¿Cómo cuidar los dientes de tu hijo?

¿Cómo cuidar los dientes de tu hijo?

 

Los niños son el grupo de población con mayor riesgo de tener caries. Por ello, es muy importante que los padres cuiden la higiene bucal de sus hijos desde que empiezan a comer sus primeros alimentos y sobre todo cuando nace el primer diente.

El cuidar los dientes de los niños es la mejor arma para prevenir dolores y miedos a los tratamientos dentales en el futuro; pero ¿cómo los podemos prevenir?

Una alimentación sana a base de proteínas, vitaminas, minerales y baja en carbohidratos; podemos también reforzar el esmalte dental, evitando que las bacterias formadoras de la caries se introduzcan fácilmente en los surcos y fosas de los dientes. Así, desde muy temprana edad la higiene es un factor importante para esta etapa de desarrollo, cuando la deficiencia en nutrición e higiene puede ser crucial para que estas bacterias se formen más rápido y produzcan caries en poco tiempo.

También el dentista general y pediátrico juega un papel importante para la prevención; interviene de una manera sencilla e indolora con la aplicación de Flour y aplicando a los niños el tratamiento preventivo de selladores de fosas y fisuras con resina, para evitar que la caries penetre en los surcos de sus dientes.

Consejos de alimentación para prevenir la caries dental:

  • No llene el biberón del bebé con líquidos que contengan mucho azúcar, como jugos altos en azúcar, gelatina o bebidas gaseosas.
  • Lleve el niño a dormir con una botella de agua solamente y no jugo, leche ni otras bebidas.
  • Déle a los niños de 6 a 12 meses sólo leche maternizada (fórmula) a tomar en los biberones.
  • Comience a enseñarle al niño a beber de una taza alrededor de los 6 meses de edad y trate de suspender el uso del biberón hacia la edad de 12 a 14 meses.
  • Retire el biberón o suspenda la alimentación cuando el niño se quede dormido.
  • Limite los jugos a menos de 6 onzas por día durante las comidas.
  • Jamás utilice el chupón con miel o azúcar para calmarlo y dormirlo.

Consejos para cuidar los dientes de su hijo:

  • Después de cada comida, limpie los dientes y las encías del bebé con una gasa limpia para remover la placa o resto de alimento.
  • Comience con el cepillado tan pronto al niño le salgan los dientes. Si usted tiene un bebé o un niño pequeño, ponga una pequeña cantidad de pasta dental no fluorada en un trozo de tela y frótele suavemente los dientes. Usted puede cambiar a pasta dental fluorada cuando esté seguro de que su hijo escupe toda la pasta dental después de cepillarse. Los niños mayores pueden utilizar cepillos de dientes con cerdas de nailon suaves. Utilice una cantidad muy pequeña de pasta dental, no mayor al tamaño de un chícharo.
  • Comience a usar seda dental con los niños cuando todos los dientes primarios (de leche) le hayan salido, generalmente alrededor de los 2 ½ años.
  • Si el bebé tiene 6 meses o más, use agua fluorada.
  • Inspeccione regularmente los dientes de su hijo y comience las visitas de rutina al dentista cuando todos los dientes le hayan salido o a la edad de 2 a 3 años, sea cual sea lo que suceda primero.

Consejos para que el niño se sienta motivado.

  • Cepíllese los dientes junto con el niño.
  • Utilice el cepillo adecuado acorde a su edad. En las farmacias o supermercados venden cepillos infantiles de acuerdo a las etapas.
  • En el baño, utilizar un sujetador de cepillo con motivos infantiles, este puede ser de su héroe favorito o algún personaje de caricatura favorita.
  • Hacer horarios para que el niño entienda que es momento de hacerlo. Aplica principalmente antes de dormir.
  • En algunas ocasiones inventar o jugar a lavarse los dientes, a ellos les puede motivar y siempre querrán hacerlo.
  • Visitar al dentista cada 6 meses
  • Involucrarse con el dentista. Nunca espantar al niño diciendo que el ir al dentista es doloroso. Esto ayuda a que los niños aprendan a no temer y que no son doloroso los tratamientos dentales.

¿Cuáles son los tratamientos dentales para prevenir la caries en los niños?

Ir al dentista cada 6 meses, esto ayudará en primer plano a que el niño se sienta en confianza y sobre todo aprender que el acudir al dentista no sea solo cuando hay dolor.

Las visitas periódicas nos pueden ayudar mucho a prevenir, ya que el dentista valora la cavidad oral del niño. Realizar una limpieza dental y la aplicación de Flour ayudará a reforzar los dientes.

Los selladores de fosas y fisuras de las muelas ayudan a que en el surco del diente no se impacte alimento y que con el tiempo se formen bacterias que ocasionan la caries. En este procedimiento no se utilizan anestesia, ni instrumentos ruidosos, por eso comentamos que es ideal para prevenir que se formen caries, ya que una vez que hay caries el procedimiento es más complejo para el paciente y más cuando se trata de niños.

La edad recomendable es a partir de que salen las molares del niño y también cuando empiezan a mudar de dientes y salen las molares permanentes, esto viene siendo a partir de los 6 años.

Si hacemos uso de estos consejos evitaremos la aparición de caries y por consiguiente evitaremos dolores e infecciones.

La prevención a temprana edad es muy favorable para el paciente infantil. Cuidar los dientes de tus hijos no es tarea complicada, solo involucra disciplina y dedicación para que los niños tengan una dentadura saludable cuando lleguen a la adultez.

 

 

Dra. Suelem García Arias

Cirujano Dentista UABC

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *