NUTRICIÓN Y AUTISMO

 

NUTRICIÓN Y AUTISMO

El Manual Diagnóstico de las Enfermedades Mentales, en su cuarta edición, expone el autismo como un compendio de características relacionadas con un desarrollo deficiente de la interacción y comunicación social y de actividades e intereses. Leo Kanner lo definió en 1943 como “personas con graves dificultades para entender y mantener relaciones sociales, comunicarse con los demás y consigo mismo y  presentando un comportamiento peculiar”.

El diagnóstico suele hacerse en la infancia, pero cada vez se encuentran más adultos diagnosticados con autismo.

El autismo es un trastorno del desarrollo, de inicio precoz, que implica alteraciones sociales, de comunicación y lenguaje. Plantea un desafío en cuanto a su comprensión,  actualmente se desconoce la génesis biológica y los procesos psíquicos de las personas que lo padecen, sus capacidades se ven limitadas en cuanto a la empatía y relación con sus semejantes.

Según la OMS, se estima que la incidencia del autismo a nivel mundial es de 1/160, sin embargo, mencionan que existen variaciones entre las cifras de diversos estudios en el mundo. La CDC (Centers for Disease Control and Prevention), una de las instituciones de mayor prestigio en cuanto a datos y estadísticas, actualmente manejan la cifra de 1 caso de autismo por cada 68 nacimientos.

La prevalencia es alta y en creciente aumento, en su mayoría lo conocen como generalidad, pero existe una singularidad: no hay dos autistas iguales, cada persona presenta diferente combinación de síntomas (ya sea de lenguaje, socialización, habilidades cognitivas, sensibilidades musicales o características motoras), dichos  síntomas varían según el tiempo.

A través de los años se han expuesto métodos favorables y positivos hacia la conducta en niños autistas, como ciertas modificaciones en conductas alimentarias, dieta libre de gluten y caseína (proteína de la leche del tipo fosfoproteína) y los suplementos vitamínicos y antioxidantes como vitamina E, coenzima Q10 y vitamina C, favoreciendo el aumento de oxigenación en el cerebro, moderando la conducta en el niño, haciendo notorio un desarrollo en su comunicación y aprendizaje.

Desde temprana edad los niños autistas suelen presentar problemas para digerir alimentos en cantidades necesarias, observándose una selectividad en cuanto a sabores y texturas, y en otros casos mostrando intolerancias como complicaciones intestinales y el recurrir al vómito, lo anterior es notorio en la introducción de papillas.

Si enfocamos esfuerzos en las conductas alimentarias del niño autista podemos conseguir ir de una alimentación selectiva a una más variada según las pautas del niño, suele ser un proceso lento y de evolución variable.

Aspectos importantes de alimentación en el niño autista:

  1. Mostrar el orden de los alimentos: que todo sea apetecible para el niño.
  2. Servir únicamente la cantidad que puede tolerar el niño, sin exigir, de preferencia cantidades pequeñas.
  3. Ofrecer los alimentos en utensilios como la cuchara y con poco alimento.
  4. Darle el tiempo prudente entre cada bocado, sin saturarlo.
  5. No mezclar sabores nuevos con sabores agradables para el niño.

La ingesta de alimentos es una necesidad básica y prioritaria para un óptimo desarrollo físico y psicológico, tanto para el niño como para los familiares es importante una adecuada administración.

DEBE CONSIDERAR:

  • Hay niños con autismo que no padecen ningún tipo de trastorno alimenticio.
  • Aproximadamente un 30% de las personas con autismo padece uno o varios trastornos gastrointestinales.
  • Los alimentos que los niños con autismo prefieren de manera particular pueden provocarles estados de irritabilidad sensorial y emocional que suscitan problemas de atención y conducta. El origen de ello puede ser una alergia alimenticia o un problema de metabolismo adecuado de los alimentos ingeridos.

Recuerde  que las personas con autismo conforman un amplio espectro y por ende cada una es diferente, por lo que cualquier medida debe ser específica y personalizada.

Las personas con autismo tienen un enorme potencial, como habilidades visuales, artísticas o académicas con el apoyo de tecnología. Como sociedad debemos reconocer el talento de cada una de las personas con espectro autista, sin importar cuáles sean sus debilidades.

La Asamblea General de las Naciones Unidas declara el 2 de abril Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, para apoyar la integración de las personas con autismo en la sociedad, de manera que puedan hacer efectivo todo su potencial.

Es de vital importancia el trabajo con los familiares, debido a que pasan la mayor parte del  tiempo con la persona autista.

 “Decidí sumergirme en tu mundo, te habías ido y para encontrarte tuve que estudiar y explorar tus distintas cualidades potenciales, y encontré tu profundo silencio, tu protocolo de  juegos, risas, llantos y  efímeras miradas, a  veces  te desvaneces  en tu cosmos, te observo con tranquilidad, toma mi mano, te guiaré por una vida de aprendizaje continuo”. Mi amado sobrino  G. Antonio R.

Inés  Guerra

Nutrióloga

 

 

Spread the love

1 thought on “NUTRICIÓN Y AUTISMO

  • Hola. Mi nieto Ian come por tiempo prologando solo un alimento . El mismo para las tres comidas del dia . Despues de dos o tres meses cambia a otro y el anterior ya no lo quiere ni probar dice q no le gusta. Lo q me preocupa es q ahora esta desayunando , comiendo y cenando solo cereal con leche . Eso sera hasta q le enfade. Las frutas y verduras q le gustan solo las acepta como colasion. Y tambien es por un tiempo y despues ya no le gustan. Tengo q estarle buscando la manera de q acepte otras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *