EL TABAQUISMO Y SUS CONSECUENCIAS

EL TABAQUISMO Y SUS CONSECUENCIAS

El cáncer de pulmón es una de las enfermedades cancerígenas más frecuentes del mundo con aproximadamente 1,400.000 nuevos casos al año.

Es la principal causa de muerte por cáncer entre los hombres y las mujeres en los Estados Unidos, aunque el cigarrillo es la causa principal, cualquier persona puede desarrollar cáncer de pulmón. Cabe mencionar que entre más cigarrillos se consuman y a más temprana edad se inicie el tabaquismo el riesgo de padecer cáncer de pulmón es mayor. La exposición a altos niveles de contaminación, radiación y asbesto también puede aumentar el riesgo.

Factores de Riesgo:

  • Se ha evidenciado que el cáncer de pulmón se relaciona con el tabaco un 90%.
  • Está asociado con el tiempo de exposición, número de cigarrillos al día y profundidad de inhalación.
  • Se ha demostrado que el Tabaquismo se asocia a un 24% del cáncer pulmonar.
  • Una dieta rica en grasas asociada a obesidad incrementa el riesgo de cáncer pulmonar.

Signos y Síntomas:

Hasta el momento no existe un cuadro clínico especifico para el diagnostico de cáncer de pulmón. No obstante, se han considerado los siguientes signos y síntomas:

  • Tos
  • Dolor torácico
  • Disnea (dificultad respiratoria).
  • Hemoptisis (tos con sangre).
  • Pérdida de peso.

Estos signos generalmente aparecen por más de tres semanas sin una causa aparente. En este momento es conveniente solicitar teleradiografía de tórax en dos proyecciones, también realizar una historia clínica minuciosa, examen físico cuidadoso y elaboración de pruebas de laboratorio (Biometría Hemática Completa, Química Sanguínea y Pruebas de Función Hepática).

Prevención:

Algunos riesgos para el cáncer pueden evitarse pero otros muchos, no. Por ejemplo, tanto fumar como ciertos genes heredados son factores de riesgo para algunos tipos de cáncer, pero sólo se puede evitar fumar. El ejercicio sistemático y una alimentación sana pueden ser factores protectores para algunos tipos de cáncer. Evitar los factores de riesgo y aumentar los factores protectores pueden reducir el riesgo, pero no significa que no se manifestará cáncer.

Se están estudiando diferentes maneras de prevenir el cáncer, como:

  • Cambio del estilo de vida o los hábitos de alimentación.
  • Evitar cosas que se sabe que provocan cáncer.
  • Tomar medicamentos para tratar una afección precancerosa o para evitar que se inicie el cáncer.

Tratamiento:

El tratamiento para el cáncer de pulmón depende del tipo de cáncer, de lo avanzado que esté y de cuán saludable esté usted:

La cirugía para extirpar el tumor se puede hacer cuando éste no se haya propagado más allá de los ganglios linfáticos cercanos.

La quimioterapia utiliza medicamentos para destruir las células cancerosas y detener el crecimiento de las nuevas células.

La radioterapia utiliza potentes rayos X u otras formas de radiación para destruir las células cancerosas.

Los tratamientos anteriores pueden realizarse solos o combinados. El médico puede comentarle más sobre el tratamiento específico que usted recibirá.

Grupos de Apoyo: El estrés causado por la enfermedad se puede aliviar uniéndose a un grupo de apoyo para el cáncer. El hecho de compartir con otras personas que tengan experiencias y problemas en común puede ayudarle a no sentirse solo.

Pronóstico:

Su pronóstico depende sobre todo de qué tanto se haya diseminado el cáncer pulmonar.

Entre más tiempo fumes, menos vivirás

¡Es el momento de actuar; deja el cigarro ya!

Dr. Gilberto López Muñoz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *