ALIMENTOS EN EL EMBARAZO

 

 

ALIMENTOS EN EL EMBARAZO

Para que un embarazo llegue a feliz término se tienen que reunir una serie de factores que incluyen un estado de salud óptimo previo a la concepción, por eso es muy importante tener un peso ideal, una alimentación sana y un aporte adicional de ácido fólico antes de embarazarse.

El embarazo es un estado fisiológico de la mujer en la cual se suscitan cambios en el metabolismo en diferentes momentos y los cambios en los hábitos alimenticios no son la excepción. La sabia naturaleza nos va diciendo lo que necesitamos de nutrientes por trimestre. En los primeros tres meses el bebé se encuentra en fase de formación, requiere proteínas para formar sus órganos y sus huesos; a pesar de las náuseas y vómitos que caracterizan los primeros meses del embarazo el bebé se va desarrollando sin detenerse, para él es una etapa crucial y la madre requiere de una alimentación especial, alta en proteínas, vitaminas, calcio, fósforo, así que se debe incrementar la ingesta de leche, queso yogurt, pescado, atún, pollo y carne.

Además la futura madre debe iniciar con vitaminas adicionales incluyendo el ácido fólico, ya que éste previene los defectos del tubo neural.

Algunos investigadores indican que existe un nutriente importante que puede prevenir los defectos del tubo neural también, éste es la colina, un nutriente poco conocido pero que se considera esencial para el organismo humano. Necesitarás tomar 450 mcg de colina diarios. La gran mayoría de vitaminas prenatales no contienen este nutriente, así que lo tendrás que obtener por medio de alimentos.

La colina está presente en el huevo, los cacahuates, el germen de trigo, el betabel, la soya, los garbanzos, las lentejas, coliflor, bacalao y el arroz, entre otros. La mujer embarazada deberá consumir estos alimentos diariamente.

En el segundo trimestre del embarazo el bebé ya está formado, solo le falta crecer hasta su tamaño que genéticamente esté definido; en esta etapa aún requiere proteínas pues tiene que seguir creciendo. También las vitaminas son importantes para la madre, sobre todo la vitamina A, ya que el estiramiento de la piel por el crecimiento del abdomen requiere un reforzamiento de las fibras de colágeno y del proceso de regeneración de la piel.

Las llamadas estrías son producto de las lesiones que se producen al rascado involuntario del abdomen por el estiramiento de la piel, ésta debe ser reforzada con alimentos ricos en vitamina A como la zanahoria, el mango y también vitamina E, como las verduras verdes, lechuga, pepino, brócoli, perejil entre otros. También juegan un papel muy importante las cremas a base de estas vitaminas que ayudan a darle elasticidad a la piel.

Durante el embarazo una molestia muy común son las agruras, a partir del segundo trimestre algunas mujeres presentan un ardor muy molesto en la boca del estómago, aunque se pueden controlar, en algunas embarazadas pueden resultar muy dolorosas.

La alimentación libre de alimentos ácidos, ayuda en gran medida a controlar las agruras, aumentar los alimentos lácteos, comer en pequeñas raciones y no dejar de comer por más de cuatro horas.

En el tercer trimestre del embarazo, el bebé inicia un fase de crecimiento rápido con la demanda más alta de algunos nutrientes como el calcio y el hierro; la repercusión en la madre es más severa, como la debilidad en la dentadura con la presencia de caries hasta la pérdida de piezas dentales; en el caso del hierro, los bebés lo absorben en mayor cantidad y algunas mujeres al no compensar la falta de hierro, padecen de anemia, que debe ser atendida porque ésta se acentuará más cuando llegue la hora del parto o la cesárea, en su caso, por la pérdida de sangre, la recuperación será más tardía y se torna una situación muy crítica por la demanda de cuidados del recién nacido.

Para esto es recomendable incrementar las comidas altas en hierro como las lentejas, frijol y verduras verdes.

En este tercer trimestre se presenta en ocasiones estreñimiento que debe ser controlado con abundantes líquidos y alimentos laxantes como la naranja, la piña, las ciruelas, entre otras.

Las calorías que se ingieren durante el embarazo deben ser solo las necesarias para el crecimiento del bebé, un exceso de calorías puede producir trastornos durante el nacimiento del producto, por eso la recomendación de tener un peso adecuado antes de embarazarse.

Un elemento importante durante del embarazo es el consumo de sal, la presión que ejerce el niño hacia la zona inguinal hace que los miembros inferiores se inflamen y causen dolor e incomodidad para caminar, aparte de que el sobrepeso puede causar alta presión y poner en riesgo a la madre y al bebé. Por consiguiente el uso de la sal debe ser restringido como medida precautoria.

Es importante saber que estamos hablando de personas sanas que cursan con un embarazo normal, sin embargo, existen mujeres que se embarazan teniendo una enfermedad como diabetes o hipertensión arterial, que deben llevar una dieta vigilada por un nutriólogo y evitar complicaciones durante el embarazo, el parto y aun después del nacimiento del niño.

Después del nacimiento, la dieta de una mujer debe ser adecuada a los requerimientos, ya sea baja en calorías, baja en sal, alta en proteínas y vitaminas y también beber la cantidad de líquidos necesaria para efectos de una lactancia exitosa.

 

Finalmente la dieta durante el embarazo también debe ser personalizada, de acuerdo a los antecedentes hereditarios, edad, tiempo de gestación, disponibilidad de alimentos, peso y resultados de exámenes de laboratorio.

EL PESO ANTES DEL EMBARAZO ES TAMBIEN IMPORTANTE

LA DIETA EN UNA EMBARAZADA DEBE SER PERSONAL

ELEMENTAL: ÁCIDO FÓLICO ANTES DEL EMBARAZO

 

DRA. ROSA ALICIA LUNA V. GOMEZ.

3 thoughts on “ALIMENTOS EN EL EMBARAZO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *