DE FRUTAS Y VERDURAS

Las frutas y las verduras deben de consumirse diario, el aporte vitamínico y de antioxidantes nos permite complementar nuestras funciones orgánicas plenamente y sin esfuerzo alguno, el consumo puede ser de diferentes maneras de acuerdo a las preferencias personales, por pieza, mezcladas, en jugos, cocinadas o deshidratadas.

Algunas frutas puedes ser congeladas y conservarse por mucho tiempo, con ellas podemos preparar licuados, agua o algunos postres congelados.

ETIQUETADO DE ALIMENTOS

Leer las etiquetas de los productos alimenticios no es común, una razón muy poderosa es que no les entendemos o no sabemos interpretarlas. Al menos debemos identificar cuánto aporta ese producto de nutrientes y decidir si lo consumimos o no. Siempre y cuando el tamaño de las letras nos permita ya que existen algunos productos que no se pueden leer.

LACTANCIA MATERNA

La lactancia materna cada vez se practica menos, por razones de tipo estético principalmente, ya que pocos son los casos que no otorga por prescripción médica.

Promover la lactancia materna y eliminar los mitos que la rodean, es buscar la protección inmunológica del bebé y su desarrollo psicológico, así como estrechar la relación madre e hijo.

EDULCORANTES CALÓRICOS

Debemos tener cuidado ya que no todos los edulcorantes son libres de calorías, los llamados sustitutos del azúcar dan el sabor dulce pero alguno de ellos aportan calorías, claro no en la misma proporción que el azúcar de caña o sacarosa como por ejemplo la fructuosa, cuya presentación es en polvo. Los sabores de algunos de ellos no son muy agradables, sin embargo rápidamente se acostumbran a ellos. Debemos buscar un edulcorante que no aporte ninguna caloría.

CONSUMO DE GRASAS

La producción de grasas “trans” ha disminuido de manera significativa en los últimos años, es necesario buscar mecanismos para su reducción al mínimo. Asimismo, debe desalentarse el uso de grasas de origen animal, de manteca vegetal, de margarinas y aceites con alto contenido de ácidos grasos saturados y de grasas “trans” para cocinar, debemos aprovechar la baja producción con el bajo consumo y contribuir al cuidado de la salud nuestra y de nuestras familias.

PORCIONES DE LOS ALIMENTOS

Orientar a la población sobre el control de tamaños de porción recomendables en la preparación casera de alimentos, poniendo accesibles y a su disposición alimentos procesados que se lo permitan, e incluyendo en restaurantes y expendios de alimentos, tamaños de porciones reducidas.

CONSUMO DE SODIO

Disminuir el consumo diario de sodio, reduciendo la cantidad que se consume adicionalmente en las comidas del diario, existen muchos productos que contienen mucho sodio, además de la sal de mesa, sin que lo notemos, por ejemplo, los refrescos normales o de dieta contienen una gran cantidad de sodio que en personas con alteraciones metabólicas de este producto se ve reflejado con la inflamación de los tejidos a expensas de acumulación de líquidos corporales.

También en algunos alimentos se utiliza el sodio combinado con otras sustancias como conservadores para productos enlatados o en frascos. En la comida china por ejemplo, se usa mucho el glutamato de sodio, en la salsa de soya que se usa de manera muy regular y en buena cantidad.

Como vemos, los conceptos mencionados no son muy complicados, son de fácil acceso. La  práctica de estas medidas nos lleva a lo que llamamos cambio en el estilo de vida.

Promover un estilo de vida saludable dentro de la familia, debe ser una prioridad, los seres humanos desde pequeños van adquiriendo hábitos y adoptan las conductas de los adultos. Somos su ejemplo, finalmente a nuestra familia no solo le trasmitimos lo que sabemos, sino lo que somos.

 

Dra. Rosa Alicia Luna

1 thought on “Salud Alimentaria

  • 🙂

    Muy motivante tu redacción y hay cuantiosas cosas que no conocía que me has aclarado, esta espectacular..

    te quería agradecer el tiempo que dedicaste, con unas infinitas gracias, por aconsejar a personas como yo
    jijiji.

    Besos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *