CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

CIRUGÍA DE LA OBESIDAD

Existe un consenso internacional acerca de las indicaciones de la cirugía para el enfermo con obesidad severa:

1. Debe sufrir obesidad con Índice de Masa Corporal (I.M.C.)(*) mayor de 40, o con IMC de 32 y una o varias comorbilidades (**)

2. Debe tener ausencia de enfermedad endócrina causante de obesidad.

3. Debe haber tratado de controlar su obesidad por medios médicos por un Tiempo razonable, sin éxito, esto puede excluirse en caso de padecer comorbilidades graves como hipertensión, diabetes, daño renal, daño hepático y muchos más.

4. Debe conocer perfectamente los procedimientos quirúrgicos, sus ventajas y sus riesgos, así como saber que su Cirujano lo atenderá personalmente ante cualquier contingencia o duda que surja al ser intervenidos.

5. Debe tener una actitud positiva hacia la operación, entender claramente su participación en el proceso postoperatorio, y firmar, antes de la cirugía, el consentimiento plenamente informado, este es un aspecto legal que da seguridad al paciente y al Cirujano.

Población Pediátrica: son casos muy especiales sobre los cuales se dialoga con Pediatras, Endocrinólogos, Nutriólogos, Psicólogos, etc. para lograr un consenso y necesidad de manejo quirúrgico después de Intentar métodos no quirúrgicos. Obviamente se valora el grado de daño a órganos blancos (riñón, hígado, corazón).

Los pacientes que no llenen estos requisitos no deben ser sometidos a cirugía de la obesidad, toda vez que los protocolos de estudio en todo el mundo han considerado por consenso estas indicaciones como condiciones indispensables para realizar dichas operaciones. Los individuos con sobrepeso discreto no deben ser operados y a ellos se debe ofrecer tanto el cambio de hábitos alimentarios, como de actividad física.

ÍNDICE DE  MASA CORPORAL  (IMC)

Para la Comunidad Médica, el hablar de Obesidad es hablar sobre este término; ciertamente tiene sus defectos en la medición del grado de Obesidad, pero universalmente es fácilmente aplicable y funcional en casi todos los seres humanos, exceptuando a la población infantil (medición por Percentiles).

IMC=   TALLA al cuadrado/peso 

p.ejm.   1.55mt. X  1.55 mts  = 2.4025  entre 95 kg. = 39  de IMC.

Diagnostico.   Sobrepeso Severo+ Comorbidos agregados.

Tabla de IMC

HD:Users:imacapple:Desktop:XM980.png

Evaluación Preoperatoria

Como en toda cirugía mayor, el enfermo con obesidad severa debe ser estudiado integralmente y el equipo multidisciplinario, compuesto por cirujanos, internistas, psicólogos, nutriólogos etc., es el que en conjunto da el aval para la cirugía. En la sala de operaciones el paciente debe ser monitoreado con electrocardiograma, ecocardiograma, medición de presión arterial, oximetría y si la cirugía es laparoscópica, capnometría.

Anestesia

La anestesia es semejante a la de pacientes no obesos, con la salvedad de que: a) la intubación puede ser difícil, y b) el paciente obeso puede tener mala ventilación en la sala de recuperación y debe permanecer bajo vigilancia y en posición de semi-fowler, para facilitar su ventilación; en la gran mayoría de los casos no se requiere la atención en una Unidad de Cuidados Intensivos.

QUÉ  CIRUGÍAS SE RECOMIENDAN ACTUALMENTE

Los procedimientos Bariatricos son variados, ya que precisamente debemos entender que cada organismo es distinto y por lo tanto su respuesta a las cirugías también es distinta. En la entrevista con el paciente el cirujano le hace preguntas directas sobre los hábitos de alimentación y comportamiento compulsivo por comer, se analiza junto con los Comorbidos y de ahí se le hace la recomendación de qué cirugía es la más apropiada para el paciente, con la que obtendría una mayor pérdida de peso. 

La cirugía de Obesidad no se debe hacer por MODAS de cirugía, como si fuesen “mangas gástricas en promoción especial“. Es un procedimiento serio que debe analizar el paciente con  su Cirujano, quien debe estar entrenado para realizar varios tipos de cirugías.

El Colegio Mexicano de Cirugía para la Obesidad y Enfermedades Metabólicas A.C. considera que en el momento actual se pueden recomendar:

-Derivación gástrica (bypass gástrico) con sus variantes Mini-Gastric Bypass (bypass gástrico de Una Anastomosis)

-Banda gástrica ajustable

-Balón  Gástrico 

-Derivación biliopancreática con switch duodenal o tipo Larrad o scopinaro

-Manga gástrica

-Plicatura gástrica

-Cirugía Metabólica (anti-Diabetes)

Actualmente todas estas operaciones pueden realizarse con técnica laparoscópica gracias al desarrollo de grapadoras quirúrgicas especiales para laparoscopía.

Es indudable que la aparición de la cirugía laparoscópica cambió para siempre la forma de operar, pero en el caso de la cirugía de la obesidad esto es más importante porque el paciente obeso tiene una respiración abdominal que quedaba muy restringida con las grandes incisiones de la pared abdominal que se realizaron antes de que aparecieran las técnicas de invasión mínima.

Esto permite que la evolución postoperatoria de los pacientes sea mejor y su tiempo de hospitalización sea más breve, de 2-3 días máximo, pero cuando se requiera mayor observación no se debe escatimar en costos pues está de por medio la seguridad del paciente.

DR. RAMÓN HERNÁNDEZ GARCÍA

CIRUJANO DE OBESIDAD Y LAPAROSCOPÍA AVANZADA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *