RICKETTSIA

RICKETTSIA

Si tienes mascotas esto te interesa…

 

La Ricketssiosis, también conocida como fiebre manchada de las Montañas Rocosas, es una enfermedad infecciosa potencialmente mortal. La causa más común es la picadura de una garrapata infectada con una bacteria del grupo Rickettsia,  la cual destruye las células de algunos tejidos en el cuerpo humano.

Aunque se identificó por primera vez en las Montañas Rocosas, la fiebre de las Montañas es más frecuente en la región sur de los Estados Unidos, presentándose en nuestro país con mayor frecuencia en los estados de Baja California, Sonora, Coahuila, Durango y Chihuahua. Esta enfermedad se presenta durante todo el año, sin embargo, hay un mayor número de casos durante el verano.

Mexicali es catalogada como una zona de alto riesgo, por sus elevados índices de garrapatas en perros y gatos. Se puede presentar en cualquier colonia y no solamente en la periferia de la ciudad.

La bacteria Rickettsia vive en parásitos como garrapatas, pulgas y piojos y se transmite a los humanos por la picadura de alguno de estos insectos. En nuestra comunidad, la garrapata café del perro llamada Riphicephalus sanguineus  es la más común; debido a que se alimenta de sangre, permanece adherida a la piel  durante un periodo de 6 a 10 horas.

¿Cuáles son los signos y síntomas?

Los signos y síntomas muchas veces no se manifiestan inmediatamente. Normalmente los síntomas no son específicos y pueden ser muy similares a los de otras enfermedades, los cuales van desde dolor de cabeza intenso, escalofríos, dolores musculares, náuseas, vómitos, malestar abdominal, desorientación, fiebre alta (39.5°-40°C) y erupción cutánea.  Después de 3 a 5 días de que comenzó la fiebre alta, la erupción cutánea aparece en muñecas y tobillos,   y se va distribuyendo hacia brazos, piernas hasta generalizarse en todo el cuerpo. En algunos casos, nunca se presenta la erupción cutánea, haciendo que se dificulte más llegar al diagnóstico.

Dentro de los factores de riesgo para esta enfermedad, se encuentra principalmente:

  • Tener el patio lleno de objetos viejos, escombro y cachivaches en donde se anidan las garrapatas
  • Dejar que las mascotas vivan dentro del hogar
  • No fumigar periódicamente
  • No bañar o desparasitar a tus mascotas periódicamente

Dentro de las recomendaciones generales que se deben de seguir, se encuentran las siguientes:

  • Eliminar el escombro y voltear objetos al momento de fumigar
  • Mantener el pasto podado
  • Colocar cerco para evitar que entren perros callejeros o tus mascotas salgan
  • Evitar jugar o abrazar a perros o gatos, especialmente los niños
  • Bañar las mascotas con productos que contengan Deltametrina

Para evitar el contagio en perros, es necesario que se realicen al menos 3 fumigaciones con insecticidas que contengan deltametrina, 3 desparasitaciones y 3 baños garrapaticidas al año.

¿Qué hacer en caso de encontrar una garrapata?  En caso de ser mordido por una garrapata, si se encuentra adherida a  la piel, hay que retirarla inmediatamente. Usar guantes y con pinzas, sujetar  la garrapata lo más cerca de la piel y extraerla en forma recta,  con precaución de no girarla para evitar que se rompa. Posteriormente lavar la zona con agua y jabón, y  acudir inmediatamente al centro de salud más cercano a tu casa, no importa que no se presenten síntomas, el médico debe evaluar la necesidad de tratamiento oportuno.

¿Dónde encontrar las garrapatas? Si hay sospecha de picadura al revisar a la persona se deberá buscar en los siguientes lugares:

  • Dentro y detrás de las orejas
  • En axilas
  • Dentro del ombligo
  • Detrás de las rodillas
  • Entre los dedos de los pies

En cuanto a revisar a las mascotas, asegurarse  de buscar:

  • Dentro de sus orejas
  • Barbilla
  • Debajo y entre sus patitas

Es muy importante que se cumpla con el tratamiento completo indicado por el médico, cumplir con la limpieza,  fumigación continua de la  casa, revisar y desparasitar las mascotas. Hay que recordar que la automedicación puede enmascarar los síntomas y retrasar el diagnóstico, la fiebre manchada de las Montañas Rocosas puede ser una enfermedad grave y hasta mortal si no se trata a tiempo.

 

Dra. Alix Zuceth Durán Gómez

Dra. Julia Estrada-Guzman

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *