ESTATUS ACTUAL DEL COVID 19 EN CÁNCER Y OTRAS ENFERMEDADES CRÓNICO-DEGENERATIVAS (ECD)

ESTATUS ACTUAL DEL COVID 19 EN CÁNCER Y OTRAS ENFERMEDADES CRÓNICO-DEGENERATIVAS (ECD)

En Wuhan China se detona el 31 de diciembre de 2019 el virus SARS-CoV2. ¡Que si el Murciélago, el Pangolin (hospedero), que si hay intereses “oscuros” de los chinos o de los gringos!, vaya Ud. a saber cuál es la verdad, pero el problema está aquí, es real y es muy serio.

Lo cierto es que estamos ante un virus nuevo, ante una enfermedad nueva, luego entonces existen muchas preguntas y pocas respuestas.   COVID 19 ha sido juiciosamente definida como la enfermedad infecciosa más sistémica e impredecible que hayamos conocido, la enfermedad producida por el SARS -CoV2, un virus RNA de una hélice que hoy ha paralizado el mundo.

Bajo circunstancias excepcionales y viviendo en medio de un impasse, el mundo se ve obligado a “elongar al máximo” el peso de la Medicina basada en evidencias, misma que en la Oncología es simplemente fundamental, y a permitir que organismos como la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos) y la OMS (Organización Mundial de la Salud) aprueben por la vía “fast track” una gran cantidad de estudios, y por increíble que parezca, también se ha formulado un “Triage” o “priorización” para la atención de las emergencias médicas en Europa y en America.

Esta Pandemia ha obligado a las Instituciones de Salud en México, -por cierto, bastante colapsadas desde hace décadas-, a desviar recursos económicos, técnicos, físicos y humanos con una celeridad nunca vista, (no era para menos), esta de por medio la vida de mucha gente y por lo tanto no hay alternativa.

Es evidente que, en cuanto a la mortalidad, la calidad del Sistema de Salud hace una enorme diferencia, así por ejemplo, Suecia “se la jugo” con escasas medidas y aposto a la inmunización de rebaño de sus habitantes, pero su letalidad ha sido del 1% y su población es notoriamente menor y distinta a la nuestra.

Las cifras oficiales de mortalidad mundial andan rondando el 10% en relación con el número de infectados, pero júrenlo que es mucho mayor.  En este momento, enfermar de gravedad de COVID-19 o cualquier otra enfermedad como el cáncer, estando en el “pico” de la pandemia, puede ser un pasaporte “al otro mundo”, por la crisis sanitaria ante la demanda de servicios.

Especialmente en el tema de cáncer,  alrededor de una tercera parte de las personas con COVID-19 que ocupan las camas de las unidades de cuidados intensivos, corresponden a pacientes que además tenían cáncer de acuerdo a algunos reportes generados en España y en China que ha reportado una mortalidad 2.3 mayor en pacientes con Cáncer que en pacientes sin él.

Los pacientes obesos, aun  jóvenes, engrosan las filas de la mortalidad por Covid en México donde tenemos alrededor de 70 % de sobrepeso y obesidad en la población adulta, esto sin duda es un hándicap importante. Sabemos que los pacientes mayores de 60 años, los Hipertensos, Diabéticos, Neumopatas y Cardiópatas, presentan un riesgo adicional.

Es un hecho que las 3 últimas semanas de mayo 2020, son críticas para la CDMX, Estado de México y Baja California.  Falta ver en las comunidades pequeñas y en aquellos Estados en fase 2 como se incrementa el número de casos.  La realidad es que tenemos una curva “bimodal” en nuestro país y habrá que individualizar y actuar diferente en cada Estado de acuerdo con el comportamiento de las curvas de contagios.

Específicamente al hablar de pacientes oncológicos, las acciones implementadas con el objetivo de reducir el riesgo y/o complicaciones de una infección por SARS-CoV2, se basan en limitar al mínimo las visitas hospitalarias, procurar el aislamiento y usar todas las medidas de prevención de contagio ampliamente difundidas por todos los medios de información.   Pero adicional a ello, es menester aplicar la mencionada “Guía de Priorización” en donde la categoría A que corresponde a los pacientes oncológicos impostergables deberá recibir tratamiento sin falta, pues el Cáncer seguirá avanzando hasta matarlo si no actuamos, así que con todos los riesgos que implica, habrá que dar el seguimiento indicado sin violentar sus derechos a la salud y a la vida.

En el otro extremo, en la categoría C, están aquellos pacientes estables con enfermedad controlada, que pueden ser postergados y tratados, por ejemplo, de manera ambulatoria.   Por su parte, la categoría B, es una muy amplia “zona gris” en donde no esta del todo claro el impacto de retrasar, suspender o modificar acciones terapéuticas y la toma de decisiones depende del buen criterio médico y las condiciones del paciente.

Nos enfrentamos a una enfermedad nueva y poco predecible que nos ha mostrado su carácter sistémico y su enorme variabilidad, en la cual el 80% de las veces, el organismo huésped la combatirá exitosamente.  Asimismo, a la fecha tenemos ya 4 cepas distintas del SARS CoV2, pero… ¿podrán combinarse? ¿podrán ejercer una sinergia con la célula cancerosa y agravar aun mas la situación del paciente oncológico? ¿y del hipertenso, diabético, fumador u obeso? Aun no tenemos una respuesta y creo que al igual que una vacuna eficiente (hay 90 vacunas en proceso de desarrollo) tampoco la tendremos pronto, quizás hasta el 2021.

De acuerdo con Globocan, 9.6 millones de seres humanos cada año sucumben ante el Cáncer, será determinante revisar los datos de este trágico 2020 y determinar el impacto de COVID 19 en la mortalidad asociada a suspensión, retraso o modificación de tratamientos oncológicos, tarea nada sencilla y poco agradable. Habrá que formular estrategias para otorgar tratamientos oportunos y apropiados a los pacientes con Cáncer, sin que esto implique dejar de atender un paciente grave por COVID 19, esta situación no puede ni debe ser mutuamente excluyente.

En un mundo donde 40 millones de personas carecen de agua potable, en donde 100 millones tan solo en Latinoamérica no cuentan con recursos sanitarios mínimos, es técnicamente imposible esperar un descenso en los procesos infecciosos.  En países como el nuestro donde la asignación de recursos económicos a las Instituciones de Salud Pública, ha sido raquítico desde hace décadas, es inviable posibilitar una atención integral de alta calidad a los diferentes grupos de pacientes, más aún, si nuestra población esta envejeciendo y para el 2030 se estima un considerable incremento en el número de personas con enfermedades crónico-degenerativas.

Créanme, el coronavirus llego para quedarse, aun no sabemos a ciencia cierta muchísimas cosas, pero “rebrotes”, inmunidad incompleta y probablemente temporal, reinfección, inmunidad de “rebaño”, sinergia viral asociada al Cáncer, alteraciones respiratorias, circulatorias, cutáneas gastrointestinales, neurológicas, manejo adecuado de los cadáveres, información importante recabada en necropsias, esquemas de tratamiento optimo, generan un gran número de preguntas que se irán contestando con el paso de los años.

Como ejemplo hago referencia a una enfermedad viral existente desde principios de los años 80`s: el HIV relacionado a SIDA, que a casi 4 décadas de distancia, no es posible curarlo, los antirretrovirales pueden controlarlo muy bien, incluso la expectativa de vida de un paciente infectado puede ser similar a la de un paciente sin HIV pero no se puede eliminar.  Ahora bien, este control es posible siempre y cuando se tenga acceso a los medicamentos cuyo costo es alto, pero hay personas en África, en regiones latinoamericanas y en México mismo, que simplemente fallecen por no tener acceso a ellos.  Quién nos dice que la historia será diferente con SARS-CoV2 y COVID 19.  Seamos realistas y juiciosos, el mundo ha cambiado ahora y es para siempre.

Dr. Homero Fuentes de la Peña.

         Oncólogo Medico.

Presidente Fundador ProOncavi A.C.

presidencia@prooncaviac.org

1 thought on “ESTATUS ACTUAL DEL COVID 19 EN CÁNCER Y OTRAS ENFERMEDADES CRÓNICO-DEGENERATIVAS (ECD)

  • MUY BIEN EXPLICADO,Y ENTENDIDO.NADA ALENTADOR.A MI HIJA LILIANA CANTUA FIGUEROA.LE DIO COVID 19.ESTUBO 13 DIAS INTERNADA MUY MAL.ELLA TIENE DICAPACIDAD Y CRISIS COMVULSIVAS..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *