PROGRAMA AMIGO, PREVINIENDO EL VIH

PROGRAMA AMIGO, PREVINIENDO EL VIH

  • “Si tienen actividad sexual, deben haber tenido alguna actividad de riesgo… yo les sugiero se hagan la prueba”.

Con el objetivo de prevenir la transmisión del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), Programa Amigo de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) trabaja desde 1991 con proyectos de información y educación para la comunidad.

A más de 20 años de su creación, hoy el Programa Amigo no solo es educación, sino atención a pacientes.

En entrevista con Innova en Salud el Dr. Enrique Gómez Bastidas, Coordinador de Programa Amigo, destaca que el éxito de este proyecto es que cuenta con una escuela para pacientes, “quienes vienen a aprender de su enfermedad”.

Gómez Bastidas es Médico egresado de la UABC, donde también se desempeña como profesor en la Facultad de Medicina del Campus Mexicali. Cuenta además con 2 maestrías en Salud Pública: una en Salud Internacional y otra en Epidemiología.

Con el compromiso que lo ha caracterizado en la atención a sus alumnos y a los pacientes con VIH SIDA, el Dr. Enrique Gómez habla para nuestros lectores acerca de la necesidad de informar a la comunidad sobre la enfermedad.

“En el tema de VIH SIDA hay mucho temor y tabú; el principal reto es acabar con el estigma y la discriminación, tenemos que trabajar mucho entre la población porque todavía hay mucha gente que lo rechaza, hay mucha gente que incluso piensa que una persona que tiene VIH debería estar enjaulada, estar en otro lado”, advierte.

Estos pacientes tienen hoy mayor esperanza de vivir con calidad de vida durante muchos años: “ahora los pacientes con VIH SIDA prácticamente pueden vivir los mismos años que una persona que no tenga VIH, eso es lo que debemos informar, es mucho el temor, la desinformación, son falsas ideas, imaginarias”, asegura el también Coordinador de Programas de Salud Binacional en la Frontera México/US.

LOS JÓVENES, PRINCIPALES PORTADORES DEL VIH

El Programa Amigo destaca que los individuos en edades entre los 16 y 35 años de edad son los más comúnmente detectados como portadores del VIH. Son individuos que, en condiciones normales de salud, representan el sector económico más importante de la población, además de estar en la edad reproductiva. “Es por esto que el propósito primordial de “Programa Amigo” es informar, educar, prevenir sobre los riesgos de infección y en su caso favorecer y realizar una detección temprana. El propósito de esta misión es lograr acercarnos a la generación joven por medio de programas diseñados de acuerdo a sus características particulares: diversos niveles de educación básica, media, superior, trabajadores de la educación, mujeres, varones, etc.”

De acuerdo con el Dr. Gómez, en México hay alrededor de 200 mil casos de personas con VIH SIDA y en Baja California son alrededor de 7,800 los pacientes que viven con esta enfermedad.

En ambos casos las estadísticas arrojan una relación de 4 hombres por cada mujer infectada. “Hace unos 8 años la relación era 12 hombres por cada mujer infectada, es decir, aumentó 300% la infección en la mujer”.

La edad de mayor incidencia se ubica principalmente entre los 20 y 24 años a los 30-34 años de edad, “son jóvenes en edad económicamente activa, son las personas que están levantando al país en este momento, entonces esto es grave”, subraya.

Partiendo de esta realidad, el Programa Amigo tiene como objetivos principales

1.- Prevenir la transmisión del Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH) por la vía sexual, peri-natal y sanguínea en la población.

2.- Promocionar y reforzar la educación en el área de la sexualidad partiendo de fundamentos que favorezcan la salud y eviten la propagación de graves enfermedades.

3.- Disminuir el impacto del VIH en la comunidad de Mexicali, a través de proveer de información objetiva y siempre actualizada sobre los riesgos de infección y las formas de prevención.

4.-Promover acciones que disminuyan el impacto social y económico del VIH y que favorezcan el respeto de los derechos de las personas portadoras del VIH y disminuir el rechazo social y la estigmatización.

5.- Buscar y fomentar la salud emocional como parte de la atención integral.

6.- Brindar una atención integral al paciente detectado que consulta el servicio médico.

7.- Disminuir el abandono de tratamiento, controles médicos, exámenes de diagnóstico, por parte de pacientes a través de una atención más individualizada.

Para realizar todo este trabajo, impulsa acciones hacia el interior de la Universidad, como establecer vínculos con las diferentes autoridades universitarias de las diferentes Escuelas y Facultades, con el fin de sensibilizarlos sobre la necesidad de desarrollar labor de prevención entre los universitarios bajo su responsabilidad.

Otra de las acciones es aprovechar las diferentes agrupaciones sociales, religiosas, educativas, deportivas y laborales para llegar a un mayor número de personas con los programas de prevención.

Además, trabaja con programas de prevención dentro del sector productivo, convenciendo a funcionarios empresariales de la necesidad de apoyar a su personal con información que repercutirá directamente en su bienestar personal y familiar.

Asimismo, busca informar sobre todos los aspectos relacionados con prevención de la forma más objetiva, clara y actualizada, con el fin de sensibilizar positivamente a los individuos. Ayudarlos en la toma de decisiones, tales como la realización de pruebas de detección temprana.

Toda persona puede acudir a las instalaciones de Programa Amigo para solicitar una prueba de VIH. En este centro lo atienden y antes de realizarle el análisis, le brindan el servicio de consejería en la que se evalúan todos los riesgos, qué fue lo que sucedió, por qué la persona tiene la posibilidad de infección. Asimismo, le explican qué es SIDA, qué es lo que podría pasar si lo tuviera, qué es lo que va a hacer para controlar la enfermedad.

El procedimiento de análisis es muy rápido. Es una prueba rápida en la que el personal médico pincha el dedo del solicitante y toma una gota de sangre como muestra, la cual coloca en una tableta y en un término de 5 a 10 minutos obtienen el resultado. La prueba también se puede realizar con saliva del paciente.

“Lo importante de la consejería es acompañar a la persona para darle el resultado y explicarle que hay muchas opciones y que las personas ya no se mueren por VIH; esto es algo muy importante que tiene que conocer”.

PROGRAMA AMIGO EVOLUCIONA EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD

El extenso y fructífero trabajo del Programa Amigo ha abonado para que este proyecto evolucione y su misión de “generar formas de vida sana, proponiendo cambios de conducta y actitud ante el VIH y la sexualidad que favorezcan a la promoción de la salud”, se fortalezca hoy con el programa de atención a pacientes.

“El programa tiene más de 20 años y su función principal es la prevención, entre los jóvenes principalmente, pero ahora el Programa Amigo no solo es educación, sino atención”, destaca el Coordinador.

Al señalar que el medicamento para controlar esta infección es “bastante bueno y en un mes el paciente está como si nada”, Gómez Bastidas advierte que el gran problema del VIH hoy es que los pacientes no están tomándose sus medicamentos porque creen que están sanos.

Por ello, Programa Amigo evolucionó y, para beneficio de la comunidad, hoy impulsa acciones de educación dirigidas a los pacientes.

“Una persona que vive con VIH ya no debe fallecer por ese motivo y aquí educamos a los pacientes para que aprendan a tomar su medicamento”, destaca con orgullo y enfatiza que una condición indispensable para beneficiarse de este programa es que todo paciente “tiene que tener las ganas de vivir, las ganas de estudiar, aprender y hacerse responsable de su enfermedad”.

El tratamiento para este padecimiento tiene un costo promedio de 20 mil pesos mensuales de por vida, en el primer nivel de tratamiento, porque si hay complicaciones los costos son más altos. Actualmente 400 pacientes de diversas instituciones de Salud se benefician de las sesiones de educación e información que brinda Programa Amigo.

El programa de educación es muy importante porque los pacientes “muchas veces no saben ni siquiera leer la receta, no se le entiende y aquí les enseñamos de manera muy sencilla: así te lo debes de tomar, con comida, sin comida, a tal hora, cuáles son los efectos secundarios que pudieran tener. El éxito es casi el 100% y eso es por lo que el programa funciona”, destaca con orgullo Gómez Bastidas.

Cada jueves, Programa Amigo recibe un promedio de 50 pacientes que acuden a escuchar temas sobre tratamiento médico, psicología, nutrición, e incluso disfrutan de actividades recreativas, como ver y comentar una película.

La gran noticia es que todos están trabajando y están en muy buenas condiciones. “Lo más importante es que ellos vienen y toman esto como si fuera un día de relax para ellos y donde vienen a aprender”.

Para el Dr. Enrique Gómez “la principal satisfacción es ver a un paciente que llegó en malísimas condiciones y que esté totalmente recuperado. No hay nada mejor que ver a una persona que recuperada después de que llegó pensando que iba a fallecer y que uno, simplemente con los conocimientos o la experiencia que tiene, pueda darle esperanza de que todo va a estar bien”.

Tras reiterar que una persona que vive con VIH ya no debe fallecer por ese motivo, hace un llamado a invertir más en prevención pues, “aunque hemos avanzado mucho, hay que invertir más para lograr lo que todos queremos: no más infecciones”.

Con un gran compromiso con el bienestar de quienes viven con el VIH SIDA y con la comunidad en general, Enrique Gómez Bastida concluye la entrevista con esta reflexión: “si tienen actividad sexual, deben haber tenido alguna actividad de riesgo, y si tuvieron alguna actividad de riesgo yo les sugiero que se hagan la prueba. Ya no es algo por lo que deban tener temor, el mensaje es que todos nos cuidemos, tengamos mucha comunicación en la pareja y nos protejamos”.

Susana Castro Luque

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *