CALIDAD DE VIDA EN PACIENTES CON CÁNCER DE PULMÓN

CALIDAD DE VIDA EN PACIENTES CON CÁNCER DE PULMÓN

LA CALIDAD DE VIDA COMO “END-POINT” EN EL TRATAMIENTO DE CÅNCER DE PULMÓN DE CÉLULAS NO PEQUEÑAS (NSCLC)

El cáncer pulmonar avanzado es una enfermedad no curable en la que el uso racional de los recursos médicos juega un papel crucial. Conceptualmente hablando, la calidad de vida puede ser definida como la percepción por una persona de su posición en la vida en el contexto de la cultura y de su sistema de valores enfatizando la multidimensionalidad. Actualmente son 8 los dominios que se consideran integran la calidad de vida de un paciente.

La multidimensionalidad es todo aquello que en la experiencia individual puede ser estimado por un ser humano, lo cual coloca a este concepto (calidad de vida) en el terreno de la subjetividad. Por lo tanto, la evaluación de la misma mediante instrumentos, ayuda a estimar de manera objetiva este concepto tan importante. Entre mayor distancia exista entre la expectativa del paciente y su realidad, peor será su calidad de vida.

Por ejemplo, en cáncer de pulmón mayoritariamente el paciente es fumador, pero existen entre un 15% y 36% de pacientes que nunca fumaron. México tiene el primer lugar en el índice de mortalidad por tumores malignos y se registran cerca de 9 mil casos de cáncer de pulmón al año, siendo que cada hora muere un paciente por cáncer pulmonar.

Es importante favorecer la creación de redes que permitan otorgar cuidados de atención mediante la formación de voluntarios y cuidadores dedicados a la calidad de vida del enfermo con cáncer. Los cuidados paliativos no deben iniciarse cuando el paciente está al final de la vida, sino que por el contrario, deben iniciar en el momento del diagnóstico de la enfermedad tal y como quedó de manifiesto por la Dra. Temel en NEJM en 2010.

Hoy día el nuevo rol del paciente, es un paciente con un perfil más activo, con mayor participación en asumir responsabilidades en la toma de decisiones clínicas, tanto relativas al proceso diagnóstico como a las propuestas terapéuticas disponibles. No obstante, los pacientes señalan que aún no encuentran de qué manera ejercer efectivamente esta participación. La toma de decisiones compartidas, implica tener una buena capacidad de comunicación sumado a los tiempos breves de consulta o a la complejidad en la organización y estructura de los centros hospitalarios. Así pues, los pacientes han demandado la importancia de un acompañamiento profesional que ayude a la toma de decisiones complejas y compartidas.

En un trabajo de encuesta a pacientes con cáncer de cualquier tipo elaborado por el Dr. Fuentes de la Peña, se obtuvieron los siguientes resultados: 1745 pacientes fueron entrevistados entre 2001 y 2017; 5286 entrevistas. Del total de pacientes, un 5% tenían cáncer de pulmón avanzado. Los pacientes eran entrevistados antes del tratamiento, durante el tratamiento y al final del tratamiento.

Se observó que el paciente con cáncer de pulmón avanzado regularmente tiene muchos síntomas que requieren paliación importante de los mismos; el 75% de la muestra independientemente del sitio donde se atendiera, expresó tener problemas económicos generados por los costos para el acceso al tratamiento.

Dr. Homero Fuentes de la Peña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *