ALERTAN SOBRE DAÑO PULMONAR GRAVE POR USO DE CIGARROS ELECTRÓNICOS

ALERTAN SOBRE DAÑO PULMONAR GRAVE POR USO DE CIGARROS ELECTRÓNICOS

INER.- Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y las sociedades respiratorias mundiales han emitido llamadas de atención hacia los riesgos de inhalar los cigarrillos electrónicos, vapear en términos coloquiales. A pesar de ello, las ventas de los dispositivos han sido exponenciales, a pesar de ser ilegales en varios países como México.

Los riesgos a la salud pública emanan primordialmente del esperado incremento en adictos a la nicotina, que pueden pasar a fumar cigarrillos normales en forma única o combinada; sin embargo también están aquellos generados por los efectos irritantes en el pulmón, aunados a los debidos al mal funcionamiento de las baterías y al calentamiento del dispositivo.

Recientemente se ha notificado a través del Centro de Control de Enfermedades y Prevención (por sus siglas en inglés CDC) así como por la Administración de Fármacos y Alimentos (por sus siglas en inglés FDA) sobre más de 200 casos documentados de pacientes con lesión pulmonar grave en al menos 25 estados en Estados Unidos de América, asociada al uso de cigarro electrónico, la mayoría de ellos adolescentes y adultos jóvenes.

Los cigarros electrónicos generan un aerosol a través del calentamiento de un líquido que contiene nicotina, glicerina y saborizantes y que alcanza ampliamente al sistema respiratorio, tanto en vías aéreas de conducción como en zonas alveolares, debido al pequeño tamaño de las partículas generadas (100-160 nm).

En el aerosol inhalado se han encontrado, en general en cantidades mucho menores que en el humo del cigarro, muchos compuestos tóxicos, entre ellos formaldehido, compuestos orgánicos volátiles, hidrocarburos policíclicos, nitrosaminas y metales (cromo, cadmio, zinc, niquel), provenientes del calentamiento del líquido, del dispositivo o procedentes de la batería, varios de ellos conocidos carcinógenos o irritantes.

La irritación es capaz de generar inflamación en las vías respiratorias, síntomas respiratorios en personas previamente sanas, o un empeoramiento de síntomas respiratorios en pacientes con asma, Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) o fibrosis quística.

Los casos que se han descrito recientemente son mucho más graves, con falta de aire que se desarrolla en días a semanas, tos seca, dolor en el tórax, fatiga, o fiebre. Se han documentado la presencia de incremento en glóbulos blancos en la sangre, así como opacidades bilaterales pulmonares (manchas en el pulmón), baja oxigenación de la sangre o inclusive falla respiratoria, llegando a requerir estancias en terapia intensiva y ventilación mecánica.  En el líquido obtenido por broncoscopía, se ha identificado la presencia de células de defensa (macrófagos alveolares) llenos de lípidos como los que se describen en la neumonía lipoidea.

Con el tratamiento intensivo, la mayoría de los pacientes se llegan a recuperar y las muertes han sido escasas, sin embargo esta presentación implica un daño grave y rápido que no se había considerado en la gama de daños que pudiera causar el cigarrillo electrónico. En algunos casos descritos se ha encontrado no solo el uso de cigarro electrónico con el líquido tradicional, si no que se ha aerosolizado preparaciones caseras incluyendo extractos oleosos con un mayor potencial de contaminación y en mezclas poco propicias para su inhalación.

Alertamos sobre el potencial que tienen los dispositivos electrónicos de generar daño pulmonar grave a corto plazo, y en caso de que alguna de estas molestias se llegue a presentar, insistir en que se tenga una valoración médica inmediata, que en caso que sea conveniente podría realizarse en el INER.

La Secretaría de Salud exhorta a los vapeadores a buscar atención médica con la finalidad de prevenir y evitar riesgos en su salud, luego de las muertes que se han registrado en Estados Unidos, a consecuencia de enfermedad pulmonar relacionada con el vapeo.

A través de la página del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), el 10 de septiembre se publicó un anuncio denominado “Alerta importante a la comunidad en General”, donde se hace énfasis en los casos de daño pulmonar que se han detectado en Estados Unidos a consecuencia del consumo de cigarros electrónicos, lo que popularmente se conoce como vapear.

Recientemente se ha descrito y publicitado un brote de daño pulmonar grave en jóvenes vapeadores en Estados Unidos, cuyo origen todavía no es del todo claro.

Por lo anterior, los usuarios de estos dispositivos electrónicos de administración de nicotina deben ser valorados de forma urgente por un médico, cuando presenten primordialmente una falta de aire progresiva con tos o fiebre”.

En la alerta, firmada por el director General del INER, Jorge Salas Hernández, donde se solicita a los vapeadores acudir a recibir atención médica urgente, si presentan los síntomas ya mencionados, se pide al público, difundir la información para brindar atención al mayor número de personas posible.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de consumo de drogas, alcohol y tabaco 2017 más de un millón de personas entre 12 y 65 años, utilizan cigarros electrónicos de manera cotidiana.

Lo anterior, a pesar de que el 31 de mayo pasado, la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris) publicó que la venta de los cigarros electrónicos en nuestro país es ilegal ya que no cuentan con registro sanitario.

En los últimos meses, se han registrado seis muertes y más de 450 vapeadores enfermos en Estados Unidos.

Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *