DÍA MUNDIAL DE LA TUBERCULOSIS

 

24 DE MARZO EL DÍA MUNDIAL DE

LA TUBERCULOSIS

 

El 24 de marzo de 1882, Roberto Koch presentó sus hallazgos acerca de un bacilo que es el causante de la tuberculosis. Para poder afirmar eso, Koch, observó las bacterias de lesiones, las aisló e inoculó en cobayos. Después de que los bacilos crecieron en los animales, los extrajo y los inoculó de nuevo en otros que desarrollaron las lesiones que eran similares a las observadas en la Tisis de los humanos. Estos pasos son conocidos como los “Postulados de Koch” y sirvieron de base para que cualquier microorganismo sospechoso de causar una enfermedad tuviera que probarse de la misma manera.

La tuberculosis es una de las infecciones más importantes de la historia de la humanidad. Hasta hace unos cincuenta años se pensaba que se había controlado y dejó de estar entre las causas más importantes de muerte. Los medicamentos antituberculosos se consideraban maravillosos y se creía que la enfermedad desaparecería.

En los años setenta empezó a haber casos de resistencia a la isoniacida, la principal droga contra el bacilo y por si fuera poco la aparición del virus de la Inmunodeficiencia Humana en los ochentas, la hicieron la enfermedad reemergente más importante. Al entrar el siglo XXI se tenía un repunte de gran consideración. Morían casi dos millones de personas en el mundo cada año, siendo con el SIDA y el paludismo, los problemas infecciosos más graves, particularmente en los países pobres.

La Organización Mundial para la Salud justifica el señalamiento de este día porque:

El Día Mundial de la Tuberculosis sirve para generar un mayor nivel de conciencia respecto de la epidemia mundial de tuberculosis y de los esfuerzos para acabar con la enfermedad. Actualmente, un tercio de la población mundial está infectada de tuberculosis. La Alianza Mundial Alto a la Tuberculosis, red de organizaciones y países que lucha contra la enfermedad, organiza el Día Mundial para dar a conocer el alcance de la enfermedad y las formas de prevenirla y curarla.

Para poder combatir la enfermedad, se estableció una alianza contra la tuberculosis mediante “la Estrategia Alto a la tuberculosis”, que consta de los siguientes aspectos:

VISIÓN

UN MUNDO LIBRE DE TUBERCULOSIS

FINALIDAD

Reducir sustancialmente la carga mundial de tuberculosis para 2015, en consonancia con los Objetivos de Desarrollo del Milenio y las metas de la alianza Alto a la Tuberculosis.

 

OBJETIVOS

  • Alcanzar el acceso universal a la atención de alta calidad para todos los pacientes con tuberculosis;
  • Reducir el sufrimiento humano y la carga socioeconómica asociados a la tuberculosis;
  • Proteger a las poblaciones vulnerables de la tuberculosis, la coinfección TB/VIH y la tuberculosis multirresistente;
  • Apoyar el desarrollo de nuevas herramientas y facilitar su uso efectivo y oportuno;
  • Proteger y promover los derechos humanos en la prevención, atención y control de la tuberculosis.

 

METAS

  • ODM 6, Meta 8: Detener y comenzar a reducir la incidencia de tuberculosis para 2015;
  • Metas asociadas con los ODM y refrendadas por la alianza Alto a la Tuberculosis:
    – 2015: reducir la prevalencia y la mortalidad por tuberculosis en un 50% respecto a 1990
    – 2050: eliminar la tuberculosis como problema de salud pública (1 caso por millón de habitantes)

 

Componentes de la estrategia ALTO A LA TUBERCULOSIS

  1. Proseguir la expansión de un DOTS de calidad y mejorarlo
  • Garantizar un compromiso político con financiación adecuada y sostenida;
  • Asegurar la detección temprana de casos mediante pruebas bacteriológicas de calidad garantizada;
  • Proporcionar un tratamiento estandarizado, con supervisión y apoyo al paciente;
  • Asegurar un sistema eficaz de suministro y gestión de medicamentos;
  • Monitorear y evaluar el desempeño e impacto de las acciones de control.

 

  1. Abordar la coinfección TB/VIH, la tuberculosis multirresistente y las necesidades de las poblaciones pobres y vulnerables
  • Expandir la implementación de las actividades de colaboración TB/VIH;
  • Expandir las actividades de prevención y control de la tuberculosis multirresistente;
  • Abordar las necesidades de los contactos de pacientes con TB y de las poblaciones pobres y vulnerables.

 

  1. Contribuir al fortalecimiento del sistema de salud basado en la atención primaria
  • Contribuir a la mejora de las políticas de salud, desarrollo de los recursos humanos, financiación, suministros, prestación de servicios e información;
  • Fortalecer el control de infecciones en los servicios de salud, sitios de congregación y en los hogares;
  • Mejorar la redes de laboratorios e implementar Atención Integral de TB y Enfermedades Respiratorias (AITER/PAL);
  • Adaptar intervenciones exitosas en otros campos y sectores; y fomentar la acción sobre los determinantes sociales de la salud.

 

  1. Involucrar a todos los proveedores de salud
  • Involucrar a todos los proveedores de salud públicos, voluntarios, corporativos y privados a través de la iniciativa Alianza Público-Privado (APP/PPM);
  • Promover las Estándares Internacionales de la Atención de la Tuberculosis.

 

  1. Empoderar a los afectados por la tuberculosis y a las comunidades mediante alianzas
  • Proseguir las actividades de abogacía, comunicación y movilización social (ACMS);
  • Fomentar la participación comunitaria en la promoción de la salud, prevención y atención de la tuberculosis;
  • Promover la Carta del Paciente para la atención de la tuberculosis.

 

  1. Posibilitar y promover investigaciones
  • Realizar investigaciones operativas con enfoque programático;
  • Abogar y participar en investigaciones para el desarrollo de nuevos métodos de diagnóstico, medicamentos y vacunas.

 

Dr. Héctor Rivera Valenzuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *