CUIDADOS DENTALES EN EL ADULTO MAYOR

 

CUIDADOS DENTALES EN EL ADULTO MAYOR

Comúnmente la salud bucal es considerada como parte de la salud integral de los individuos, sin embargo, el personal médico no le da la importancia que amerita y por consecuente no trabaja en relación estrecha con el odontólogo, desafortunadamente, esta situación no se ha modificado en los últimos años. En la actualidad sabemos que es necesario el trabajo en equipo conformado por médico, odontólogo y paciente.

En los adultos mayores, la cultura de la prevención toma un papel importante, debido a que es un grupo vulnerable desde diferentes puntos de vista como: física, psicológica, económica y social. No obstante lo anterior, también hay que comentar que la salud bucal en el adulto mayor ha persistido a través de la historia con una serie de mitos inaceptables en la actualidad, por ejemplo: se considera como algo natural la pérdida de piezas dentarias en la vejez, desafortunadamente, en nuestro país no se ha generado una cultura de la prevención y el autocuidado.

Lo cual hace falta reconocer que es más económico invertir en prevención que en la atención a los daños a la salud y rehabilitación, ya que mediante la prevención y autocuidado podemos y debemos conservar durante toda la vida la salud bucal.

Es en el primer nivel de atención donde se encuentra el reto más importante y la mayor posibilidad de alcanzar un impacto en la salud de los adultos mayores, por ello debemos considerar que la revisión cotidiana de la cavidad bucal en el consultorio médico es una medida eficaz y de bajo costo, que no debe ser exclusiva del odontólogo. Mediante la exploración de la cavidad bucal es posible la detección oportuna de padecimientos odontológicos y sistémicos ya que éste es un medio clínico que nos aporta información valiosa sobre alteraciones hematológicas, metabólicas, inmunológicas, procesos infecciosos,  deficiencias nutricionales, entre otras. Por ello, la atención en el adulto mayor tiene gran relevancia en la prevención y atención en la salud bucal.

Por tal motivo es importante la exploración de tejidos bucales de una manera fácil y rápida.

Al adulto mayor o en su caso al familiar o cuidador se le explicará sobre cómo realizar el examen de los tejidos de la cavidad bucal ya que es muy importante para prevenir lesiones o alteraciones y dar tratamientos oportunos.

 

Se debe recomendar al paciente lavarse las manos y colocarse frente a un espejo con una fuente de luz adecuada para observar y palpar:

  • Ambos labios tanto por dentro como por fuera
  • Los dientes
  • La encía
  • Cara interna de las mejillas
  • Las caras dorsal, ventral y laterales de la lengua
  • El piso de la boca y
  • El paladar

 

Es importante que el paciente acuda lo antes posible con el dentista de su preferencia, si  detecta alguna anomalía como:

  • Encía roja
  • Inflamada o sensible, la raíz de los dientes se encuentra expuesta.
  • Tiene mal aliento, mal sabor de boca,
  • Manchas blancas o rojas en la encía, presencia de una tumoración,
  • Cambios en el ajuste de las prótesis o dolor,

 

Recomendaciones en el cuidado del uso de prótesis dental

 

La mayoría de los adultos mayores utilizan alguna prótesis dental, por lo cual se les recomienda que tengan los cuidados mínimos para el buen funcionamiento de su prótesis dental removible:

 

  • La importancia de lavar la prótesis después de cada comida para evitar la acumulación de restos de alimento, con cepillo dental convencional, un cepillo especial para prótesis que se puede adquirir en cualquier farmacia, o bien con un cepillo de los que se usa en casa para usos diversos y se enjuaga muy bien con agua.

 

  • El uso de pasta dental en las prótesis removibles está contraindicado ya que provoca la opacidad y deterioro de la capa externa de la prótesis eliminando con el paso del tiempo su brillo original, provoca la porosidad del material que a su vez facilitará la acumulación de bacterias a la prótesis.

 

  • Para dormir, se deben retirar las prótesis con el propósito de que los tejidos bucales descansen de la presión a la que se ven sometidos y mientras las prótesis se mantengan fuera de la cavidad bucal se deben conservar en agua limpia, para conservar mejor los materiales con los que fueron elaboradas y también para evitar golpes y deformaciones.

 

C.D. Enrique Llamas Flores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *