VINOS FESTIVOS

 

VINOS FESTIVOS

Diciembre, mes de festividades, mes que despide el año con la esperanza de mejores tiempos y con el optimismo de los nuevos propósitos. Mes de fiestas que tienen su punto culminante con el alegre ¡POP! con que se manifiestan jubilosas las botellas de champaña o de cualquier otro vino espumoso… Fieles compañeras de las grandes celebraciones.

 

Pero mientras que en nuestro país reservamos ese alegre sonido solo para las grandes ocasiones, año nuevo, bodas o graduaciones, los europeos requieren de la mínima excusa para beber champaña francesa, spumante italiano, cava español o cualquier otro vino burbujeante que hace de cualquier evento ordinario una gran celebración. Unámonos a esta costumbre y -de cualquiera que usted prefiera-, siempre tenga en la nevera una botella a la mano. No hay nada mejor que agasajar a nuestros invitados con una burbujeante copa de vino espumoso.

 

El vino espumoso también puede beberse como un aperitivo, y de hecho va bien con botanas saladas como las nueces, el caviar o con lajas de queso parmesano. Pero esto no es todo, los vinos espumosos también son ejemplares compañeros de la cocina de difícil maridaje. Puede seleccionar un vino espumoso BRUT para acompañar con sushi por ejemplo, o para aquellos desayunos a media mañana, donde lo podrá acompañar de algún omelet. Los espumosos con más cuerpo combinan muy bien con las aves rostizadas, aun con las más fuertes como el pato. Los espumosos rosados irán bien con salmón o ensaladas.

 

Como podemos ver, el vino espumoso se puede disfrutar en más opciones que la del brindis. Se puede disfrutar en la tertulia, o bebiéndolo a la par de un delicioso pavo, o de un jamón, o de un bacalao a la vizcaína, o de tantas y tantas deliciosas viandas que para estas ocasiones se acostumbran.

 

De los vinos espumosos, la champaña es la reina y se produce orgullosamente y controladamente solo en la región de Champagne, por un proceso llamado méthode champenoise a base de uvas pinot noir, pinot meunier y chardonnay. Producir champaña resulta algo costoso, por lo tanto, no espere conseguir un vino de estos por menos de 40 dólares. En el mercado local podrá conseguir con alguna dificultad Dom Perignon, Veuve Clicquot y Moet & Chandon. Pero Francia produce otros excelentes vinos espumosos aparte de los de Champagne, llamados crémant y mousseux. Alsacia hace el excelente Crémant dÁlsace. El valle de Loira hace con sus Chenin Blanc el Cremant de Loire y dentro de la misma región Vouvray produce el Vouvray Mousseux y Saumur produce el Saumur Mousseux. Estos vinos son ligeros y afrutados y no suelen ser tan costosos como la champaña, sin embargo, son difíciles de conseguir en el mercado local, quizá en San Diego pueda conseguir algun Cremant de Bourgogne Tastevinage, Caves de Bailly, o un Lucien Albrecht Crémant dÁlsace.

También Cataluña produce deliciosos vinos espumosos. En esta región se produce la deliciosa cava, que se elabora tradicionalmente con uvas Macabeo, Parellada y Xarel-lo y últimamente también con uva Chardonnay obteniendo muy buenos resultados. Estos son vinos más ligeros, más afrutados, muy frescos y económicos (desde 7 dólares la botella) y los puede adquirir en el mercado de San Diego con mucha facilidad, pero con algunas limitaciones en cuanto a variedad. Pruebe las diferentes marcas de la casa Freixenet, le van a encantar. Y si encuentra Codorniu, también cómprelo…que no se arrepentirá.

 

Los espumosos también pueden ser Italianos como el Prosecco o el Asti Spumante, que es un vino efervescente natural, ligero, aromático, dulce y de bajo contenido de alcohol del cual seguramente usted conoce la marca Martini & Rossi, que además es muy económica.

 

O si prefiere algo más local, California produce infinidad de vinos espumosos de excelente calidad y para todos los bolsillos… y si no quiere cruzar la línea, Freixenet de México produce excelentes espumosos bajo el nombre de Pettillant o Doña Dolores que podrá encontrar aquí mismo en Tijuana y que seguramente le encantarán…

 

El caso es invitarlo a Usted amable lector, a que conozca y disfrute de esta deliciosa y refrescante bebida, y para empezar, lo invito a que despidamos este año y demos la bienvenida al nuevo con el más festivo de los vinos, el espumoso que más le apetezca, el que más le guste; champaña, cremant, cava, prosecco, asti…..el que sea, que yo desde aquí con una flauta de champaña, brindo y le deseo para el año venidero, alegría, salud y prosperidad.

 

Salud y Feliz Año Nuevo

Arq. Joaquín Fernández Rizo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *