CÁNCER DE MAMA INFLAMATORIO

CÁNCER DE MAMA INFLAMATORIO

El cáncer inflamatorio de seno es una enfermedad poco común y muy maligna en la cual las células cancerosas obstruyen los vasos linfáticos de la piel del seno. Este tipo de cáncer de seno se llama “inflamatorio” porque muchas veces el seno se ve hinchado y enrojecido, o “inflamado”.

El cáncer inflamatorio de seno representa de 1% a 5% de todos los diagnósticos de cáncer de seno en los Estados Unidos. La mayoría de los cánceres inflamatorios de seno son carcinomas ductales invasores. En otras palabras, se forman de las células que revisten los conductos de leche en el seno y después se diseminan afuera de estos conductos.

El cáncer inflamatorio de seno progresa con rapidez, usualmente en solo semanas o meses. El cáncer inflamatorio de seno se presenta en estadio III o en estadio IV al momento del diagnóstico, lo que depende de que el cáncer se haya extendido solo a los ganglios linfáticos cercanos o a otros tejidos también.

Otras características del cáncer inflamatorio de seno son las siguientes:

  • En comparación con otros tipos de cáncer de seno, el cáncer inflamatorio de seno tiende a ser diagnosticado a una edad más joven (a una mediana de edad de 57 años, en comparación con una mediana de edad de 62 años para otros tipos de cáncer de seno).
  • Las mujeres afroamericanas presentan cáncer inflamatorio de seno con mayor frecuencia y a una edad más joven que las mujeres blancas. La mediana de edad al momento del diagnóstico entre las mujeres afroamericanas es 54 años, en comparación con una mediana de edad de 58 años entre las mujeres blancas.
  • Los tumores inflamatorios de seno, generalmente, presentan receptores negativos de hormonas, lo cual significa que las terapias hormonales, como tamoxifeno, que interfieren con el crecimiento de las células cancerosas que se abastecen de estrógeno, pueden no ser efectivas contra esos tumores.
  • El cáncer inflamatorio de seno es más común en mujeres obesas que en mujeres con peso normal.

Así como con otros tipos de cáncer de seno, el cáncer inflamatorio de seno puede ocurrir en hombres, aunque ordinariamente a una edad mayor que las mujeres.

Los síntomas del cáncer inflamatorio de seno son hinchazón (edema) y enrojecimiento (eritema), los cuales afectan un tercio o más del seno. La piel del seno puede también tener un color rosado, rojizo amoratado o magullado; o tener rebordes y parece estar picada, como la cáscara de la naranja.

Estos síntomas son causados por la acumulación de líquido (linfa) en la piel del seno. Esta acumulación ocurre debido a que las células del cáncer han obstruido los vasos linfáticos de la piel, lo cual impide el flujo normal de la linfa a través del tejido. Algunas veces, el seno puede tener un tumor sólido que se puede palpar en un examen físico, pero, muy frecuentemente, no se palpa un tumor.

Otros síntomas del cáncer inflamatorio de seno son un rápido aumento del tamaño del seno, sensación de pesadez, ardor, dolor en el seno o un pezón invertido (sumido hacia adentro). También se pueden encontrar ganglios linfáticos hinchados en la axila, cerca de la clavícula o en ambos lugares.

Sin embargo, es importante notar que estos síntomas pueden ser también signos de otras enfermedades o estados como una infección, una lesión u otro tipo de cáncer de seno que ha avanzado localmente. Por esta razón, las mujeres con cáncer inflamatorio de seno, usualmente, tienen un diagnóstico demorado de su enfermedad.

El cáncer inflamatorio de seno puede ser difícil de diagnosticar. A menudo, no está presente un bulto que se pueda palpar durante un examen físico o que se pueda ver en una mamografía de detección. Además, la mayoría de las mujeres diagnosticadas con cáncer inflamatorio de seno presentan tejido no graso (denso) en el seno, lo cual dificulta más que se detecte el cáncer en una mamografía de detección. Igualmente, debido a que el cáncer inflamatorio de seno es muy maligno, puede aparecer después de haberse hecho una mamografía de detección programada y antes de hacerse la siguiente y progresar con rapidez. Los síntomas del cáncer inflamatorio de seno pueden identificarse equivocadamente como síntomas de mastitis, la cual es una infección del seno, o de otra forma de cáncer de seno de avance local.

Para ayudar a evitar demoras en el diagnóstico y en la elección del mejor curso de tratamiento, un panel internacional de expertos publicó directrices sobre cómo los médicos pueden diagnosticar y determinar correctamente el estadio del cáncer inflamatorio de seno. Sus recomendaciones se resumen a continuación.

Los criterios mínimos para diagnosticar el cáncer inflamatorio de seno son:

  • La aparición súbita de eritema (enrojecimiento), edema (hinchazón) y la apariencia como de cáscara de naranja y calor anormal del seno, con o sin un bulto que se pueda palpar.
  • Los síntomas mencionados arriba se han presentado en menos de 6 meses.
  • El eritema cubre por lo menos un tercio del seno.
  • Las muestras iniciales de biopsias del seno afectado indican carcinoma invasor.
  • Debe ser valorado por un Ginecólogo Oncólogo o un Cirujano Oncólogo.

Una mayor examinación del tejido del seno afectado deberá comprender pruebas para ver si las células del cáncer presentan receptores hormonales (receptores de estrógeno y de progesterona) o una mutación que hace que las células produzcan concentraciones más altas de lo normal de la proteína HER2 (cáncer de seno HER2 positivo).

Las exploraciones con imágenes y pruebas de estadificación deberán comprender:

  • Una mamografía de diagnóstico y una ecografía del seno y de los ganglios linfáticos regionales (cercanos).
  • Una tomografía por emisión de positrones (PET scan, en inglés) o una tomografía computarizada (CT scan, en inglés) y una exploración ósea para ver si el cáncer se ha diseminado a otras partes del cuerpo.

El diagnóstico y la estadificación correctos del cáncer ayudan a los médicos a formular el mejor plan de tratamiento y a calcular los resultados probables de la enfermedad, como la posibilidad de recurrencia y de supervivencia.

TRATAMIENTO

El cáncer inflamatorio de seno primero se trata con quimioterapia sistémica para ayudar a reducir el tumor, después con cirugía para extirpar el tumor, seguida por radioterapia. Este enfoque terapéutico se llama enfoque multimodal. Estudios han mostrado que las mujeres con cáncer inflamatorio de seno tratadas con enfoque multimodal presentan mejor reacción al tratamiento y una supervivencia más prolongada.

PRONÓSTICO

A menudo, el pronóstico, o el posible resultado, de un paciente diagnosticado con cáncer son vistos como la posibilidad de que el cáncer será tratado con éxito y que el paciente se recuperará por completo. Varios factores pueden influir en el pronóstico del paciente con cáncer, tales como el tipo y la ubicación del cáncer, el estadio de la enfermedad, la edad y la salud general del paciente, y el grado de reacción de la enfermedad del paciente al tratamiento.

Debido a que, usualmente, el cáncer inflamatorio de seno se forma con rapidez y se disemina malignamente a otras partes del cuerpo, las mujeres diagnosticadas con esta enfermedad, en general, no sobreviven tanto como las mujeres diagnosticadas con otros tipos de cáncer de seno. De acuerdo a estadísticas del Programa de Vigilancia,Epidemiología y Resultados Finales (SEER) del Instituto Nacional del Cáncer (NCI), la supervivencia relativa a 5 años para mujeres diagnosticadas con cáncer inflamatorio de seno entre los años 1988 y 2001 fue 34%, comparadas con una supervivencia relativa a 5 años de hasta 87% entre mujeres diagnosticadas con otros estadios de cánceres invasores de seno.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que las estadísticas de supervivencia se basan en un gran número de pacientes y que el pronóstico individual de una mujer podría ser mejor o peor, dependiendo de las características de su tumor y de antecedentes médicos. Se recomienda que las mujeres que tienen cáncer inflamatorio de seno consulten con su médico acerca de su pronóstico, dada su situación particular.

Investigación en curso, especialmente a nivel molecular, mejorará nuestro conocimiento sobre cómo comienza y progresa el cáncer inflamatorio de seno. Este conocimiento deberá permitir la creación de nuevos tratamientos y de pronósticos más precisos para mujeres diagnosticadas con dicha enfermedad. Por este motivo, es importante que las mujeres que son diagnosticadas con cáncer inflamatorio de seno consulten con su médico sobre la opción de participar en un estudio clínico.

 

Instituto Nacional de Cáncer

      de los Institutos Nacionales de la Salud de los E.E.U.U.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *