OSTEOGÉNESIS IMPERFECTA

OSTEOGÉNESIS IMPERFECTA

UN TRASTORNO GENÉTICO Y LA PSICOTERAPIA CLÍNICA

La Osteogénesis imperfecta se caracteriza por la fragilidad de los huesos; los huesos pueden fracturarse ante el mínimo golpe o incluso sin causa aparente. El trastorno va a persistir a lo largo de toda la vida de la persona, aunque en muchas de ellas hay un descenso importante del número de fracturas una vez pasada la adolescencia. Debido a las frecuentes fracturas que padecen, en muchas ocasiones se confunde la enfermedad con maltrato infantil.

Causas y características que presenta este trastorno genético

La OI (osteogénesis imperfecta) se produce por un defecto congénito (que existe desde el nacimiento, no adquirido) en la producción de una sustancia denominada colágeno. El colágeno es la proteína principal del tejido conectivo, que es el tejido de sostén del cuerpo. En la OI hay menor cantidad de colágeno o éste “no es de calidad tan buena”, por lo que los huesos son débiles y se fracturan con facilidad.

En la mayoría de los casos, la OI es ocasionada por un fallo en uno de los dos genes que codifican el colágeno I. El defecto influye en la producción de colágeno. En la OI tipo I se produce demasiado poco colágeno, pero de calidad normal. En los otros tipos el colágeno es de mala calidad estructural, mientras que la cantidad puede estar también reducida.

La mayor parte de los casos de OI se producen por un defecto genético de carácter dominante. Algunos niños heredan la enfermedad de uno de los progenitores, si bien en otros niños no hay ninguna historia familiar de la enfermedad y se considera que el defecto genético se debe a una mutación espontánea.

Los genes son segmentos de ADN que contienen la información necesaria para construir una proteína; todas las características diferenciales hereditarias, (rasgos), están codificadas por los genes. Una enfermedad hereditaria puede ser el resultado de  las características anormales que aparecen como expresión de un gen anormal. Recibimos dos copias de cada gen de cada padre, y realizan su misión de manera normal; en alguna ocasión los genes se pueden transformar por una mutación y hay un cambio en la estructura del ADN de un gen: cuando se da una mutación puede haber un cambio en la función normal del gen.

Procedimientos de intervención psicológicos y tratamientos ambulatorios

Precisamente en este apartado es donde empezamos a comprender otros enfoques preventivos, terapéuticos y de mayor prevalencia según evidencia científica basada en medicina moderna, (Glaser Ronald y Kiecolt-Glaser Janice) “hay evidencias que sugieren, que después de una gran pérdida (cualquier tipo), durante el primer año hay mayor predisposición a enfermarse”.

Un médico especialista en inmunología y su esposa una psicóloga clínica, experta en dar clases a las especialidades de psiquiatría y psicología, descubrieron una aproximación a la psiconeuroinmunologia; de la cual expresan lo siguiente: “Cuando las partes del cuerpo y sus humores no se encuentran en armonía, entonces la mente se desequilibra, produciendo melancolía, pero así mismo, una mente tranquila y feliz hace que el todo el cuerpo sea saludable”.

Se ha establecido claramente que existe una relación entre el cuerpo y la mente, o dicho en términos más concretos, entre el sistema inmunológico y la psique, aunque esta relación, a medida que profundizamos nuestro conocimiento de la misma a través de estudios, ha ido cambiando, haciéndola más rica en contenido y amplia en su alcance. (Roger Booth y Kevin Ashbridge) recientemente dijeron, “Existe la necesidad de revalorizar y quizá redefinir los conceptos, símbolos, y lenguaje de la inmunología y la psicología de tal forma que se permita que las relaciones entre los procesos inmunológicos y psicológicos sean expresadas en términos de una perspectiva teleológica coherente. Para comprender las relaciones psicoinmunológicas, debemos estar dispuestos a modificar algunas de nuestras ideas preconcebidas acerca de la naturaleza de nuestro sistema inmunológico y de nuestra psique”.

Hoy en día estos doctores se encuentran manejando el programa de investigación en salud y estrés en el Instituto de Investigación de Medicina del Comportamiento, en el Centro Médico de la Universidad del estado de Ohio en EUA.

Evitando la remisión espontánea, es decir, desde un enfoque integral y partiendo desde el modelo anteriormente citado, las intervenciones o métodos protocolarios al momento de abordar el tratamiento con los pacientes se ha llevado de una infinidad de integraciones que se explicarán de la siguiente manera.

¿Psicoterapia o supervivencia saludable?

La sobrevivencia de los pacientes de cáncer se ha visto que está conectada a varias actividades, siendo una de ellas la psicoterapia. “Existe evidencia que la psicoterapia puede prolongar la sobrevivencia en algunos tipos de cáncer o trastornos. La prolongación de la sobrevivencia puede estar relacionada, en parte, a un aumento de algunas mediciones de funciones inmunes (por ejemplo, actividad de las células asesinas naturales). Esto es factible debido a que la función del sistema inmunológico parece estar relacionada al crecimiento de tumores”.

Las necesidades de los pacientes hospitalizados

Muchos estudios han mostrado que la actitud de los pacientes es un factor importante que afecta el resultado del tratamiento de una determinada enfermedad. Uno de los factores que afectan el estado mental de un paciente en un hospital, es el trato que recibe del personal hospitalario. Un estudio que seis investigadores llevaron a cabo en Inglaterra, mostró que dependiendo de la forma en que el personal hospitalario trataba a los pacientes, hizo que los pacientes sintieran que sus necesidades eran satisfechas o no.

En relación al grupo de pacientes de cáncer estudiados, se concluyó que, “Pese a que la mayoría de los pacientes eran capaces de describir una situación en que el personal satisfacía sus necesidades, un 23% también describió una situación en donde esto no ocurría. Estos últimos incidentes generalmente se relacionaban con ansiedad, confusión, y un deseo de terminar su relación con el hospital. Los pacientes que reportaron que sus necesidades no eran satisfechas, solicitaron compartir más tiempo con el personal hospitalario y tener más información acerca de su diagnóstico y tratamiento”.

Relaciones interpersonales y el sistema inmunológico

Las relaciones interpersonales también afectan al sistema inmunológico. Janice Kiecolt-Glaser y otros seis investigadores llevaron a cabo un estudio de 90 parejas de recién casados admitidos a una unidad de investigación de un hospital durante 24 horas. Los sujetos que mostraron más negatividad o comportamiento hostil durante una discusión de problemas maritales experimentaron un debilitamiento de su sistema inmunológico, mientras que aquellos sujetos que eran relativamente poco negativos mantuvieron su sistema inmunológico bastante más fuerte. Además, “La discusión de problemas maritales también produjo un aumento significativo de la presión sanguínea, la que se mantuvo elevada por más tiempo en los sujetos de alta negatividad que en los de baja negatividad”. Y los investigadores luego agregan que, “Esta información proporciona una confirmación adicional al nexo entre las relaciones interpersonales y la función inmunológica”.

En esta investigación, encontramos esta relación interesante que si bien puede ser valorada, al mismo tiempo puede aportar excelentes resultados para ayudar a las personas a enfrentarse con los sentimientos de depresión, frustración y cólera que a menudo acompañan al dolor crónico. Mientras que en cada modelo de orientación psicoterapéutica donde se lleva acabo el manejo de la relajación, imaginación y respiración profunda para liberar la tensión de los músculos y mitigar el dolor. El aprendizaje para la relajación implica mucho entrenamiento pero puede ser muy eficaz. Hay ciertas máquinas especiales que ayudan a la persona a controlar ciertas funciones corporales como los latidos del corazón o la tensión muscular.

Dentro de lo cual la persona experimenta imágenes visuales, cuadros mentales de escenas agradables para reducir el dolor. Las técnicas de distracción concentran la atención de la persona lejos de imágenes negativas dolorosas y la acercan a pensamientos más positivos. Esta técnica se puede realizar viendo la televisión, una película, la lectura de un libro, escuchando música, etc.

Se ha comprobado evidentemente que la hipnosis clínica moderna ha ayudado reducir el dolor que sienten o en algunos caso con remisión espontanea desaparece. Dentro de los protocolos establecidos por una institución que los apruebe junto con todo el equipo multidisciplinario. También cabe de mencionar en otras ocasiones pueden aprender a realizar una autohipnosis (imaginando, respirando y recordando sensaciones agradable o proyecciones de bienestar saludable a futuro), cuando el dolor interrumpe su capacidad funcional. La autohipnosis es una forma de relajación.

La hipnosis es una herramienta más dentro del amplio abanico de técnicas que existen en psicología, pero con la particularidad de que es un instrumento muy potente y eficaz.

Bajo hipnosis, la persona se encuentra en un estado de concentración y receptividad muy adecuado para el trabajo terapéutico, creándose el entorno ideal para el uso de las técnicas cognitivas y conductuales que se usan en Psicología Clínica. De igual modo, las sugestiones realizadas por el terapeuta son recibidas sin el análisis y la crítica propias del hemisferio izquierdo cerebral, lo que conlleva un acceso más fácil a los procesos inconscientes.

Dicho acceso, que en muchas ocasiones no sería posible por otros medios, convierte a la hipnosis en una intervención muy eficaz en muchos trastornos médicos y psicológicos. Así mismo, con su utilización se acortan los tratamientos y el número de sesiones.

En general, sus aplicaciones clínicas son más extendida en países con una cultura de desarrollo innovador en la salud que contrarresta los efectos que se encuentran, en aquellos casos que tienen una raíz psicológica o psicosomática.

El uso de la hipnosis y la autohipnosis, también es muy útil para los estudiantes y opositores, ya que además de reducir la ansiedad general y ante los exámenes, ayuda a aumentar la concentración y la atención, y por tanto, mejorar el rendimiento y la memoria.

En resumen, la hipnosis es un estado voluntario y confortable, con diferentes categorías de profundidad, caracterizado por una reducción de la actividad periférica, en el que se mantiene una concentración especial, con una suspensión voluntaria de la capacidad analítica lógica propia del hemisferio izquierdo cerebral.

Reseñar que en la práctica clínica se ha demostrado que es una técnica que potencia y utiliza los recursos internos naturales, restableciendo el equilibrio emocional, y consiguiendo de una forma más expeditiva, eficaz e inofensiva a la resolución de los conflictos psíquicos.

Se favorece que el inconsciente de la persona genere sus propios recursos creativos y obtenga una solución para sus  problemas. En cierto grado y medida, podemos decir que los tratamientos con hipnosis son más cortos en su duración y pueden resultan más eficaces en la mayoría de los trastornos médico/psicológicos.

Universidad de Estudios Avanzados Campus Mexicali y
Centro Ericksoniana de México Plantel Mexicali
Pasante en Maestría Hipnosis Clínica y Psicoterapia Ericksoniana
Co-Fundador de Napsaf Mexicali y Mtro. Universidad Autónoma de Durango Campus Mexicali de las carreras de Nutrición, Psicología y Criminología.
Actualmente trabaja diseñando procedimientos protocolarios con intervenciones psicológicas en distintas áreas de la salud y el trabajo multidisciplinario en hospitales, clínicas, centros e institutos de manera particular.

 

Psic. Ezequiel Juarez M.

Psicólogo Clínico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *