AMBIENTE LABORAL DETERMINA FUTURO DE LA EMPRESA

 

 

AMBIENTE LABORAL DETERMINA FUTURO DE LA EMPRESA

Empleados sanos, productividad segura

  • Los centros de trabajo que invierten en la salud física y emocional de su planta laboral, obtienen mejores resultados en su producción; ya hay médicos especialistas que promueven esta atención integral.

 

Con jornadas laborales cada vez más largas y el incómodo distanciamiento con algunos compañeros del equipo, a Karen se le convirtió en toda una pesadilla ir a su centro de trabajo de lunes a viernes.

 

Los dolores de espalda comenzaron, los ruidos propios de una oficina eran cada vez más molestos y estos “pequeños detalles” de la empresa terminaron por provocarle migraña, colitis, depresión: malestares que más de uno ha padecido a causa del trabajo.

 

Esta historia termina cuando Karen empieza a buscar otra oportunidad laboral y renuncia a la empresa en la que estuvo poco más de seis años. No era la primera colaboradora que se iba por la misma razón: el ambiente de trabajo se volvió nocivo para su salud y ya no rendían igual.

 

Invertir en salud, apuesta segura

 

Con más de veinte años colaborando con el sector empresarial, el doctor Alejandro Torres Guevara encontró en la salud del empleado un nicho de oportunidades.

 

La industria maquiladora genera más de 250 mil empleos en Tijuana, empresas de reconocimiento mundial. Esta característica fue la que inspiró al doctor Torres a trabajar en un modelo de servicios de salud integral, ahora cristalizado en Empresanté pero que se puede replicar en otro tipo de giros.

 

Es cierto, existe el Instituto Mexicano de Seguro Social (IMSS) y hasta el Seguro Popular, pero ninguno de estos centros ofrece prevención para los trabajadores de un corporativo; atiende ya que padece una enfermedad o accidente.

 

“Una vez me dieron de alta a un paciente y me lo regresaron en muletas. El señor va a estar caminando y es un área de almacenes, entonces el médico de la empresa está facultado para regresarlo hasta que sane… y esto no merma al empleado en sus prestaciones”, detalla.

 

La idea de este servicio de salud integral es, en un primer paso, calificar a los centros de trabajo, detectar los puntos de riesgo: iluminación, instalaciones adecuadas, temperatura, niveles de ruido, calibración de equipo o maquinaria (en el caso de las maquiladoras, por ejemplo).

 

El doctor Alejandro Torres explica que por simple que parezca, el hecho de que una palanca o botón sea muy duro o que la temperatura de una oficina no esté bien nivelada pueden propiciar incapacidades o accidentes que impidan cumplir con las metas de la empresa.

 

También el ánimo o las relaciones entre trabajador y patrón influyen en la productividad del empleado.

Atender estos factores depende de la voluntad del patrón y en algunos casos, la ayuda que un externo pueda brindar.

 

“Tenemos que orientar al empresario con herramientas confiables, estadísticas, programas y servicios que le permitan enfocar sus actividades de salud hacia su planta laboral y generar ese vínculo entre empresarios y trabajador a través de la salud… Vimos que la salud no nada más es la consulta, sino ese vínculo”, abunda Alejandro Torres Guevara.

 

Poner límites

 

Para que exista un ambiente laboral saludable, no todos los cambios y estrategias los debe implementar el corporativo. También los trabajadores deben poner de su parte y, ¿por qué no?, marcar límites.

 

Volvemos a la historia de Karen: con 32 años, los días de descanso eran sinónimo de adelantar tareas para el lunes y sacar pendientes. Pocas veces tuvo un domingo en el que se diera el lujo de quedarse en cama hasta mediodía.

 

El doctor especialista en servicios médicos empresariales comenta que no está mal querer aprovechar los días de descanso o asueto para sacar pendientes, pero si tienen que ver con el ámbito laboral, algo anda mal.

 

Tampoco es incorrecto querer salir de paseo con la familia o de fiesta, pero recomienda siempre dejar un espacio considerable para el reposo, relajarse totalmente y evitar sentir culpabilidad por desentenderse del trabajo en tu día libre.

 

Las opciones

 

“Si el trabajador está bien, obviamente su trabajo va a beneficiar la planta productiva del trabajo; si el servicio médico no atiende a nadie es porque todo está bien”, opina el doctor Alejandro Torres.

 

Opciones para mejorar el ambiente laboral hay muchas: el patrón debe atender la parte de los servicios médicos, organizar jornadas médicas que también involucren a la familia del empleado y brindar estímulos.

 

“Vale la pena invertir en el trabajador, porque esa empresa se hace competitiva”, subraya.

 

En cambio el empleado que comience a sentir molestias, dolores de cuello o espalda, dificultades para concentrarse o irritabilidad, debe prestar atención a su entorno de trabajo pues ese cuadro es una señal de alerta.

 

Innova en Salud

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *