Botiquín de Primeros Auxilios

Compartir

Botiquín de Primeros Auxilios en Casa

 

Los accidentes más frecuentes que pueden sufrir en casa los menores de edad son: caídas, quemaduras, ahogamiento, picaduras, mordeduras, golpes, cortadas, intoxicación, asfixia.

 

La mayoría de los accidentes que sufren los niños ocurren en el hogar. Es por eso que debemos tener especial atención en nuestros hábitos y tomar las medidas adecuadas para reducir riesgos y evitar los accidentes.

 

Es muy importante estar preparados para poder atender con oportunidad un accidente en el hogar.

 

Los componentes básicos del botiquín que podemos tener en casa son:

 

  • Material de curación
  • Alcohol
  • Mertiolate
  • Agua oxigenada
  • Curitas, vendas, gasas, cinta adhesiva
  • Tijeras
  • Pinzas
  • Termómetro

 

Además podemos tener medicamentos como: paracetamol en suspensión, caolín pectina suspensión para la diarrea, anti-inflamatorio no esteroides como ibuprofeno en suspensión, medicamento para combatir la congestión nasal, pomaditas para picadura, y, muy importante, el vida suero oral en caso de deshidratación por diarrea. Pero recuerda de preferencia evitar la automedicación.

 

El botiquín debe ser una caja o maletín, de material resistente, fácil de abrir y fácil de identificar.

 

Lo mejor es colocarlo en un lugar de fácil acceso para los adultos, en un lugar fresco y sin humedad.

 

Es de suma importancia revisar periódicamente la caducidad de los medicamentos y reponer el material que vayamos utilizando.

 

Un componente adicional del botiquín es el listado de los números telefónicos de emergencia.

 

En caso de un accidente es muy importante conservar la calma para poder brindar a la persona los primeros auxilios. Recuerde, el botiquín es para proporcionar los primeros auxilios, consulte al médico y evite la automedicación.

 

¿Qué medidas preventivas debemos tener presentes para evitar accidentes en la casa?

 

Mantener en un lugar fuera del alcance de los niños: medicamentos, herramientas, utensilios de cocina, cerillos, recipientes con agua, veladoras prendidas, sustancias tóxicas.

 

Además, proteger escalera, ventanas y puertas para impedir el paso de los bebés y niños muy pequeños. No dejar a los menores sin supervisión de un adulto cuando juegan, durante el baño o a la hora de comer. Bloquear los contactos de electricidad para evitar que los pequeños introduzcan objetos.

 

Prevenir que los menores se acerquen a la estufa o incluso estén en la cocina, ya que la mayoría de los accidentes ocurren en esta parte de la casa.

 

Debemos mantener los productos de limpieza bajo vigilancia, pues los pequeños son muy curiosos, les atraen los colores de los envases y les encanta investigar.

 

Es recomendable instalar sistemas de seguridad en los muebles de la cocina al alcance de los menores, para  mantener bien guardados los productos de limpieza y otros objetos que representan un riesgo para ellos.

 

Los juguetes debemos elegirlos, de preferencia de consistencia flexible pero difícil de arrancar las piezas y que no tengan partes pequeñas; si  tiene hijos de distintas edades, es de gran utilidad explicar al mayor de ellos que las piezas pequeñas pueden ser muy peligrosas para su hermano. La toxicidad de algunos juguetes puede ser muy elevada en la boca de los más pequeños, además de que se corre el riesgo de que el menor pueda ahogarse con una pieza.

 

Por lo tanto cuenta con un botiquín de primeros auxilios en casa.

 

Dra. Elsa Lorena Cárdenas C.

2 thoughts on “Botiquín de Primeros Auxilios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *