IMPORTANCIA DEL AGUA EN LA TEMPORADA DE CALOR

IMPORTANCIA DEL AGUA EN LA TEMPORADA DE CALOR

El agua es esencial. Tanto en el planeta como en nuestro cuerpo, el agua cumple una gran cantidad de funciones y participa en diversos ciclos. Junto con el oxígeno, el agua es un elemento indispensable para el desarrollo de muchas formas de vida, incluida la especie humana.

En nuestro organismo el agua es indispensable para las funciones fisiológicas y para el metabolismo. Se estima que perder el 10 % del agua corporal ocasiona trastornos en el organismo,  y que basta perder el 20 % para fallecer.

En la época de calor el agua tiene un papel fundamental, sobre todo para mantenernos saludables.

El agua como fuente de hidratación.

El cuerpo necesita de agua para realizar sus funciones vitales. Desde niveles celulares hasta los órganos y sistemas, el agua transporta nutrientes y sustancias como hormonas, enzimas, plaquetas y células sanguíneas; es un medio para eliminar productos de desecho a través de la orina, constituye parte de las membranas celulares, se mezcla con otras moléculas para formar líquidos como los que lubrican las articulaciones, las mucosas de los tractos digestivo, genital y urinario, la saliva, etc.

Participa también como regulador de la temperatura al absorber el calor y liberarlo en forma de transpiración. Por esta razón transpiramos más en la temporada de calor, ya que el agua del organismo hace la función de un regulador de temperatura, lo que deriva en una mayor transpiración y pérdida de líquidos más rápidamente.

Para evitar deshidratarnos es necesario:

  • Consumir líquidos, específicamente agua simple potable, la cual constituye la mejor fuente de hidratación: no aporta calorías y mantiene los niveles de agua necesarios en nuestro cuerpo.
  • La recomendación general es beber entre 750 y 2 litros de agua al día.
  • Pueden beberse más de 2 l de agua simple potable si el clima es muy calurosos o si se realiza actividad física vigorosa.

El agua en la higiene.

Además de las funciones que realiza en el organismo, el agua juega un papel muy importante en la higiene.

El lavado de manos con agua y jabón es una medida económica, rápida y eficaz de romper el ciclo de transmisión de enfermedades.

Algunos de los momentos en los que más se recomienda lavarse las manos son

  • Después de ir al baño
  • Luego de cambiar un bebé
  • Antes de preparar alimentos y
  • Antes de comer.

Por otro lado, el agua es indispensable en la higiene de los alimentos. Ya que durante la época de  calor las bacterias se reproducen con mayor velocidad, algunas recomendaciones para prevenir enfermedades, son:

  • Lavar y desinfectar frutas y verduras
  • Lavar con agua y jabón los utensilios de cocina con los que se preparan las comidas
  • Mantener la cocina (o el lugar donde se preparen los alimentos) limpio

El agua es muy importante para nuestra salud y la del mundo. Sólo 2.5% del agua en el planeta es agua dulce (cerca de 35 millones de km3) y de esta cantidad, casi el 70% no está disponible para uso humano, ya que se encuentra en forma de hielo, nieve o glaciares. Por ello es necesario cuidar de ella, no desperdiciarla y utilizar este elemento de forma racional.

Instituto Nacional de Salud Pública

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *