COMIDA EN LA CALLE, UN PLACER RIESGOSO PARA TU HÍGADO


 

 

COMIDA EN LA CALLE, UN PLACER RIESGOSO

PARA TU HÍGADO

 

¿Está consciente de lo que se lleva a la boca? Comer en la calle puede llevarlo a padecer graves enfermedades, entre ellas una hepatitis.

¿Qué es la hepatitis infecciosa?

La hepatitis infecciosa es una enfermedad producida por diversos virus, entre ellos el virus de la hepatitis A. Esta enfermedad afecta a todo el cuerpo, dañando predominantemente al hígado, provocando inflamación y evitando así que funcione correctamente.

¿Quiénes estamos en riesgo de contraer la Hepatitis A?

Puede contraerla cualquier persona, sin distinción de sexo o edad, pero hay ciertos grupos de personas que tienen más riesgo de padecerla, por ejemplo, aquellas personas que:

  • Viven con una persona que padece hepatitis.
  • Tienen prácticas sexuales que implican contacto oral y anal.
  • Están en contacto cercano con niños que asisten a guarderías o adultos en asilos.
  • Trabajan en hospitales, centros de rehabilitación o asilos.
  • No se lavan las manos correctamente antes de comer o preparar alimentos y después de ir al baño.
  • Comen o beben alimentos contaminados.

¿Cómo puedo contagiarme de Hepatitis A?

La forma más común de contagio es la vía fecal – oral, esto es, ingerir de alguna manera restos de heces (excremento humano).  Un claro y habitual ejemplo de lo anterior es al comer en un establecimiento en la calle o de dudosa salubridad e higiene, exponiéndose a que los alimentos estén contaminados con restos de heces que contienen el virus de la Hepatitis A.

Si quien cocina su comida no limpia de forma adecuada los alimentos o no se lava las manos correctamente, puede contagiarlo a usted al prepararlos, ya que tiene la capacidad de transmitir la infección hasta dos semanas antes de que la enfermedad se manifieste, y hasta una semana después de la aparente curación. Incluso usted mismo puedes ser el que contamina su propia comida, pues este virus sigue viable en sus manos dispuesto a infectarlo ¡hasta 4 horas esperando a ser ingerido!

¿Cómo sé que tengo hepatitis A?

Su inicio es silencioso y lento, y se caracteriza por:

  • Fiebre
  • Malestar general
  • Falta de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal

Conforme avanza la enfermedad, usted podría presentar además una coloración oscura en la orina, pigmentación amarilla en la piel, comezón y/o decoloración de las heces fecales (tornándose a un color arcilla).

Es difícil que usted por sí solo pueda saber si está realmente enfermo de hepatitis A, por lo tanto, debe recibir atención médica para lograr tener un diagnóstico certero.

¿Cuándo puedo sospechar si contraje hepatitis A?

Todas las infecciones tienen periodo de incubación, en el cual no se presentan síntomas aún. El de este virus puede ser de 10 a 50 días, con un promedio de 28 días, por lo tanto no es de un día a otro. Una vez instalada la sintomatología, su duración es variable y va desde una enfermedad leve que dura de una a dos semanas hasta una infección peligrosa e incapacitante que permanece varios meses.

¿Hay tratamiento?

No existe tratamiento específico para le hepatitis, pero usualmente se recomienda reposo en cama hasta que se eliminen los síntomas espontáneamente. No obstante, el médico es el único que puede instalar un tratamiento adecuado para usted.

¿Cómo puedo prevenirlo?

  • Prepare sus alimentos (el virus puede morir con cloro o al ser expuesto al agua hirviendo por un minuto).
  • Evite comer en la calle lo más posible, o acuda a establecimientos con controles de salubridad estrictos.
  • Si está dentro de un grupo de riesgo para esta enfermedad, platique con su médico acerca de la aplicación de la vacuna, lo que podría brindarle protección hasta por 10 años.
  • Lo más importante es que se lave bien las manos antes de comer, antes de preparar los alimentos y después de ir al baño.

La hepatitis A podría estar en cualquier puesto de la esquina: comer algo barato puede salirle caro.

Referencias

  • Miranda F. Manual de procedimientos estandarizados para la vigilancia epidemiológica de las hepatitis virales. Secretaria de Salud. México. 2012. http://www.epidemiologia.salud.gob.mx/doctos/infoepid/vig_epid_manuales/12_2012_Manual_HepVirales_1novt12.pdf [consulta: 3-29-2014].
  • Fernández SG, Roll C,  Alarcón G,  Jiménez M,  Gutiérrez M. Intervención educativa sobre hepatitis viral A en  escolares de séptimo grado. MEDISAN 2008;12(2). http://bvs.sld.cu/revistas/san/vol12_2_08/san10208.htm [consulta: 3-29-2014].
  • Halabe J, Felipe A. Hepatitis viral. Rev Fac Med UNAM Vol.43 No.3 Mayo-Junio, 2000. http://www.ejournal.unam.mx/rfm/no43-3/RFM43306.pdf [consulta: 3-29-2014].
  • Lazcano-Ponce E, Conde-Gonzalez C, Ortega-Barria E. Seroprevalence of hepatitis A virus in a cross-sectional study in Mexico. Hum Vaccin Immunother. 2013;9(2): 375-381
  • Fauci, AS.Harrison’s infectious diseases.Harrison’s infectious diseases.Boston,McGraw Hill,2008,págs.893-917.

 

E.M. Wendy Stephanie Nieves Pérez – E.M. Luis Manuel Quintana Hernández

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *