LACTANCIA  MATERNA

LACTANCIA  MATERNA

NUTRICIÓN DE LA MUJER LACTANTE

La leche materna es vida, salud y amor, amamantar a veces no resulta fácil, pero con cuidados, cariño y práctica lo podrás lograr.

Se define lactancia materna como el proceso fisiológico que consiste en la secreción de leche materna para fines de alimentación.

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses: a partir de entonces introducir alimentos seguros y apropiados para la edad y mantener la lactancia materna hasta los 2 años o más.

Nuestro organismo se prepara para esta etapa tan importante almacenando de 2 a 4 kilos de reserva de grasas que posteriormente serán utilizadas para la formación de la leche materna. La disminución de la producción de leche se da en forma fisiológica a partir de los 7 a  9 meses.

El éxito de la lactancia materna depende de buenas reservas metabólicas durante el embarazo y buena disposición de la madre.

Ventajas de la leche materna:

PARA EL BEBÉ:

  • Ofrece al lactante todos los nutrientes que necesita para su desarrollo.
  • Fortalece las defensas del bebé ya que la leche materna contiene anticuerpos.
  • Favorece la interrelación materno-infantil.
  • Reduce la presencia y gravedad de enfermedades infecciosas intestinales.
  • Previene la obesidad infantil.
  • Es un inmunoprotector natural.

PARA LA MAMÁ: 

  • Propicia mayor pérdida de peso.
  • Disminuye la presencia de cáncer de mama y ovarios.
  • Menor riesgo de osteoporosis.

Una dieta bien equilibrada

La mayoría de las mujeres experimentan después del parto un aumento de la sed y del apetito: por ello es importante comer alimentos nutritivos y beber suficiente líquido para promover la producción de leche. Una dieta bien equilibrada contiene:

  • Frutas y  Verduras.
  • Leche y otros productos lácteos.
  • Cereales integrales.
  • Alimentos proteícos (como carnes, huevos, frijoles).

La mayoría de las mujeres necesitan aproximadamente 500 calorías extra por día para mantener una producción de leche adecuada. Beber poca cantidad de líquido quizás no afecte la calidad de su leche, pero posiblemente afecte la cantidad de leche que produzca.

Muchas mujeres se preguntan que alimentación seguir o si existe una dieta especial para la etapa de amamantamiento: Es importante tener en cuenta que el estado nutricional en que se encuentra la madre y su alimentación influyen en el volumen y calidad de la leche materna.

Existen requerimientos que son específicos durante esta etapa ya que se produce un incremento de necesidades de nutrientes, los cuales varían con la edad, raza y condiciones personales, pero principalmente son proteínas, calcio, hierro, y vitaminas  E, C  y ácido fólico.

  • Recomendaciones nutricionales:
  • La cocción de alimentos debe ser al vapor, hervido, al horno, a la plancha.
  • Fraccionar los alimentos en 5 tiempos de comida: 3 comidas principales (desayuno, comida y cena) y dos colaciones (una matutina y una vespertina). La alimentación fraccionada permite disminuir el ayuno prolongado, favorece el aumento de la tasa metabólica y por consiguiente el mantenimiento de un peso saludable.
  • Consumir de 8 a 10 vasos de agua natural al día.
  • Utilizar condimentos naturales y limitar los picantes y la ingesta de sal.
  • Consumir alimentos ricos en calcio, como queso fresco o yogur natural.
  • Carnes blancas como pollo y pavo.
  • Consumir diariamente frutas y verduras, cereales integrales.
  • Alimentos ricos en ácidos grasos omega 3 como los frutos secos.
  • Evitar grasas saturadas.
  • Evitar el consumo de bebidas que contengan cafeína, alcohol y tabaco.

 

María Inés Guerra

 Lic. en Nutrición

Universidad Autónoma de Durango.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *