LOS PROBLEMAS RESPIRATORIOS DE INVIERNO

LOS PROBLEMAS RESPIRATORIOS DE INVIERNO

 

De nuevo, como hace algunos años, la influenza es noticia que trae de cabeza al sector Salud y a la sociedad en general.

En los primeros días de enero del 2014, el Director de la red de hospitales de la Secretaría de Salud en México, declaró que se habían presentado hasta mediados del mes unos 360 000 casos que ameritaron atención hospitalaria. Comentó también que había 32 fallecidos por Influenza AH1N1 demostrados y unos 250 sospechosos no confirmados.

Las cifras destacan que la influenza representa solo un caso por cada mil que se registran de enfermedades respiratorias. La pregunta ahora es ¿qué son las 999 restantes? La evidencia epidemiológica nos dice que la mayoría de la enfermedades respiratorias, tanto altas como bajas son por virus, contando con alrededor del 85%, el resto es por bacterias hongos o protozoarios.

De los virus que afectan el árbol respiratorio, el más común es el virus sincitial respiratorio, que incluye entre el 15 y 35% del total y más del 50% de los casos en menores de 5 años. Enseguida se encuentran los adenovirus, que pueden contar hasta el 20% de todas las Infecciones Respiratorias Agudas (IRAS). Después encontramos todo el grupo adicional de paramyxovirus, que además del sincitial respiratorio agrupa a muchos virus respiratorios concluyendo que todos los paramyxovirus provocan enfermedades respiratorias en mayor o menor grado. Incluyendo el sarampión, los metaneumovirusy por supuesto los de la parainfluenza.

Muchos otros virus son responsables de enfermedades respiratorias que afectan de manera epidémica. Habría que destacar a los adenovirus que afectan a un porcentaje elevado de personas, provocando enfermedades diversas del árbol respiratorio. Como fiebre faringoconjuntival, faringitis aguda y amigdalitis. Los síntomas habituales son: congestión nasal, fiebre, tos, escalofríos y malestar general, dolor de cabeza y dolor muscular. Pueden producir neumonía y afectar otros órganos. Se han identificado brotes entre soldados, lo que se conoce como enfermedad de los reclutas.

Virus muy distintos pueden generar cuadros respiratorios parecidos a la influenza. Tenemos entre otros los Coxsackie tipo B que afectan a alrededor de 5 millones de personas en los EUA. Y aunque provocan datos muy diversos, entre los problemas destaca la gripe del Diablo o síndrome de Bornholm, que asemeja un cuadro grave que empieza como un cuadro gripal.

Otros casos incluyen las infecciones por parvovirusque afectan a niños en las gardenias ocasionando un cuadro catarral, con fiebre, aunque los niños aparecen con las mejillas rubicundas dando la impresión de que el niño recibió una bofetada, por ello al trastorno se le conoce como síndrome de la cachetada. También recibe el nombre de quinta enfermedad, provocada por el parvovirus B19 o eritema infeccioso.

Muchos cuadros se confunden con la influenza, incluso el catarro común, las rinitis alérgicas y muchos otros problemas que al principio dan un cuadro gripal que después desarrolla signos y síntomas de otro problema.

Enfermedades provocadas por la contaminación ambiental se complican con gérmenes y es fácil confundir con influenza, incluso la influenza puede agravarse por motivos ambientales y problemas que el propio paciente carga como la obesidad, diabetes, cáncer, asma, problemas cardiacos y muchos más. Por supuesto el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que conduce al SIDA.

Y aunque la influenza solo cuente en uno de cada mil casos de Infecciones respiratorias, cabe destacar que es de las pocas enfermedades virales que tienen tratamiento efectivo y que además pueden prevenirse con medidas higiénicas y vacuna. Lo cual no es completamente cierto para muchas de las otras mencionadas.

 

 

Dr. Héctor Rivera Valenzuela

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *