EL FRÍO Y LA SALUD

EL FRÍO Y LA SALUD

Los cambios climáticos ocasionan daños a la salud y durante la presentación de bajas temperaturas el problema es mucho más complicado que ponerse un buen abrigo. Por lo tanto, en nuestra Entidad es indispensable que el autocuidado y las medidas preventivas se realicen de forma permanente en todos nuestros hogares, escuelas y trabajo, recordando que los niños y los ancianos son los grupos con mayor riesgo de complicaciones y probabilidad de requerir hospitalización y, por ende, tener mayor desgaste emocional, físico y económico.

El Servicio Meteorológico Nacional refiere pronósticos de bajas temperaturas hasta abril, por lo que es importante que sigamos evaluando los riesgos y manteniendo nuestra protección en base a una adecuada alimentación, ejercicio en horas cálidas, ropa abrigada, aplicación de vacunas correspondientes (influenza, neumococo, rotavirus), y evitar el consumo de alcohol y tabaco en exceso.
Los eventos dañinos a la salud ocasionados por el frío son a consecuencia de diversas circunstancias y asociación, y en cada grupo de presentan diferentes patologías como son:
Daños Directos: aquellos que se relacionan y aparecen exclusivamente durante la temporada invernal.

Daños Asociados: aquellos que se presentan por las bajas temperaturas, ya que es más sencillo y rápido la aparición de la enfermedad y además hay mayor probabilidad de que se compliquen los casos, sin embargo, también pueden surgir en cualquier temporada de año.

Daños Indirectos: son situaciones que se agravan más ante la presencia del frío y que tienen la característica de que el individuo tiene predisposición a la enfermedad.

 

DIRECTOS ASOCIADAS INDIRECTOS

Intoxicación por monóxido de carbono (CO) Infecciones respiratorias altas (faringitis, amigdalitis, laringitis, otitis, resfriados, etc) Parálisis facial    Quemaduras por frío Infecciones respiratorias bajas (bronquitis, bronquiolitis, neumonía) Enfermedades reumatoides (artritis, gonartrosis, polimiosistis, osteocondritis, etc)    Hipotermia Enfermedades exantemáticas (varicela, rubéola) Dermatosis (sarna, caspa)     Enfermedades intestinales(rotavirus) Dermatitis por contacto     Alergias respiratorias(rinitis, sinusitis, asma, etc)  Esto es, por daños directos son presentables en el 100% durante la temporada de invierno; por daños asociados se presentan durante todo el año, pero en esta época se incrementa cerca de un 25% la demanda de consulta y la mortalidad por complicaciones en un 35%; y los daños indirectos por el frío potencializa las molestias alrededor de un 50%.El tratamiento y pronóstico varían dependiendo de la duración, intensidad de exposición y tipo de patología.

 

DRA. ANGÉLICA PON MÉNDEZ

EPIDEMIOLOGÍA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *