¿Piedras en la Vesícula?

¿Piedras en la Vesícula?

Enfermedad muy común en México

 

La Colecistolitiasis, “piedras en la vesícula”, es una enfermedad ocasionada por la formación de cálculos en la vesícula biliar, estos cálculos pueden ocasionar una obstrucción e inflamación de la vesícula, provocando dolor intenso, incluso llegar a una emergencia que requiere cirugía.

La mayoría de las personas que tienen esta enfermedad pueden no presentar síntomas porque los cálculos son muy pequeños y permanecen dentro de la vesícula sin obstruir ningún conducto, sin embargo, puede causar complicaciones que pueden ir desde una infección de la vesícula biliar, hasta inflamar órganos cercanos como el páncreas.

DATOS

  • En nuestro país es un padecimiento muy común debido a la dieta con alto contenido graso que consumimos, el 80% de los cálculos están formados de colesterol.
  • Se estima que 15 de cada 100 personas en México padecen de Colecistolitiasis
  • Es más frecuente en Mujeres
  • La extirpación quirúrgica de la vesícula (tratamiento final) es la segunda cirugía más frecuente en nuestro país.
·         Consumo de anticonceptivos

·         Tratamiento hormonal

·         Diabetes Mellitus

·         Antecedentes familiares

FACTORES DE RIESGO

  • Mujer
  • Multiparidad (3 o más)
  • Edad avanzada (más de 50 años)
  • Obesidad
  • Dieta rica en grasas

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

  • Dolor abdominal en el costado superior derecho
  • Náusea y Vómito
  • Diarrea ante la ingesta de grasas
  • Fiebre (puede no siempre estar presente, solo en complicaciones)

¿Qué medidas de prevención puedo tomar?

No existe una forma absoluta de prevenir la enfermedad, pero se pueden reducir los riesgos de la formación de piedras con:

  • Dietas bajas en grasa y altas en fibra
  • Mantenerse en su peso ideal
  • Tomar mínimo 2 litros de agua al día
  • Evitar el ayuno prolongado
  • Realizar actividad física

Es importante que conozca que los cálculos pueden no estar causando ningún problema en su salud y por ello no manifestará ninguna molestia, pero si sospecha que usted o un familiar suyo comienza con molestias, como dolor abdominal y dispone de algunos factores de riesgo presentados anteriormente, consulte a su médico para evitar complicaciones.

 

Dr. Xavier Gómez García

UABC Medicina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *