EL MIEDO A LA INSULINA Y NO A LA DIABETES

EL MIEDO A LA INSULINA Y NO A LA DIABETES

La diabetes es una de las principales causas de muerte e incapacidad en el mundo, se cree que el 70% de las amputaciones en México se deben a la diabetes y la prevalencia a nivel mundial sigue aumentando.

Existen diferentes tipos de diabetes y cada una debe recibir un tratamiento específico, pero la diabetes tipo 2 representa el 90 por ciento de los pacientes con diabetes y está muy asociada a la obesidad y cuando vivimos en un país líder en obesidad esta combinación se convierte en problema muy serio de salud.

La diabetes tipo 2 afecta a aproximadamente el 8% de la población en estados unidos, pero hay hasta un 25 a 40% de las personas con diabetes no diagnosticada. A nivel mundial la tase de diabetes varia de un 3.8% hasta un 10.2% en diferentes regiones y en algunas áreas los pacientes con diabetes no detectados puede ser tan alta como 50%.

En Estados Unidos la diabetes representa el 14 % de los gastos de salud y más de la mitad están dados por las complicaciones crónicas que ocasiona la diabetes mal cuidada como lo son infartos al miocardio, accidentes cerebrovasculares o embolias, enfermedad renal en etapa terminal que necesita diálisis o trasplante renal, retinopatía y ulceras en los pies.

La diabetes es una verdadero problema de salud en México y el mundo, pero tiene a favor las condiciones óptimas para la detección, manejo y evitar complicaciones lo que ayuda y modifica la historia natural de esta enfermedad.

  1. Es un importante problema de salud pública.
  2. Existe una fase asintomática temprana.
  3. Hay pruebas de detección adecuadas.
  4. Hay un tratamiento aceptado y disponible.
  5. El tratamiento precoz durante la fase asintomática mejora el resultado a largo plazo.

Cuando aplicamos estos criterios a las personas de riesgo y a los ya diagnosticados mediante la educación en salud, se puede evitar el avance y deterioro clínico de los pacientes.

Quien tiene más riesgo de desarrollar diabetes?

Hay factores de riesgo o personas más propensas a desarrollar diabetes, por eso a estas personas hay que mantenerlas en vigilancia y control con su médico de atención primaria:

Edad mayor o igual a 45 años.

Sobrepeso, definido como un índice de masa corporal (IMC)  mayor de 25 kg/m2.

Diabetes mellitus en familiares de primer grado.

Grupos étnicos o razas más propensas como los latinos, afro-americanos, nativos americanos.

Historia de hijos nacidos con peso mayor a 4.1 kg (9 libras) o de haber padecido diabetes gestacional.

Ser portador de Hipertensión Arterial.

Tener dislipidemia (Colesterol  de alta densidad “bueno” C-HDL bajo < 35 mg/dl o Triglicéridos mayor o igual a 250 mg/dl.

Estudios de Glucohemoglobina (A1c) igual o mayor a 5.7%.

Tener síndrome de ovarios poliquísticos.

La Asociación Americana de la Diabetes (ADA) recomienda las pruebas de detección cada tres años en todos los adultos con sobrepeso y uno o más factores de riesgo para diabetes.

Es importante que estas pruebas sean solicitadas por un médico y que se realicen en un laboratorio certificado y el diagnóstico de la diabetes es basado en una de los siguientes resultados y debe ser confirmado con la  misma prueba repetida días siguientes:

Glucosa en ayuno de 8 horas mayor o igual a 126 mg/dl.

Glucohemoglobina (A1c) igual o mayor a 6.5%.

Prueba de carga oral de glucosa anhídrida con 75 gr a las 2 horas de 200 mg o más.

Prueba de glucosa en sangre al azar mayor o igual de 200 mg con síntomas sugestivos de diabetes.

Las personas con una determinación de glucosa en ayuno igual o mayor a 100 mg, pero menor de 126 mg, son quienes tienen el riesgo elevado de desarrollar diabetes y se les denomina “pre-diabetes”.

El tratamiento para la diabetes será establecido por el médico tratante y se adecuara a los niveles de azúcar, tiempo de evolución y complicaciones existentes al momento del diagnóstico, pero todo paciente tendrá su manejo basado en tres grandes pilares como lo son:

Alimentación, la cual será establecida para cada paciente personalizada por un especialista en nutrición y se basara en la educación para aprender a comer adecuadamente para esta enfermedad.

Actividad Física, la ADA recomienda 150 minutos de caminata cada semana, los cuales podemos dividir según las necesidades como por ejemplo 30 minutos diarios por 5 días de la semana, todo paciente con diabetes debe ser valorado por un médico y realizar algunos estudios para ver si son aptos para el ejercicio.

Medicamentos, el tratamiento farmacológico se iniciado por su médico de acuerdo a sus niveles de glucosa, edad, enfermedades asociadas, peso, el cual puede ser basado en medicamentos orales o medicamentos inyectados como la insulina y cada paciente recibirá un tratamiento personalizado para lograr metas y con ello reducir el riesgo de complicaciones agudas y crónicas.

La cirugía bariatrica ya es un tratamiento aprobado en el mundo para poder controlar y evitar la progresión de la diabetes y sus complicaciones, existen indicaciones y tipos de cirugía específicos los cuales pueden ser ofrecidos por médicos expertos y plantearlo como un plan terapéutico existente para pacientes con diabetes y obesidad.

El mantenerse en metas o lo más cercano a ellas es lo que hace que no se desarrollen las complicaciones o por lo menos que se retrase su aparición, la ADA establece las siguientes metas para los pacientes diabéticos:

Glucosa en ayuno menor de 130 mg.

Glucosa 2 horas después de los alimentos menor de 180 mg.

Glucohemoglobina menor a 7%.

La educación en salud es la prioridad para todo paciente con diabetes o con factores de riesgo para desarrollar la misma, donde se puede modificar el estilo de vida y con ello cambiar la evolución de la enfermedad, seguirá siendo un reto para los médicos y más aún para la población general que tiene que aprender que con esta enfermedad se puede vivir toda la vida en buenas condiciones de salud siempre y cuando se mantenga en las netas establecidas.

 

Dr. Benjamín Gallegos Pérez

Medicina Interna Certificado Colegio de Medicina Interna de México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *