Interesantes datos sobre la diversidad del Cáncer

Interesantes datos sobre la diversidad del Cáncer

Cáncer Óseo

Es raro que un cáncer empiece su desarrollo en el hueso. Es más común que el cáncer se haya diseminado al hueso desde otras partes del cuerpo.

Existen tres tipos de cáncer óseo:

Osteosarcoma: generalmente, se desarrolla entre los 10 y 19 años de edad y ocurre más comúnmente en la rodilla o en la parte superior del brazo

Condrosarcoma: comienza en el cartílago, por lo general después de los 50 años de edad

Sarcoma de Ewing: ocurre más frecuentemente en niños y adolescentes varones menores de 19 años.

El síntoma más común del cáncer de hueso es el dolor. Otros síntomas varían dependiendo de la ubicación y el tamaño del cáncer. La cirugía suele ser el tratamiento habitual. Otros tratamientos pueden incluir amputación, quimioterapia y radiación. Debido a que el cáncer de hueso puede volver después del tratamiento, es importante que se realicen visitas regulares de seguimiento.

¿Qué es el Cáncer de Esófago?

El cáncer de esófago comprende dos tipos principales, adenocarcinoma y carcinoma de células escamosas. El adenocarcinoma de esófago es el más común en los Estados Unidos. Los hombres de todos los grupos raciales o étnicos presentan índices de incidencia y mortalidad más elevados que las mujeres. Históricamente, los índices de incidencia y mortalidad por cáncer de esófago en los hombres afroamericanos han sido más altos que en los hombres blancos. Sin embargo, un descenso constante en la última década combinado con un alza en los índices entre los hombres blancos ha invertido dicha tendencia. No se ha observado una tendencia hacia la baja en la mortalidad en otros grupos raciales o étnicos.

Los factores de riesgo del cáncer de esófago son el tabaquismo, el consumo de alcohol, el esófago de Barrett, el reflujo gástrico y tener una mayor edad. Los signos comunes del cáncer de esófago son dolor o dificultad para pasar alimentos y la pérdida de peso. No hay exámenes de detección convencionales o de rutina para el cáncer de esófago. Las pruebas y procedimientos que se utilizan para detectar y diagnosticar el cáncer de esófago son un examen físico, Esofagogastroduodenoscopia, radiografía del tórax y la prueba de ingesta de bario. Las alternativas convencionales de tratamiento para el cáncer de esófago son la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia láser, la electrocoagulación o la terapia dirigida.

Prevención del cáncer cervical mediante la vacunación

Se han aprobado dos vacunas para prevenir el cáncer cervical: Gardasil and Cervarix. “ambas inmunizaciones son preventivas y funcionan igual que otras vacunas que previenen las enfermedades ocasionadas por virus y bacterias, en el sentido de que la vacuna activa al cuerpo para que produzca anticuerpos (sustancias que combaten las enfermedades) para proteger contra la infección”.

Se ha determinado que ambas vacunas son eficaces para la prevención del cáncer cervical causado por dos cepas del VPH de alto riesgo, responsables de cerca del 70 por ciento de los casos de esta forma de cáncer. No obstante, ambas sólo son eficaces si se administran antes de infectarse con las cepas contenidas en ellas.

Ninguna vacuna protegerá contra las cepas del VPH que no estén contenidas en la inmunización, lo cual también puede causar algunos tipos de cáncer, ni puede usarse para tratar las infecciones con el VPH ni el cáncer cervical.

Se ha aprobado Gardasil para administrarse a las mujeres de 9 a 26 años de edad para la prevención del cáncer cervical, así como para los de la vulva, de la vagina y del año, además de las verrugas venéreas. También está aprobado para la prevención de verrugas venéreas y cáncer del ano en los varones de 9 a 26 años. Y Cervarix está aprobada para administrarse a las mujeres de 9 a 25 años para la prevención del cáncer cervical.

“Las mujeres, incluso las que ya han sido vacunadas, deben seguir haciéndose la prueba de Papanicolaou, pues es fundamental para detectar el cáncer cervical y los cambios que lo preceden”, se recomienda.

 

HOSPITAL MEXICO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *