CATETERISMO INTERVENCIONISTA

CATETERISMO INTERVENCIONISTA

MENOS RIESGOSO PARA PROBLEMAS DEL CORAZÓN

 

  • No se requiere recurrir al bisturí, ni a cortar el corazón para repararlo.

El cateterismo intervencionista es una novedosa modalidad de curar a pacientes con problemas del corazón sin la necesidad de recurrir a la cirugía, por lo que se reducen los riesgos y complicaciones.

El especialista en cardiología y pediatría, Dr. Jaime García Bedoy Rocha, comentó que los catéteres son mangueras muy delgadas que pueden ser introducidas en el sistema circulatorio tanto arterial como venoso; en la actualidad se ha desarrollado una inumerable cantidad de prótesis, balones e instrumentos para curar a los pacientes, sin necesidad de bisturí.

El cateterismo permite medir presiones y gases dentro del corazón para definir con mayor precisión el diagnóstico del enfermo, además se utiliza un medio de contraste con el cuál se puede dibujar el corazón y sus grandes vasos.

Actualmente existen los catéteres intervencionistas que reemplazan a la operación de corazón abierto; del 35 al 40 porciento de las enfermedades del corazón pueden ser resueltas con este método. Por ejemplo, se pueden cerrar defectos como el de una comunicación que exista en la parte alta del corazón que se le denomina intrauricular con la colocación de una prótesis.

García Bedoy explicó que el cateterismo comprende una primera fase de diagnóstico, cuando se busca saber más sobre la anatomía del órgano para obtener información para decidir continuar con el procedimiento en caso de ser posible corregirlo con catéteres, o bien, presentarlo al cirujano cuando son pacientes con enfermedades solamente quirúrgicas.

La otra fase, una vez terminada la etapa diagnóstica, es el cateterismo terapéutico aplicado a defectos ya identificados en la fase anterior y que sí pueden ser resueltos por cateterismo, dando paso a colocar una prótesis y dilatar con un balón la estenosis de alguna válvula. En otros casos puede ser necesario abrir con catéteres una parte del corazón para mantener con vida al paciente.

Subrayó que usar catéteres para resolver los defectos cardiacos es menos arriesgado con el cateterismo terapéutico que utilizar el bisturí que implica parar el corazón, abrirlo y cerrar los defectos.

Por último, el especialista en Cardiología Pediátrica agregó que el cateterismo intervencionista es para pacientes desde recién nacidos hasta adolescentes, lo cual significa no sólo salvar vidas, sino mejorar la calidad y la cantidad de años vividos con adecuada salud.

Innova en Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *