LOS EFECTOS DEL TABAQUISMO SOBRE LA NUTRICIÓN

LOS EFECTOS DEL TABAQUISMO SOBRE LA NUTRICIÓN

Tabaquismo, Nutrición, Salud

El tabaco es el único producto de consumo que llega a matar a la mitad de sus consumidores cuando se usa de la forma recomendada por su fabricante.

La OMS define al tabaquismo como una enfermedad adictiva crónica que evoluciona con recaídas. La nicotina es la sustancia responsable de la adicción, actuando a nivel de SNC. Es una de las drogas más adictivas aún más que la cocaína y la heroína.

Muchas personas empiezan con el hábito de fumar para perder peso ya que la nicotina es una sustancia que actúa como inhibidor del apetito, sin tomar en cuenta las grandes consecuencias que conlleva este hábito, las cuales pueden llevar hasta una desnutrición.

El tabaco puede modificar las preferencias alimentarias de sus consumidores, el sentido del gusto y definitivamente alterar sus hábitos alimentarios. La ingesta de energía, fibra y nutrientes se ve alterada. Hay una marcada relación dosis/efecto: a mayor número de cigarrillos al día, mayor son las alteraciones.

Diversos estudios muestran que los no fumadores llevan una dieta con una mejor elección de alimentos, un mayor consumo de frutas, verduras, hortalizas ricas en Vitamina C y, B-carotenos, leche, lácteos y cereales. En los fumadores se registra un mayor consumo de café y alcohol, ya que los lácteos, frutas y verduras modifican el sabor del cigarro. La población fumadora es más inactiva y sedentaria, consumen mayor cantidad de grasas saturada y una menor ingesta de grasas monoinsaturadas, poliinsaturadas y fibra. La nicotina aumenta el valor de colesterol en sangre, aumentando así el riesgo de arterosclerosis.

Loa fumadores, aún con una dieta equilibrada, suelen tener niveles bajos de micronutrientes, en especial los nutrientes antioxidantes. Se disminuyen las reservas de Vitamina C, ya que aumentan sus necesidades debido al aumento de radicales libres en el cuerpo que deben ser neutralizados. Muchos estudios recomiendan aumentar la ingesta de Vitamina C a través de los alimentos o suplementos vitamínicos en los fumadores, ya que también tienen deficiencias de diversas vitaminas del complejo B como la tiamina, riboflavina, vitamina B12 y ácido fólico.

También se ha detectado una alteración en los niveles de cinc, selenio, cobre, que tienen también una importante influencia sobre el sistema inmune, aún si su deficiencia es baja puede provocar una alteración en la inmunidad siendo más propenso un fumador a múltiples enfermedades.

Algunos componentes del humo del cigarro promueven la oxidación y las necesidades de los micronutrientes antioxidantes que se encuentran en los alimentos se ven aumentadas y su disponibilidad se ve afectada. El tabaquismo está relacionado al aumento en la incidencia y gravedad de enfermedades como arterosclerosis, cáncer y la enfermedad pulmonar.

Lo ideal para mejorar el estado de salud y nutricional en una persona fumadora es el abandono de este hábito nocivo, pero siendo la nicotina un adictivo muy potente es muy difícil abandonar el fumar.

Se puede abordar nutricionalmente a una persona que quiere dejar de fumar, pero el primer paso siempre será la voluntad de cambiar.

Acá les comparto recomendaciones que pueden ser aplicadas en personas que están buscando dejar de fumar:

Comer fraccionadamente. Entre 4-5 comidas al día para tratar de controlar la ansiedad que genera el dejar de fumar; una persona con una adicción es más propensa a recaer debido a la ansiedad y el síndrome de abstinencia.

Alto consumo de frutas y verduras, en especial frutas como la naranja, las fresas y el kiwi por su alto contenido en Vitamina C.

Consumir lácteos ya que contienen vitamina E, un potente antioxidante.

Consumo de carnes magras y blancas. Como pollo, pescado, algunos cortes de pavo y cerdo.

Tomar abundante agua.

Hacer ejercicio regularmente, así podemos controlar el peso y la ansiedad.

Tomar suplementos vitamínicos (Vitamina C, Complejo B, ácido fólico, dependiendo el estado nutricional en el que se encuentre)

 

Carmen Zúniga

Estudiante Nutrición y Dietética, Universidad Evangélica de El Salvador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *