CÁNCER DE MAMA: MITO ó REALIDAD

 

CÁNCER DE MAMA: MITO ó REALIDAD

El Cáncer es un padecimiento conocido desde hace muchísimos años, es una enfermedad, (o mejor dicho un grupo de enfermedades bajo el mismo nombre) que está llena de mitos y creencias de todos tipos.

Un diagnóstico de Cáncer de Mama causa incertidumbre, confusión, pena, temor, desesperación y a menudo atrae todo tipo de opiniones y consejos no solicitados e ideas mágicas.  No es extraño que, ante tanta diversidad de información, la paciente se sienta a “punto de perder el control”.  Ante el diagnóstico de cáncer de mama, la mejor forma de apoyar a la persona a recuperar la calma y el control de su vida, es informándola y ayudándola a tomar las mejores decisiones con datos precisos y fundamentados, transmitiéndole la seguridad que brinda un seguimiento médico ético y experimentado en el tema.

Siempre que hay un diagnóstico de cáncer, se precisa que la persona tome en conjunto con su familia y su Oncólogo, decisiones rápidas y adecuadas en un periodo de “crisis personal” por lo que la orientación profesional debe darle las “herramientas” para una muy consciente y razonada toma de decisiones, ya que de la elección adecuada de las mismas puede depender sencillamente la posibilidad de curar y vivir, o simplemente de no curarse y morir a consecuencia de ello.  Si bien las personas cercanas deben apoyar y es deseable que así suceda, deberían abstenerse de emitir opiniones a la “ligera” fundamentadas en lo que dicen las amigas, conocidas, comadres y hasta el “Dr Google”, pues generalmente, son erróneas y a veces francamente insensatas y hasta “descabelladas” y lo único que generan son falsas expectativas o mayor confusión.

Nuestra idiosincrasia mexicana tan “sui generis” hace que usualmente busquemos más allá de  la terapia convencional un remedio extra, algo con cierto grado de “magia” o un milagro que pueda ayudarnos, un plus que coadyuve a salir bien librados o reduzca los efectos adversos del Tratamiento Científico del Cáncer,  incluso que sustituya la terapia ortodoxa.  Hay que tener mucho cuidado con ello, hay muchas cosas (no todas por supuesto) que se “venden” como remedios  para esta “terrible enfermedad” y que simplemente carecen de fundamento, sirven como efecto placebo, buscan de fondo lucrar con la salud y  por supuesto NO funcionan, lo único que consiguen es retrasar aún más el tratamiento de los pacientes disminuyendo por supuesto sus posibilidades reales de curación.

Si Ud. Es una persona que tiene cáncer y se siente “atraída” por alguna de las tantas modalidades de estos remedios o terapias alternativas, infórmese bien de fuentes fidedignas, pida opiniones a los expertos e incluso si lo desea tómela, pero NO deje de lado la Medicina Convencional, es claro que esta constituye la modalidad que más experiencia documentada tiene desde hace décadas, cuenta con un amplio respaldo científico con miles de pacientes tratadas en todo el mundo y es por tanto altamente confiable, piense siempre que en el Cáncer “el tiempo es oro” y tomar una decisión equivocada, le hará perder ese valioso tiempo, que puede costar incluso la vida misma.

Tenga siempre presente que el especialista en Cáncer es el Oncólogo Médico u Oncólogo Clínico, hay también otras subespecialidades: Oncólogos Cirujanos, Radio-Oncólogos, Gineco-Oncólogos (No los Ginecólogos en general), Hemato-Oncologos y Oncólogos Pediatras, cada una de estas especialidades tiene campos de acción muy bien definidos y deberían apegarse en el límite de su intervención profesional a  la Norma Oficial Mexicana (NOM 041) para cáncer de mama, la cual se fundamenta esencialmente, en el texto emitido aproximadamente cada 3 años, por el Consenso Nacional para el Diagnostico y Tratamiento del Cáncer Mamario, evento donde nos reunimos alrededor de 80 especialistas y subespecialistas en el estado de Colima, que asistimos de todos los puntos de la República Mexicana para dar fondo, forma y actualización a todos y cada uno de los tópicos relacionados al Cáncer de Mama.

A continuación mencionaremos algunos de los mitos más comunes relacionados a la enfermedad:

MITO:  El Cáncer de Mama es igual a muerte.

REALIDAD: Hoy en nuestro mundo una de cada dos pacientes y hasta un 70% de las mujeres con Cáncer de Mama se curan, cuando él padecimiento se diagnostica a tiempo (etapa I) más del 90% de las mujeres afectadas aspiran a una real y permanente curación de su padecimiento.

MITO: Una mujer que NO tiene familiares con Cáncer, tiene muy poco riesgo o ninguno de tener Cáncer de Mama.

REALIDAD: 90-95% de las mujeres afectadas por Cáncer de Mama NO tienen antecedentes familiares de la enfermedad, el Cáncer es más a menudo una enfermedad esporádica, una enfermedad multifactorial y si bien la genética o la herencia tienen alguna intervención, definitivamente NO son las más frecuentes, ni las más importantes.

MITO: El Cáncer de Mama no puede prevenirse.

REALIDAD: Absolutamente falso, al menos un 40% de los Cánceres de Mama que vemos hoy día podrían haberse evitado si tuviéramos un estilo de vida saludable, además hay otros tipos de intervención (médica o quirúrgica) que, en grupos selectos de mujeres, reducen sensiblemente el riesgo de reducir las posibilidades de tener Cáncer Mamario.

MITO: El Cáncer de Mama no ocurre en mujeres jóvenes.

REALIDAD: El Cáncer de Mama es más común en mujeres mayores de 50 años, pero puede ocurrir antes, de hecho, en México se anticipa (por razones desconocidas) una década en relación a los países anglosajones, es relativamente frecuente entre los 30 y los 50 años y ocasionalmente en mujeres aún más jóvenes.

MITO: Las mujeres con senos grandes corren más riesgo de padecer Cáncer de Mama.

REALIDAD: El tamaño de las glándulas mamarias no tiene ninguna relación con el riesgo, pero las mamas grandes son más difíciles de examinar.

MITO: La mama izquierda es más frecuentemente afectada por Cáncer que la derecha.

REALIDAD: Ambas mamas se ven afectadas por igual.

MITO: Amamantar a los hijos impide el desarrollo de Cáncer de Mama.

REALIDAD: Amamantar tiene muchas ventajas para él bebe, de hecho, también ayuda mucho a las mujeres que tienen quistes mamarios (Enfermedad Fibroquística) y aunque sirve para reducir las posibilidades de presentar Cáncer de Mama, su influencia existe, pero es definitivamente modesta.

MITO: Si NO se toca un “bulto” en el seno NO puede ser Cáncer de Mama

REALIDAD: Si bien el “bulto” en la Mama es el signo más común, en ocasiones no es palpable y SI puede haber Cáncer.

MITO: La mayoría de los “bultos” en el seno indican Cáncer.

REALIDAD: La mayoría de los “bultos” en el seno NO indican Cáncer, hay diferentes enfermedades benignas que son mucho más frecuentes que el Cáncer de Mama y que se expresan como “bultos”, sin embargo, un “bulto” siempre obliga a descartar que exista un Cáncer, pues es el signo más común de su presentación.

MITO: El “bulto” en el seno con Cáncer siempre es doloroso.

REALIDAD: Al revés, generalmente NO es doloroso, el Cáncer en sus inicios es usualmente asintomático, es decir es “silencioso”, cuando ha causado estragos o se ha diseminado a otros sitios, entonces si, en la mayoría de las ocasiones se asocia con dolor.

MITO: Siempre hay que operar las enfermedades benignas de la Mama porque con el tiempo se transforman en Cáncer.

REALIDAD: La gran mayoría de las veces el Cáncer surge como tal, no va precedido de alguna enfermedad benigna de la Mama salvo en contadas excepciones, la Cirugía no es la primera opción para tratar padecimientos benignos (hay alrededor de 50 enfermedades distintas) en la gran mayoría de los casos el tratamiento médico puede resolver el problema sin necesidad de Cirugía.

MITO: El Cáncer NO se puede prevenir (este hasta algunos Médicos lo creen).

REALIDAD: Claro que el Cáncer de Mama se puede Prevenir, dependiendo del tipo de Cáncer que estemos hablando, pero hay diferentes acciones que podemos tomar para ello y esto va desde corregir hábitos alimenticios y de estilo de vida, hasta dar o evitar ciertos medicamentos o incluso realizar Cirugías predeterminadas en casos bien seleccionados.

MITO: Todos los Canceres son iguales, al final las pacientes recaen y no se puede hacer nada por ellas, todas las pacientes morirán por Cáncer de Mama.

REALIDAD: Estudios de Patología e Inmunohistoquímica han demostrado que existen al menos 5 grupos de Cáncer de Mama con conductas biológicas y grados de agresividad muy diferentes.

Hoy día cuando una persona tiene cáncer de mama se tiende cada vez más a individualizar su tratamiento, los resultados son cada día mejores en todas y cada una de las variantes, las sobrevidas se extienden cada vez más y en algunos casos, la vida de muchas pacientes se puede salvar con los tratamientos actualmente disponibles.

Sin embargo, también es cierto que para algunos casos y en particular para los Cánceres muy avanzados, esto todavía no es posible científicamente hablando, es decir aún hay algunos cánceres prácticamente incurables, además en la práctica cotidiana en esta “carrera” hacia la Medicina de Precisión o Medicina Personalizada, el alto costo de los medicamentos es inalcanzable para muchas pacientes.   Las Instituciones públicas de Salud en nuestro país a menudo no cuentan con este tipo de tratamientos y solo un porcentaje muy bajo de la población, cuenta con un Seguro de Gastos Médicos, más aún un Seguro con cobertura suficiente.

Por lo anterior, hay que evaluar nuestros estilos de vida para prevenir la enfermedad y hacer el hábito de la autoexploración mensual de las mamas desde la adolescencia.  La información puede salvar vidas, pero cuidado, si buscas en internet asegúrate que sea de fuentes confiables no todo lo que se publica es verdad.

 

Dr. Homero Fuentes de la Peña.

Oncólogo Medico.

Presidente Fundador

ProOncavi A.C.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *