CUIDE SU CEPILLO DENTAL

 

UN ALIADO ESTRATÉGICO PARA NUESTRA SALUD

CUIDE SU CEPILLO DENTAL

Cepillarse los dientes es importante porque de esta manera eliminamos la placa bacteriana causante de la caries dental y de las enfermedades de las encías.

Recuerde que un hábito saludable es cepillarnos los dientes después de cada comida y para ello es recomendable utilizar un cepillo de cerdas suaves.

Es importante también cepillar suavemente las superficies interior y exterior de los dientes, así como la lengua, para ayudar a eliminar los residuos y mantener el aliento fresco.

Cepillar los dientes ayuda no solo a eliminar los residuos de alimentos, sino que también elimina la placa bacteriana, la cual se forma sobre los dientes.

La placa bacteriana produce ácidos, los cuales causan degeneración dental y enfermedades en la encía.

Es importante utilizar una pasta dental con flúor para reducir los riesgos de aparición de caries.

Para que el cepillo sea un buen aliado, es necesario que tengamos en cuenta medidas como las siguientes:

  • No comparta el cepillo
  • Después del cepillado enjuague su cepillo dental cuidadosamente con agua corriente para asegurarse de remover la pasta dental y los residuos que provienen de la descomposición de alimento.
  • Luego de enjuagarlo, escúrralo y elimine el agua que pudiera quedar entre sus cerdas para evitar que quede húmedo hasta el siguiente uso.
  • Déjelo secar al aire libre y guárdelo en posición vertical con las cerdas hacia arriba. No lo guarde en recipientes cerrados.
  • Reemplace su cepillo cada 3 a 4 meses o antes si las puntas de las cerdas están desgastadas.
  • Utilice el cepillo de dientes exclusivamente para la higiene bucal; no lo combine con otros usos como la limpieza de objetos o para jugar con ellos.
  • Coloque su cepillo de tal forma que se evite el contacto con los cepillos de otras personas.
  • Lávese las manos antes y después de cada cepillado dental.
  • Reemplace el cepillo de dientes cada 3 meses o antes, si es que está desgastado, opaco o si presenta los extremos de las cerdas dobladas o deterioradas por su uso. Recuerde que la boca es el hogar de millones de gérmenes. Al remover la placa y la suciedad del diente, los cepillos dentales se contaminan con bacterias, sangre, saliva, residuos bucales y pasta dental.
  • Es muy importante que los padres empiecen a cuidar los dientes de sus hijos desde que son bebés. Los niños necesitan dientes sanos para poder masticar y hablar claramente.

Recuerde que la prevención es la clave para mantener los dientes saludables y un buen estado de salud general, además de una sonrisa hermosa.

Innova en Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *