Los medicamentos y el hígado no se llevan

Los medicamentos y el hígado no se llevan

El hígado es un órgano excepcional, aunque subestimado. Convierte los nutrientes que ingerimos en sustancias que el cuerpo puede aprovechar, y las toxinas en sustancias inofensivas, o se asegura de que sean eliminadas del organismo.

Cuando el hígado funciona bien, nuestro metabolismo muestra un equilibrio que vibra. Pero a veces los medicamentos y los suplementos alimenticios pueden causar estragos en ese sistema, acarreando problemas hepáticos peligrosos. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) se esfuerza por prevenir los daños hepáticos ocasionados por los medicamentos.

“Cualquier medicamento puede ocasionar problemas hepáticos peligrosos, pero afortunadamente este tipo de problemas rara vez ocurre”,

“Es difícil predecir cómo afectarán los medicamentos el hígado porque la manera en que cada paciente responde a un medicamento determinado es diferente. Nuestro objetivo es prevenir la toxicidad en los fármacos”.

El fallo hepático fulminante consiste en un rápido deterioro de la capacidad del órgano para funcionar. Los datos sugieren que los suplementos alimenticios y los medicamentos de venta sin receta son los causantes de más casos de fallos hepáticos fulminantes que todas las demás causas combinadas.

La FDA ha identificado varios casos de daños hepáticos ocasionados por suplementos alimenticios. Por ejemplo, la dependencia ha emitido avisos de salud pública y enviado cartas de advertencia a las empresas que comercializan suplementos para adelgazar o para aumentar la masa muscular.

En cierto caso, una empresa de Texas aceptó retirar y destruir ciertos suplementos alimenticios tras descubrir una interrelación entre esos productos y los casos de insuficiencia hepática y de hepatitis cuyo origen no es viral.

Reumofan

Se señala que debido a que uno de los medicamentos que se encuentran en los productos Reumofan es un corticosteroide, no es recomendable que se tome sin la supervisión médica. Los corticosteroides son medicamentos utilizados para reducir la inflamación. La interrupción repentina podría causar el síndrome de abstinencia y represión de las glándulas suprarrenales que regulan una serie de hormonas y funciones del cuerpo y que podría poner en peligro la vida. El riesgo de síndrome de abstinencia depende de un número de variables que deben ser evaluadas por un profesional de la salud.

Reumofan Plus y Reumofan Plus Premium se comercializan como complementos dietéticos “naturales” para el tratamiento de la artritis, dolor muscular, osteoporosis (adelgazamiento del tejido óseo y la pérdida de densidad ósea), cáncer de hueso y otras condiciones. Estos productos son fabricados en México por Riger Naturals y se vende ampliamente en la Internet, así como en mercados de pulgas y algunas otras tiendas. La FDA está trabajado con la Secretaria de Salud de México, la cual emitió una advertencia de salud para el público y ordenó a Riger Naturals que retirara los productos del mercado.

Prevención del cáncer cervical mediante la vacunación

Se han aprobado dos vacunas para prevenir el cáncer cervical: Gardasil and Cervarix. “ambas inmunizaciones son preventivas y funcionan igual que otras vacunas que previenen las enfermedades ocasionadas por virus y bacterias, en el sentido de que la vacuna activa al cuerpo para que produzca anticuerpos (sustancias que combaten las enfermedades) para proteger contra la infección”.

Se ha determinado que ambas vacunas son eficaces para la prevención del cáncer cervical causado por dos cepas del VPH de alto riesgo, responsables de cerca del 70 por ciento de los casos de esta forma de cáncer. No obstante, ambas sólo son eficaces si se administran antes de infectarse con las cepas contenidas en ellas. Ninguna vacuna protegerá contra las cepas del VPH que no estén contenidas en la inmunización, lo cual también puede causar algunos tipos de cáncer, ni puede usarse para tratar las infecciones con el VPH ni el cáncer cervical.

Se ha aprobado Gardasil para administrarse a las mujeres de 9 a 26 años de edad para la prevención del cáncer cervical, así como para los de la vulva, de la vagina y del año, además de las verrugas venéreas. También está aprobado para la prevención de verrugas venéreas y cáncer del ano en los varones de 9 a 26 años. Y Cervarix está aprobada para administrarse a las mujeres de 9 a 25 años para la prevención del cáncer cervical.

“Las mujeres, incluso las que ya han sido vacunadas, deben seguir haciéndose la prueba de Papanicolaou, pues es fundamental para detectar el cáncer cervical y los cambios que lo preceden”, se recomienda.

HOSPITAL MEXICO

1 thought on “Los medicamentos y el hígado no se llevan

  • ¡Genial! A pesar de tener muchas palabras lo he analizado de un tirón y he bajado a la zona de comentarios directamente para agradecerte esta entrada, excelente !
    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *