EL CUIDADO DE NUESTROS ADULTOS MAYORES, COMO PREVENIR ACCIDENTES

EL CUIDADO DE NUESTROS ADULTOS MAYORES,

COMO PREVENIR ACCIDENTES

Cuando hablamos de salud de los adultos mayores la prevención de accidentes se convierte en una de las decisiones más valiosas para mantenerse en buen estado y evitar daños mayores e innecesarios tanto al organismo como al bolsillo.

Para la Organización Mundial de la Salud la prevención de accidentes es también objetivo prioritario para lograr un “envejecimiento activo”, concepto generado para impulsar de ese organismo mundial las cuatro aspiraciones más valoradas por las personas mayores:

  • Autonomía
  • Independencia
  • Calidad de Vida
  • Esperanza de vida sana o libre de discapacidades.

El remedio más barato es la prevención

La rapidez de los actuales modos de vida nos obliga a todos a desarrollar una mayor capacidad de adaptación a los cambios, algo que resulta más difícil a medida que nos hacemos mayores.

La lentitud en los reflejos, la menor movilidad y la disminución de la agudeza visual y auditiva, hacen que en edades avanzadas se esté más expuesto a sufrir accidentes y que las consecuencias sean de mayor gravedad en caso de ocurrir alguno.

Es por ello que la práctica de algún tipo de ejercicio físico, es hoy en día la recomendación básica de los diferentes programas de salud dirigidos a los diversos grupos de edades y sexo de la población.

Para los adultos mayores esta recomendación es indispensable. Adoptar nuevos hábitos de activación física, adecuados por supuesto a la edad y al propio estado de salud puede ser la clave para asegurar una condición física saludable que le agregue mayor bienestar a su vida.

Propósitos y Prevenciones

El conocido dicho popular “es mejor prevenir que lamentar” va tomando así diferentes dimensiones a medida que avanzan los años y se van modificando las situaciones más frecuentes de riesgo de accidentes tanto en el hogar como fuera de él.

Por eso, y “a propósito de los propósitos” para el nuevo año que está iniciando, les ofrecemos una síntesis de las recomendaciones más frecuentes contenidas en las guías de prevención de accidentes por caídas en adultos mayores.

Las caídas, más peligrosas de lo que parecen

Las estadísticas que reúne la Organización Mundial de la Salud, reportan que las caídas son la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales, por detrás de los accidentes de tránsito.

El 80% de las muertes accidentales o no intencionales se registran en países de bajos y medianos ingresos. Son accidentes y consecuencias que se pueden disminuir fomentando más la cultura de la prevención, porque además son los mayores de 60 años quienes sufren más caídas mortales y son los que corren mayor riesgo de tener complicaciones y convalecencias prolongadas y muy desgastantes tanto para el paciente como para sus familiares en lo personal y en lo económico.

Prevención de caídas en el hogar

La prevención en el hogar puede incluir varios tipos de medidas para identificar y modificar a tiempo las situaciones de riesgo, tan variadas como las siguientes a manera de ejemplo:

  • Realizar un examen del entorno-espacio donde vive la persona para detectar riesgos de tropiezos y resbalones, instalaciones eléctricas y de plomería fuera de lugar y de las normas mínimas de seguridad.
  • Actualizar los informes sobre su estado de salud y tratamientos en curso.
  • Administrar suplementos de calcio y vitamina D o el tratamiento de los trastornos visuales corregibles.
  • Uso de protectores de cadera en personas con riesgo de fractura en caso de caída.
  • Ejercicios de equilibrio prescritos por profesionales para el fortalecimiento muscular y esquelético.
  • Consultar programas de ejercicio grupales del tipo del Tai-Chi o de equilibrio dinámico y fortalecimiento muscular, así como informarse de la combinación de otras disciplinas de ejercicio físico y mental como el yoga.
  • Dedicar tiempo a actividades que le permitan ejercitar la memoria y la agudeza visual y auditiva, como el baile, escuchar música, y juegos de mesa, por ejemplo.

Lesiones producidas por caídas

La OMS define las caídas accidentales o no intencionales como acontecimientos involuntarios que hacen perder el equilibrio y dar con el cuerpo en tierra u otra superficie firme que lo detenga. Por su frecuencia y consecuencias se les considera un problema mundial de salud pública.

Las principales recomendaciones

Para evitar accidentes por caídas y que conviene adquirir como hábitos, son:

Las escaleras. El lugar más frecuente para los accidentes, por lo que es importante tener presente:

  • Utilizar el pasamanos o la barandilla siempre que suba o baje escaleras.
  • Encender siempre la luz.
  • Mantener escalones y descansos libres de objetos con los que pueda tropezar.
  • Usar zapatos cómodos, bien ajustados y con suela de goma.
  • Pedir ayuda al transportar bolsas con peso para mantener al menos una mano libre para apoyarse.
  • Colocar bandas protectoras antideslizantes en el borde de los escalones.

En los suelos.

  • Instalar de preferencia pisos antideslizantes.
  • Mantener despejados los suelos de habitaciones y pasillos de objetos con los que pueda tropezar, principalmente cables, ropa y zapatos.
  • Cuidar que los bordes de alfombras estén bien fijados al suelo. Si esto no es posible, mejor retirarlas.
  • Evitar pisar suelos muy lisos.
  • Secar de inmediato los derrames de agua o líquidos, no dejarlo para enseguida.
  • Evitar suelos excesivamente pulidos o encerados.
  • No caminar en calcetines o medias.
  • Y por sistema por más prisa que tenga, no correr al hacer sus actividades cotidianas pues aumenta el riesgo de tropezar o resbalar.

En el baño

  • Colocar agarraderas apropiadas que le ayuden a incorporarse de la tasa sanitaria y a entrar y salir de la regadera.
  • Adherir ventosas de goma antideslizantes al piso del área de regadera.
  • En la salida, colocar un tapete o alfombra antideslizante.
  • Cuidar la ventilación y evitar se forme vapor en el baño ya que su exceso puede causar mareos.
  • Usar un calzado de suela de goma cuando se use un aparato eléctrico dentro del baño, y evitar que el ambiente esté muy húmedo.
  • Evitar bañarse con un calentón eléctrico encendido. Caliente primero el espacio o área del baño y apague el calefactor antes de bañarse.

En la recámara

  • Permanecer sentado(a) en la cama un momento antes de levantarse. Evitar parase de inmediato.
  • Procurar que el espacio de acceso a la cama sea lo suficientemente amplio para entrar y salir sin riesgo de tropiezos.
  • Evitar las alfombras y tapetes sueltos.
  • Dejar una lamparita de luz tenue durante la noche.

Otros riesgos mayores en el hogar

Las caídas son el más frecuente, pero no el único riesgo mayor a que se está expuesto en el espacio del hogar. Los adultos mayores también necesitarán empezar a cuidarse más de golpes involuntarios contra muros y muebles por pérdidas momentáneas del equilibrio.

Las cortaduras y quemaduras son también de los accidentes hogareños más comunes y que también se pueden evitar en lo posible tomando ciertas precauciones. En próximas ediciones los iremos abordando más en detalle.

Por ahora, este artículo lo vamos a finalizar con una reflexión que nos ofrece también la OMS, cuyo concepto del “envejecimiento activo” es el proceso de aprovechar al máximo las oportunidades para tener un bienestar físico, psíquico y social durante toda la vida.

Su objetivo es extender la calidad y esperanza de vida a edades avanzadas, pues además de continuar siendo activo físicamente, es importante permanecer activo social y mentalmente participando en actividades recreativas, en acciones voluntarias o remuneradas, actividades culturales y educativas para enriquecer la vida diaria en familia y en la comunidad.

Innova en Salud

1 thought on “EL CUIDADO DE NUESTROS ADULTOS MAYORES, COMO PREVENIR ACCIDENTES

  • Gracias por sus recomendaciones, tengo 80 años y me caigo en la calle con facilidad por falta de equilibrio, me van a servir mucho sus consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *