MINI-GASTRIC BYPASS. MÍNIMA INVASIÓN, MÁXIMA EFECTIVIDAD

MINI-GASTRIC BYPASS. MÍNIMA INVASIÓN, MÁXIMA EFECTIVIDAD

Hoy día la obesidad representa la principal causa de muerte asociada en el mundo, es una pandemia de repercusiones épicas que afecta a hombres y mujeres de  todas las edades, etnias, grupos sociales, sin distinguir afecta por igual, trae como consecuencia el deterioro en la calidad de vida de quienes la padecen y genera costos incosteables para los sistemas de salud.

Como es bien sabido, existen varias técnicas quirúrgicas las cuales intentan corregir esta terrible enfermedad, cada una de estas técnicas reúne características particulares, sin embargo en la búsqueda de reunir una cirugía que sea más rápida, más segura, igualmente efectiva que otras cirugías más agresivas, con una menor estancia hospitalaria, con rápida recuperación y con buena aceptación por los pacientes, una cirugía lo más cercana al ideal, es que aparece el Mini-gastric bypass o bypass gástrico de una anastomosis como se conoce en Europa.

Por mi parte, antes de ir a Europa a realizar mi entrenamiento en cirugía de la obesidad, yo practicaba la manga gástrica y el bypass gástrico clásico en Y de Roux con resultados aceptables. Sin embargo, al conocer el bypass gástrico de una anastomosis o Mini-gastric bypass como se le conoce en América, vi que es una técnica más rápida, segura, bien aceptada por los pacientes, con excelentes resultados aún mejores que el bypass clásico; de manera que decidí que el Minigastric bypass sería mi modelo de bypass y de tratamiento quirúrgico de la obesidad.

Al llegar a México lo he realizado una y otra vez demostrando las bondades de la técnica y reportando mis resultados en la literatura médica internacional y en foros de cirugía bariátrica. Esta técnica se ha posicionado de una mejor manera en Europa y representa ya el 50% de toda la cirugía bariátrica que se realiza en la comunidad Europea. Su llegada a América y popularidad en América Latina ha sido  firme, nuestro equipo ha marcado la pauta en este aspecto y somos el equipo quirúrgico que más casos ha publicado en América Latina.

El minigastric bypass, desde mi particular punto de vista, es la cirugía que más se acerca a la cirugía ideal ya que cumple con la máxima que dice: Lograr la máxima pérdida de peso con el menor cambio en el organismo y el menor riesgo posible.

Las diferencias más marcadas que el Mini-gastric bypass tiene con el bypass cásico es que tiene lo que llamamos una anastomosis menos, es decir una unión menos en el intestino delgado y con ello reduce al 0% las complicaciones que ponen en peligro la vida de los pacientes y que son producto de la falla de esta unión que el Mini-gastric bypass no tiene.

Para mí como cirujano representa simplemente enfocar mi vigilancia en una sola anastomosis o unión no en dos, otra característica importante es que produce menor intolerancia a los alimentos, es decir es una cirugía mejor tolerada en comparación con el bypass clásico, es una cirugía que a la fecha, a pesar de los miles de pacientes operados, con ella no hay reportes en la literatura de pacientes con reganancia de peso o falla de la técnica.

Nuevamente, y desde mi particular opinión, es la cirugía para la obesidad que más se acerca a la cirugía ideal, lo que sí le puedo recomendar es que si usted presenta obesidad mórbida y desea hacerse el Mini-gastric bypass solo asegúrese de que el cirujano y equipo quirúrgico tengan la experiencia suficiente y sea reconocido como un equipo con experiencia en esta técnica para optimizar los resultados y sobretodo brindarle seguridad. El Mini-Gastric Bypass es hoy por hoy una poderosa alternativa para resolver la obesidad y sus terribles consecuencias.

 

OMAR FONSECA GUTIÉRREZ

CIRUJANO BARIATRA

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *