DETECTANDO SORDERA EN RECIÉN NACIDOS

DETECTANDO SORDERA EN RECIÉN NACIDOS

Tamiz auditivo neonatal

  • El Tamiz Auditivo Neonatal permite detectar con oportunidad la presencia de hipoacusia o sordera en recién nacidos.

La hipoacusia o sordera es la disminución del nivel auditivo por debajo de lo normal. Se puede presentar a cualquier edad, incluso desde el nacimiento. Puede ocasionar trastorno del lenguaje si no se trata con oportunidad. La pérdida puede ocurrir en uno o en ambos oídos y puede ser leve, moderada, grave o profunda.

¿Cómo saber si un bebé tiene hipoacusia o sordera?

La prueba del Tamiz Neonatal Auditivo brinda la posibilidad de saber si un recién nacido tiene sordera. Esta prueba debe realizarse dentro de las primeras horas de vida del bebé.

¿Qué es el tamiz auditivo neonatal?

Es una prueba sencilla, no dolorosa y rápida, que permite detectar la presencia de hipoacusia o sordera en recién nacidos, sin causar dolor o molestia alguna.

Consiste en colocar un pequeño “audífono” en el oído del bebé durante unos segundos, el cual registra si existe disminución auditiva. Todo recién nacido tiene derecho a esta prueba.

El tamiz auditivo neonatal permite detectar con oportunidad la presencia de hipoacusia o sordera en recién nacidos.

¿Qué se debe hacer si su bebé presenta hipoacusia o sordera?

Debe empezarse un tratamiento antes de los seis meses de edad para evitar trastornos en el lenguaje y para favorecer un desarrollo adecuado.

Los bebés con mayores posibilidades de tener hipoacusia o sordera son quienes presentan algunos de los siguientes factores:

  • Alguno de sus familiares manifiesta esta enfermedad.
  • La madre presentó una enfermedad infecciosa durante el embarazo, como rubéola.
  • Al nacer, presentaron dificultad severa para respirar.
  • Presentaron ictericia (coloración amarilla de la piel) que ameritó cambio de sangre en las primeras horas de vida.
  • Tiene malformaciones en cabeza, cara u oídos.
  • Bajo peso al nacer

El diagnóstico oportuno y la atención temprana de la hipoacusia asegura que el recién nacido pueda aprender a hablar y, más tarde, a leer y a escribir.

Todos los niños y niñas tienen derecho a que se les realice la prueba de tamiz auditivo neonatal y a recibir tratamiento específico hasta asegurar su incorporación a una escuela regular.

Recuerde: la pérdida auditiva no se detecta a simple vista, el tamiz auditivo neonatal es una prueba sencilla que no ocasiona dolor al bebé.

 

Innova en Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *