CIRUGÍA PARA LA DIABETES

 

 CIRUGÍA PARA LA DIABETES

 

Se estima que aproximadamente 300 millones de individuos serán afectados por la diabetes y sus consecuencias en el año 2025. A causa de las dimensiones del problema mundial de salud pública que la diabetes representa, es prioritario el establecimiento de nuevas formas de tratamiento y nuevo conocimiento que nos permita un mejor entendimiento de la diabetes mellitus tipo 2 (DM2).

 

Desafortunadamente, el origen de esta enfermedad aún es poco claro y las modalidades de tratamiento convencional no pueden garantizar una cura, por lo que la DM2 es considerada una enfermedad progresiva e incurable. Sin embargo, este conocimiento se ha puesto hoy en día en tela de juicio, con base en la evidencia que se ha visto en pacientes diabéticos obesos que han sido sometidos a procedimientos de cirugía bariátrica, particularmente los que son sometidos a bypass gástrico modificado, en donde, después del procedimiento quirúrgico, los pacientes normalizan su azúcar en sangre días después de la cirugía y mucho tiempo antes de que la pérdida de peso sea apreciada, lo cual sugiere que la pérdida de peso sola no explica la mejoría de la diabetes.

 

Estudios recientes se han centrado en el reacomodo de la anatomía del tracto gastrointestinal con cirugía como mediador principal en la mejoría de la diabetes. Aunque el mecanismo  exacto no ha sido aún entendido, los hallazgos sugieren que existe un involucro del intestino en el origen de la diabetes. Esta hipótesis representa un nuevo mundo en el tratamiento de la diabetes tipo 2 como una enfermedad en donde el mejor tratamiento es  la cirugía.

 

Como ya se comentó, la rápida resolución de la diabetes después de procedimientos como el bypass gástrico y la derivación biliopancreatica y estudios experimentales en ratas, sugieren que el control de la diabetes después del bypass gastrointestinal es una consecuencia directa del reacomodo de la anatomía gastrointestinal y no solo resultado de la reducción de la ingesta calórica y la pérdida de peso. Estos resultados apoyan el hecho de que el tracto gastrointestinal juega un papel importante en la diabetes, además de la evidencia que existe sobre alguna hormona intestinal involucrada en la regulación de la glucosa, por lo tanto es razonable asumir que la cirugía puede causar cambios en el metabolismo de la glucosa ,los cuales influyen en la diabetes.

 

Esto sugiere y reafirma que el intestino es un puerto crítico en el origen de la diabetes y posiciona a la cirugía como una nueva y poderosa alternativa de tratamiento para la diabetes. Si hacemos una comparación entre el tratamiento con medicamentos y la cirugía, los resultados son abrumadores, un paciente que toma medicamentos con regularidad y obedece las indicaciones de su médico tiene de un 5 a un 30% de posibilidades de controlar su diabetes en rangos que puedan ser aceptables; un paciente que se opera tiene del 85 al 90% de posibilidades de dejar de tomar medicamentos para la diabetes, incluyendo los que usan insulina, con la enorme ventaja de que el paciente operado lleva dentro de si el tratamiento, lo que quiere decir que quiera o no el tratamiento quirúrgico día a día, minuto a minuto hará efecto.

 

En cambio, basta que a un paciente que toma medicamento se le pase una dosis para que se produzca un descontrol metabólico severo. En nuestra experiencia tenemos más de 600 pacientes diabéticos operados que han dejado de tomar medicamentos. La cirugía es hoy una herramienta útil para tratar la diabetes, una herramienta que cambia un paradigma, ya que resulta contradictorio que una enfermedad que durante toda una vida fue tratada solo con medicamento hoy se transforme en una enfermedad que puede ser tratada por un cirujano.

 

 

Dr. Omar Fonseca

Cirugia Metabolica y de Obesidad

Av. Madero esquina Calle B 998

Tel 5 54 23 82

drf@minigastricbypassmx.com   ·    www.minigastricbypassmx.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *