LA RISA, MEDICAMENTO NATURAL

LA RISA, MEDICAMENTO NATURAL

En entrevista con Innova en Salud, la Dra. Yessica Martínez Soto, habla acerca de la importancia que tiene la risa como herramienta en la lucha contra enfermedades, y más aún, en la búsqueda del bienestar cotidiano.

¿Qué es la risoterapia?

La risoterapia es recurrir a la risa con fines terapéuticos, realizando cualquier actividad que ayude a salir de un estado de ánimo desagradable, incluso provocado por alguna enfermedad.

“Las afecciones suelen aparecer en el ámbito emocional, es entonces cuando la risa juega un papel crucial, ya que es un medicamento natural, que además, no cuesta nada y tiene muchos beneficios”.

Martínez Soto, Psicóloga, egresada de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) con Doctorado en Educación, comenzó a adentrarse en el estudio dela risoterapia desde hace siete años. Apunta que la terapia de la risa no es nueva, puesto que los monjes tibetanos han utilizado este tipo de prácticas como un acto espiritual y filosófico en templos de la risa desde hace muchos años; otros personajes como Norman Cousins, han documentado cómo a través de la risa se logra salir de una enfermedad. Otro ejemplo al que la Dra. Martínez hace referencia, es al famoso médico Patch Adams, quien observó queal reír, los pacientes de un hospital mejoraban durante ciertos periodos.

La terapia de la risa tiene múltiples beneficios, los cuales son fisiológicos y emocionales: “a nivel fisiológico se fortalecen los órganos internos y la capacidad respiratoria. Nuestros pulmones están capacitados para contener 12 litros de aire y normalmente andamos con 6, por eso es que nos cansamos pronto.La risa nos permite aprender a respirar correctamente con el diafragma y no con el pecho”.

La risa favorece a la descongestión, al fortalecimiento del hígado y disminuye la posibilidad de padecer enfermedades coronarias, asegura. Cabe destacar la función de la risa como favorecedora de la eliminación de toxinas, por medio de las lágrimas y el sudor, e incluso cuando al reír se siente dolor en el abdomen, éste se está fortaleciendo y por lo tanto está quemando calorías.

La risa está presente en los seres humanos desde muy temprana edad, al principio como un reflejo, pero más tarde se relaciona con estados de dicha y alegría, con el sentido del humor. Sin embargo, la también Maestra en Docencia y Administración Educativa, menciona que “si quieres practicar la risa como un hábito y con fin terapéutico, debes aprender a reír sin motivo alguno”.

El ámbito emocional de la persona que ríe constantemente también saca provecho, ya que se induce a estados tranquilos y se aclara la visión de una situación en especial, además de que la autoestima se incrementa. Lo anterior no quiere decir que una persona que ríe no tiene problemas, pero tiene una forma distinta de ver las cosas, indica.

Al reír, se generan endorfinas y oxitocina, que son neurotransmisores y hormonas relacionadas con estados de bienestar y que al generarse fortalecen el sistema inmunológico.Es a partir de ahí que se observan los beneficios terapéuticos de la risa: “estudioscientíficos comprueban que los estados de tensión contaminan la sangrey hay enfermedades que tienen raíz en cuestiones emocionales y de esto la risa te protege”.

Después de su acercamiento a la risoterapia, la Dra. Martínezcomenzó a idear talleres para ponerla en práctica y fueron sus alumnos los primeros asistentes. Tiempo después, otros estudiantes y personas externas a las clases comenzaron a participar, tanto en los talleres como en los cursos que impartía, y en los cuales capacitó a sus estudiantes para aplicar la risoterapia.

¿Existe un programa de apoyo a la risoterapia?

“En México hay grupos en ciernes, como el nuestro que es local, pero no hay aún una disciplina. Hay una corriente acerca de la psicología de la felicidad, que está en construcción y no es una ciencia como tal”.

En Mexicali hay médicos de la risa que trabajan con enfermos. “Lo que tratamos es trabajar con diferentes escuelas, alumnos, profesores, grupos de ancianos, mujeres víctimas de cáncer o maltrato, así como familiares de enfermos y que esto se multiplique”.

La Doctora en Educación destaca que no se necesita una especialidad en risoterapia, “pues si te gusta reír y te gusta compartirlo, no necesitas estar diplomado de nada, sino prepararte para inducir a las personas”.

Martínez Soto ha cursado diplomados relacionados con el desarrollo de la creatividad de alumnos y profesores, así como acerca de inteligencia emocional: “yo practico dos herramientas, abrazos gratis y risoterapia dentro del marco de la inteligencia emocional”.

Los talleres de risoterapia de la Dra. Martínez comenzaron como algo casual y han ido tomando forma con el paso de los años, al interior de la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC:“no es formal porque no hay recursos, pero lo practicamos dentro de la materia de inteligencia emocional. Hay dos prácticas que se realizan ahí, que son campañas de abrazos gratis y taller de risoterapia”.

Para que los alumnos puedan impartir el taller, ella los prepara. En el caso de los abrazos gratis, los alumnos acuden cada semestre al Hospital General. Asimismo,  durante la Semana Cultura de la Facultad de Ciencias Humanas colocan un módulo donde brindan abrazos y además acuden a primarias y a secundarias que solicitan su colaboración.

Para conocer más sobre los beneficios de la práctica de los abrazos gratis, la Dra. Martínez ha montado una campaña para recoger información de las reacciones de las personas cuando se lleva a cabo esta actividad. Ha llevado registro audiovisual, frente al Hotel del Norte en la ciudad de Mexicali; en el Zócalo de la Ciudad de México, durante un viaje académico y de cuya experiencia destaca que entre 2 personas dieron más de 100 abrazos en menos de 20 minutos. También ha tomado registro de este experimento en ciudades como París, Barcelona y Londres y, aunque menciona que no en todos los lugares la respuesta de la gente es igual, ella sigue utilizando estas herramientas a partir de la inteligencia emocional, con el fin de documentarlo para escribir más acerca de estas prácticas.

Para concluir la plática, Yessica Martínez destaca la importancia de la risa, pues “puedes estar frente a una persona que no habla tu mismo idioma, pero la risa es el idioma universal, ya que no necesita interpretación”.

 

Benjamín Garibay Castro 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *