EL DERECHO A LA SALUD

EL DERECHO A LA SALUD

  • La salud no sólo es ausencia de enfermedad, es un estado integral de bienestar.
  • El reconocimiento del derecho a la salud es en realidad bastante reciente.
  • El derecho a la salud es un Derecho Humano frente al cual, el obligado es el Estado.

Los Derechos Humanos tienen su más remoto antecedente –contenidos en un documento legal- en la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano, un documento derivado de la Revolución Francesa, que data de 1789 y en el que se establecía de manera preponderante que todos los ciudadanos son iguales ante la ley.

A partir de este documento, los Derechos Humanos sufren una evolución, toda vez que, tal como los conocemos hoy en día, los Derechos Humanos han sido producto de luchas sociales y demandas históricas a nivel mundial.

En términos generales, es posible determinar por lo menos tres etapas de reconocimiento de los Derechos Humanos.

  1. Derechos de Primera Generación: llamados también derechos civiles y políticos, surgen como un mecanismo de control al poder absoluto del rey. Esencialmente consagran del derecho a la libertad, a la igualdad y a la vida. Siglo XVII.
  2. Derechos de Segunda Generación: surgen como resultado de la Revolución Mexicana, la que se gesta en busca del reconocimiento a los derechos económicos y sociales. Es decir, se inicia el tránsito hacia el reconocimiento de que la persona tiene derechos esenciales que no sólo impliquen la vida, la igualdad o la libertad, sino aquéllos que contribuyan al desarrollo de una vida buena, placentera, digna, adecuada y feliz. Así, se gestan el derecho al trabajo, a la educación, a la propiedad de la tierra y a la salud. Siglo XX.

Esta parte es importante en la medida en que se reconoció que no basta nacer, ser libre y ser tratado en igualdad con las demás personas ante un proceso judicial. Una persona viva, libre e igual a las otras, debe además tener educación, salud, un empleo remunerado, una vivienda, recreación, etc. y en esta etapa, la Revolución Mexicana fue el parteaguas, como anteriormente lo fue la Revolución Francesa. Aquí ubicamos por primera vez la demanda del derecho a la salud de las personas como eso, como un Derecho Humano.

  1. Derechos de Tercera Generación: se encuentran en construcción y definiciones en la actualidad, y surgen como producto de la necesidad del reconocimiento a la cooperación entre las naciones: derecho al agua, derecho al medio ambiente sano, derecho a la paz, etc. Nuestra época.

Como puede observarse, el derecho a la salud, como derecho humano, es en realidad muy reciente –tomando en cuenta que la humanidad tiene en la tierra miles de años y el derecho a la salud apenas supera los cien-.

Este brevísimo recorrido histórico tiene el propósito de ilustrar cómo la definición de un marco de protección a la salud y la obligación por parte del Estado de proporcionar servicios de salud de calidad, gratuitos, universales y eficaces, es una demanda que aún hoy se encuentra en construcción.

Vale la pena señalar que el propio concepto de Derecho a la Salud ha tenido una evolución, toda vez que la acepción original de este derecho estaba relacionado con la ausencia de enfermedades biológicas en el cuerpo. Es decir, inicialmente la salud se definía como la mera ausencia de enfermedad del cuerpo.

No obstante, en la década de los 50, la Organización Mundial de la Salud (OMS) revisó ésta definición y concluyó que, la persona, puede tener ciertas condiciones de ausencia de enfermedades biológicas y, aún así, no gozar de cabal salud.

La salud es un término más complejo y mucho más amplio, que pasa por el reconocimiento de que la persona debe tener acceso a una calidad de vida, que implica un bienestar integral.

Así, actualmente la OMS reconoce el derecho a la salud como el derecho a gozar de un estado completo de bienestar físico, mental y social. Para que esto sea posible, el Estado tiene la responsabilidad de llevar a cabo las acciones y omisiones pertinentes que aseguren que el individuo tiene en verdad condiciones para vivir de manera saludable y armónica.

Así, el derecho a la salud se vincula con otros derechos humanos tales como:

  1. Derecho a la vida
  2. Derecho a la libertad
  3. Derecho a una vida libre de violencia
  4. Derecho a la vivienda digna
  5. Derecho al agua
  6. Derecho a un medio ambiente sano
  7. Derecho a la toma de decisiones en el ámbito sexual y reproductivo
  8. Derecho a la información
  9. Derecho al consentimiento libre e informado
  10. Derecho a la seguridad social
  11. Derecho a la prevención y el tratamiento de las enfermedades
  12. Derecho al acceso a medicamentos esenciales
  13. Derecho a la maternidad y el parto en condiciones seguras
  14. Derecho a la contracepción

Cada uno de éstos derechos humanos forman el marco de protección de que debemos gozar todos los mexicanos y mexicanas y, frente a ellos, el sujeto obligado es el Estado.

Será en la siguiente edición que me detendré a explicar de qué manera el Estado cumple su obligación frente al derecho a la salud y qué alternativas tenemos las ciudadanas y ciudadanos ante su incumplimiento.

¡Salud y buena vida!

Verónica Rodríguez López

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *