INDICACIONES DIETÉTICAS PARA PACIENTES CON DIARREA

INDICACIONES DIETÉTICAS

PARA PACIENTES CON DIARREA

 

¿Qué es la diarrea?

La diarrea es el aumento en la frecuencia de los residuos fecales, o la disminución en su consistencia. Su presencia puede afectar diversas funciones intestinales trayendo como consecuencia la malnutrición, disminución de la masa corporal y la malabsorción de nutrimentos.

Nutrición del paciente con diarrea.

Desde el punto de vista nutricional deben plantearse los siguientes objetivos antes de realizar modificaciones en la dieta del paciente:

  • Determinar cuál es la causa de la diarrea.
  • Evitar la deshidratación.
  • Prevenir el síndrome de realimentación.
  • Restaurar el adecuado funcionamiento del tracto gastrointestinal.
  • Evitar alimentos que estén muy fríos o muy calientes ya que pueden estimular la actividad y motilidad del colon.
  • Controlar la cantidad de fibra consumida.
  • Introducir alimentos pro bióticos para restaurar los daños en las micro vellosidades intestinales.

Los alimentos pueden ser suspendidos durante las primeras 12 horas, en lo que se realiza el tratamiento de rehidratación oral. Luego se debe comenzar con el consumo de caldos, té y pan tostado. Más adelante el paciente puede introducir algunos alimentos sólidos en porciones pequeñas siempre y cuando sean bien tolerados.

Para lograr la rehidratación oral es necesario que el paciente consuma líquidos y electrolitos, la siguiente tabla muestra el tratamiento de rehidratación oral de la UNICEF/OMS.

 

Ingredientes Solución de rehidratación original Nueva solución de rehidratación oral con menor osmolaridad
Cloruro de sodio 3.5g/L 2.6 g/L
Cloruro de potasio 1.5 g 1.5 g /L
Sodio 2.5 g bicarbonato de sodio 2,9 g/L citrato trisódico
Glucosa 20g/L de agua potable 13.5 g/ L de agua potable

 

Si no se cuenta con una solución de rehidratación oral, una casera puede ser elaborada con un cucharadita de sal, ocho cucharadas de azúcar, 120 ml. de jugo de naranja mezclados en 1 L de agua.

Hay algunos alimentos que el paciente debe evitar, por ejemplo; las bebidas azucaradas, ya que tienen un bajo contenido de electrolitos y alta osmolaridad, también es necesario evitar la cafeína, el jugo de manzana y la leche, ya que pueden ocasionar que la diarrea sea más grave. Es importante cuidar el consumo de alimentos altos en fibra como verduras y frutas con cáscara y cereales integrales, pues la fibra estimula la motilidad del tracto gastrointestinal y por ende puede agravar la diarrea.

En la dieta deben incluirse el plátano para obtener un buen aporte de potasio, también alimentos que contengan pro bióticos y productos como el “Gatorade” pueden ayudar debido a su alto contenido de electrolitos.

Alimentación de los pacientes con diarrea con tolerancia a alimentos sólidos o semisólidos

 

Alimentos Especificaciones cuando el brote es leve Especificaciones cuando el brote es de moderado a grave
Lácteos Yogurt (con pro bióticos ) Leche sin lactosa
Pescado y pollo Carne blanca y magra Pollo sin piel
Huevo Clara de huevo Clara de huevo
Pan y papa Pan No integral, puré de papa sin cáscara. Pan horneado no integral, puré de papa sin cáscara.
Fruta y verdura Manzana al horno o hervida, pera o durazno en almíbar. Calabaza, acelgas sin tallo.

Medio plátano.

Manzana al horno o hervida.

No verduras.

Bebidas Agua, caldo vegetal Agua, caldo vegetal

 

En los pacientes con diarrea es necesario realizar el aporte oral de manera progresiva. En las primeras seis a doce horas se debe realizar la rehidratación. Una vez que esta fase es superada la ingesta debe ser de alimentos blandos con volúmenes pequeños y fraccionada en seis a ocho tomas al día. Después de las cuarenta y ocho hasta las setenta y dos horas se puede aumentar el volumen de los alimentos que se consumen en la fase anterior manteniendo la pauta de seis a ocho tomas al día. Así, poco a poco y según la tolerancia del paciente, se va progresando a la dieta normal.

En cuanto al consumo de líquidos el paciente debe consumir al menos tres litros de agua el primer día, esto depende de las pérdidas. En la siguiente fase la ingesta de líquidos debe ser de al menos dos litros por día. Cuando la dieta ya es casi completamente normal el consumo de líquidos recomendado es mayor a un litro y medio.

¿Cómo se puede prevenir la diarrea?

El profesional de la salud tiene la responsabilidad de educar al paciente para prevenir la diarrea, ya sea secundaria a una intolerancia o a alguna infección bacteriana.

Los siguientes puntos son útiles para prevenir la diarrea:

  • Lavarse las manos antes de comer y después de ir al baño.
  • Limitar el consumo de alimentos fuera de casa, ya que es difícil determinar si el agua que se utiliza para lavar o preparar los alimentos está contaminada.
  • Evitar comer en puestos de comida en la calle, pues la comida está expuesta al aire libre y por ende a diversos factores ambientales que pueden contaminar los alimentos.
  • Cocinar bien los alimentos antes de ingerirlos.

 

Andrea Helu

Licenciada en Nutrición y Ciencia de los Alimentos

Universidad Iberoamericana Tijuana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *