LA CAMINATA, PRIMER PASO A UNA VIDA SALUDABLE

LA CAMINATA, PRIMER PASO A UNA VIDA SALUDABLE

La falta de hábito para realizar alguna actividad física no es impedimento para decidirnos hoy a empezar a ejercitar nuestro cuerpo.

Caminar es una actividad muy efectiva, fácil de realizar y con grandes beneficios para nuestra salud. Nos ayuda a controlar nuestro peso, disminuir las complicaciones por la alta presión, vigorizarnos, liberar estrés, así como prevenir y controlar padecimientos cardiovasculares. Aunado a ello, caminando tonificamos nuestro cuerpo y generalmente concluimos la actividad de muy buen humor.

Este ejercicio tiene la ventaja de que podemos hacerlo a diferentes horas del día y prácticamente en cualquier lugar, así como realizarlo al ritmo que nuestra edad y condición física nos permiten. Podemos empezar de forma paulatina y caminar de 2 a 3 veces por semana a un paso lento y, a medida que nuestro cuerpo y ánimo nos lo pidan, podemos ir aumentando la frecuencia, distancia y ritmo de nuestra caminata.

Este ejercicio es un buen pretexto para convivir con un familiar, un amigo o meditar cuando vamos solos. Caminar es benéfico tanto para niños y jóvenes, como para adultos y personas de la tercera edad. Tu médico y un especialista en actividad física y deporte pueden orientarlo para que usted haga un plan de actividad física que le permita mejorar y conservar su salud.

Si caminas cuando menos 30 minutos, 2 a 3 veces por semana, con ejercicios de estiramiento antes y después de caminar, tu cuerpo notará muy pronto este cambio de actitud y su calidad de vida mejorará notablemente.

El sedentarismo es uno de los principales enemigos de una vida saludable, así que no dudes más y da el primer paso de una sana caminata por la vida.

Innova en Salud  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *