FAUNA NOCIVA: RIESGO COTIDIANO PARA ENFERMEDADES

FAUNA NOCIVA:

RIESGO COTIDIANO PARA ENFERMEDADES

Aunque los insectos o animales ponzoñosos se pueden presentar todo el año, es durante la época de verano y de lluvias cuando tienden a aparecer dentro de nuestros hogares o patios, ya que buscan áreas frescas o de protección.

Se considera dentro de la fauna nociva urbana aquellas especies animales que son capaces de ocasionar daños a la salud, como transmisores de enfermedades epidémicas o destruyendo bienes personales (alimentos, instalaciones, equipos), haciéndoles perder su eficacia, presentación o su valor y originando también daños materiales.

La fauna nociva urbana son aquellas especies animales que, bajo ciertas condiciones ambientales, incrementan su población y se convierten en plaga, aunque desde el punto de vista biológico, no existe fauna nociva, porque se considera que cada especie tiene una función en el ecosistema.

Las principales especies consideradas dentro del grupo de Fauna Nociva son las arañas, cucarachas, hormigas, moscas, mosquitos, polilla de la madera, abejas, tijerillas, ratas, murciélagos, chinches, pulgas, garrapatas, caracoles de patio, ranas, lagartijas, palomas, termitas, alacranes, gusanos, grillos, etc.

Para reproducirse, las plagas necesitan: agua, refugio, alimento y las condiciones generales para desarrollarse (humedad-temperatura).

Pero todos ellos tienen características comunes que favorecen su presentación y crecimiento, como son la falta de higiene, acumulo de objetos, crecimiento de hierbas, drenajes abiertos, pozos sin cubrir, basureros clandestinos, fecalismo al aire libre, desechos biológicos, quema de llantas y pastizales, presencia de humedad, grietas en inmuebles, invasión de hábitats naturales, etc.

Ejemplos de tipo de fauna nociva y algunas enfermedades relacionadas:

 

GRUPOS

INSECTO / ANIMAL

 

ENFERMEDADES QUE PRODUCEN

ROEDORES Hantavirus, Leptospirosis, Teniasis, Triquinosis, Toxoplasmosis, Tifus murino, Meningitis, Peste, Brucelosis, Tularemia
ARÁCNIDOS Reacciones alérgicas severas, Afecciones de la piel, Envenenamientos, insuficiencia cardio-respiratoria, Parálisis general
MOSCAS Cólera, Intoxicaciones alimentarias, Fiebre, Tifoidea, Salmonelosis, Tracoma (infección ojos que produce ceguera)
MOSQUITOS Dengue, Paludismo, Virus Oeste Nilo, Chikungunya, Fiebre Amarilla, Filariasis (elefantiasis), Encefalitis
ANFIBIOS Salmonelosis, Reacciones alérgicas severas, Afecciones de la piel, Envenenamientos, Gastroenteritis recurrentes
ECTOPARÁSITOS Rickettsiosis, Ehrlichiosis, Abscesos dérmicos, Escabiosis, Pediculosis, Asma, Intoxicaciones por veneno, Encefalitis, Insuficiencia corazón-riñón, Gastroenteritis recurrentes

 

PREVENCIÓN Y CONTROL

  • Lo principal es evitar su presencia, así que No darles “de comer”, ni ofrecerles “vivienda”
  • Mantener la higiene dentro y fuera de nuestras casas
  • Proteger las habitaciones con mosquiteros, aislamiento de almacenes y cocinas, etc.
  • Depositar la basura en lugares apropiados
  • Revisar tu cuerpo y el de tu familia, si presentan algún parásito visible, retíralo con cuidado y posteriormente lava bien el área
  • Fomentar la higiene personal y en torno a toda tu familia
  • Utilizar shampoo especial o repelentes, según el tipo de parásito
  • Eliminar tanques de agua, cubetas, llantas, latas, botellas, juguetes, etc., que ya no utilices; de esta forma no acumulas basura ni hay objetos que estanquen agua
  • Vacunar, bañar y desparasitar a tus mascotas
  • Recoger diariamente las excretas de tus mascotas
  • Es muy importante fumigar la casa y patio mínimo 3 veces al año, con productos autorizados y seguros para tu familia y mascotas

 

DRA. ANGÉLICA PON MÉNDEZ

MÉDICO ESPECIALISTA EN EPIDEMIOLOGÍA Y SALUD PÚBLICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *