ANSIEDAD Y DEPRESIÓN EN ESTUDIANTES DE PREPARATORIA

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN EN

ESTUDIANTES DE PREPARATORIA

            “Una realidad del siglo XXI”

La vida académica de un estudiante de preparatoria pone en juego una serie de elementos que impactan la vida de los jóvenes, ya sea por razones personales, sociales, ambientales y principalmente familiares.

La transición de ser estudiante de secundaria a uno de preparatoria en donde las obligaciones y responsabilidades aumentan, llevan a los estudiantes a padecer ansiedad o depresión, puesto que este cambio los conduce a tomar decisiones que serán de trascendencia en su futuro.

La ansiedad, es un estado emocional que se manifiesta por inestabilidad y sensación de angustia constante ante todo, que en ocasiones el ser humano no alcanza a comprender sus razones o motivos, simplemente, reacciona a ellas de esta manera.

La depresión, es mucho más que estar bajo de ánimo, aunque la mayoría experimenta tristeza de vez en cuando, en algunas personas estos sentimientos no desaparecen y se acompañan de otros síntomas que provocan malestar o dificultades para desarrollar su vida cotidiana. Estas personas pueden tener un trastorno denominado: depresión. (1)

Por otra parte, la ansiedad, es un estado emocional displacentero que se acompaña de cambios somáticos y psíquicos, que pueden presentarse como una reacción adaptativa, como síntoma o síndrome, que acompañan a diversos padecimientos médicos y psiquiátricos. (2)

Según la OMS, la depresión es una enfermedad frecuente en todo el mundo y se calcula que afecta a más de 300 millones de personas anualmente, cada año se suicidan cerca de 800 000 personas y el suicidio a su vez, es la segunda causa de muerte en el grupo etario de 15 a 29 años. (3)

Por su parte se estima que más de 260 millones de personas tienen trastornos de ansiedad a nivel mundial.

La OMS indica que las edades que concluyen en suicidio principalmente, son jóvenes en edades escolares preuniversitarias o a nivel licenciatura. (4)

En México, el número de jóvenes entre 12 y 24 años con depresión, es de aproximadamente 2.5 millones, y 9.9 de cada 100 mil ha tenido ideas suicidas, afirman especialistas de la UNAM.

El trastorno de ansiedad generalizada consiste en la presencia de un estado de preocupación y nerviosismo excesivos, en relación con diversas actividades o acontecimientos que no deberian provocar discpacidad funcional en la vida de las personas que lo padecen.

Los trastornos de ansiedad se comportan en forma de un estado crónico de angustia, con fluctuaciones en su curso, cuya gravedad no corresponde a la esperada por las circunstancias personales.

En un estudio realizado por alumnos de la Facultad de Medicina de Mexicali, en estudiantes de preparatoria de una Escuela Privada, se encontró que un 82.8 % presentan desinterés por las clases debido a sentirse deprimidos, el 68.5 % de los alumnos afirman que los problemas de tipo familiar son los que más les afecta en la vida académica, congruente con el 60.1 % que respondieron que prefieren estudiar en la escuela en tiempos libres, que en su casa.

Estos estados de ansiedad y depresión, también se ven reflejados en el bajo rendimiento escolar, debido a carecer de estabilidad emocional para presentar exámenes o hacer una exposición de clase, ya que manifiestan sentirse inseguros, con falta de concentración, nerviosismo y con manifestaciones físicas como sudoración de manos y dolor de cabeza.

Tomando en cuenta que, en la dinámica social actual, las presiones por salir adelante desde el punto de vista económico, forma parte de uno de los principales objetivos de vida del ser humano, la deserción escolar o el bajo rendimiento académico, aumentan el estado ya critico de ansiedad y depresión en los jóvenes, sin embargo no solo ellos son los afectados, en si cualquier ser humano independientemente de su grupo de edad.

Es por eso, que los autores de este estudio, hacen una serie de recomendaciones dirigidas a las escuelas preparatorias, como lo son:

  1. Realizar pláticas de depresión y ansiedad dirigidas a los padres de familia.
  2. Disminuir el tiempo de utilización de aparatos electrónicos, que pueden fungir como un distractor dentro de las instalaciones escolares, principalmente dentro de clase.
  3. Fortalecer y promover el departamento de apoyo psicológico dentro de las escuelas, pero no solo eso, tambien es importante hacerlo accesible en cuanto horarios y asesores profesionales.
  4. Se recomienda también, que los maestros al inicio del semestre entreguen al alumno el plan de la materia, o sea, su contenido temático y su plan de clase, para que el alumno este enterado lo que se presentara y lo prepare con tiempo, esto bajara los niveles de estrés y por consiguiente bajaran los niveles de ansiedad.

Finalmente, este estudio nos permite concluir que la inestabilidad de la familia, es un factor de riesgo de suma trascendencia, para el rendimiento académico.

Además, el apoyo Psicológico en todos los estudiantes puede contribuir en mejorar el rendimiento escolar y mejor control de la ansiedad y depresión.

 

DRA. ROSA ALICIA LUNA V. GÓMEZ

ALGER LESS VIBANCO ROBLES

ALEXIS RODRÍGUEZ RODRÍGUEZ

FACULTAD DE MEDICINA MEXICALI

MAYO 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *