COMO AFECTA EL ESTRÉS A SUS DIENTES

COMO AFECTA EL ESTRÉS A SUS DIENTES

El término del estrés proviene de la física y la arquitectura y se refiere a la fuerza que se aplica a un objeto, que puede deformarlo o romperlo.

En psicología, estrés suele hacer referencia a ciertos acontecimientos en los cuales nos encontramos con situaciones emocionales que implican demandas fuertes para el individuo.

La definición del término estrés ha sido muy controvertida desde el momento que se importó para la psicología, ha sido entendido:

  • Como reacción o respuesta del individuo (cambios fisiológicos, reacciones emocionales, cambios conductuales, etc.)
  • Como estímulo (capaz de provocar una reacción de estrés)
  • Como interacción entre las características del estimulo y los recursos del individuo.

¿Qué es el bruxismo?

Es una condición dental y emocional compleja de origen multifactorial ocasionada principalmente por el estrés. Actividad repetitiva de los músculos asociados a la masticación, caracterizada por apretamiento o rechinamiento de los dientes, puede ser diurno o nocturno.

Su importancia radica en el deterioro progresivo de las funciones orofaciales, donde se dañan las estructuras cuya disfunción genera dolor de difícil aceptación por los pacientes, desgaste dentario y alteraciones en los tejidos que sostienen a los dientes (periodonto, músculo y hueso),según la gravedad de la enfermedad, puede presentarse tanto en jóvenes como en adultos.

Diferentes tipos de lesiones que podemos observar en pacientes que padecen bruxismo.

¿Cómo podemos saber si sufrimos de bruxismo por estrés?

  • ¿Aprieta los dientes mientras duerme?
  • ¿Le han dicho que rechina los dientes mientras duerme?
  • ¿Al despertarse se siente cansado, como si le faltaran más horas de sueño?
  • ¿Siente dolor, rigidez o fatiga en su mandíbula al despertar?
  • ¿Escucha un sonido de clic al abrir su boca en la mañana?
  • ¿Se despierta con los músculos faciales y del cuello adoloridos?
  • ¿Sufre de dolores de cabeza constante?
  • ¿Son sus dientes sensibles al frio o lo caliente?
  • ¿Ha observado o le han dicho que sus dientes tienen desgaste?
  • ¿Siente sus oídos tapados?
  • ¿Escucha un zumbido en uno o en ambos oídos?

Si la respuesta a una o más preguntas de este cuestionario es afirmativa, usted debería visitar a un especialista en ortodoncia.

¿Cómo lo podemos tratar?

Existen muchas formas tradicionales de tratar el bruxismo. La primera es estar consciente del mal hábito que tenemos de apretar y rechinar los dientes.

Si ya estamos conscientes ahora la pregunta es:

¿Quiero corregir el problema que tengo? O solamente lo quiero controlar.

Si lo quiero controlar debo usar una guarda oclusal que es un plástico duro o blando que sirve para amortiguar la fuerza de la mordida, esto solamente evita que los dientes se sigan desgastando.

Si la respuesta es quiero corregir el problema:

El tratamiento inicia con una terapia de seis. Se le llama así porque son 6 ejercicios que indica el odontólogo colocando en la boca una galleta terapéutica y un hiperboloide, con esto comenzamos a relajar los músculos de la cara y cuello.

La utilización de férulas llamadas así por el especialista que son planos o magos dependiendo del diagnóstico y tratamiento indicado a cada paciente. En general, están diseñadas para proteger los dientes de mayores desgastes. Además, reducen el daño por apretar los dientes durante la noche y permite que los músculos descansen. Se deben de usar por tres meses día y noche, solo se debe de quitar para lavarse los dientes.

Férulas para corregir el bruxismo, con este paciente utilizamos un MAGO (Maxilar ArteriarGuidnessOrthosis).

Manejo del estrés: El odontólogo especialista en ortodoncia hace un análisis radiográfico posterior a ello un diagnóstico y lo manda con un especialista a fisioterapia que trabaja de acuerdo al diagnóstico de cada paciente.

Cualquier estrategia que promueva la relajación será útil, ya sea leer, hacer ejercicio, escuchar música, etc.

Medicamentos: en general los medicamentos no son muy efectivos para tratar el bruxismo y solo son una terapia asintomática (no van a la causa). En algunos casos se pueden recetar analgésicos, relajantes musculares o bien ambos combinados.

El tratamiento concluye con bioestética que consiste en devolverle al paciente armonía, equilibrio y belleza en el sistema dento-facial a través de la perfecta estabilidad de la articulación temporomandibular y las estructuras dentarias, devolviéndole su salud funcional y estética durante toda la vida. Lo que quiero decir con esto, es que a los dientes se le devuelve la forma para que no vuelvan a perder la función.

Dra. Lucy Lilian López Romero

Especialista en Ortodoncia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *