CÁNCER EPITELIAL DE OVARIO

CÁNCER EPITELIAL DE OVARIO

A pesar de los avances realizados en el campo de la detección, el diagnóstico y el tratamiento, el Cáncer epitelial de Ovario -que no, otros tipos de Cáncer de Ovario- sigue siendo el tumor ginecológico más letal en México y en muchos países del mundo.
Se origina en las capas de revestimiento del aparato reproductor femenino, es decir, esencialmente las trompas de Falopio y la “envoltura” o capa serosa del Ovario propiamente dicho. La frecuencia en México comparada con el mundo es intermedia, es más común entre las anglosajonas y en países industrializados.
Suele presentarse después de los 50 años, aunque en la actualidad, no es tan extraño que se presente en mujeres más jóvenes. Está causado por diferentes factores tanto genéticos (20%), a la exposicion e inhalación de desechos industriales como aquellos de la construcción (sílice, asbesto) o la industria automotriz (diésel, partes eléctricas), pero existe una clara correlación entre su presencia y el sobrepeso-obesidad (dieta rica en grasas y azúcares) y es más prevalente en mujeres blancas que no tuvieron hijos.
Se trata de una enfermedad muy heterogénea, de hecho, son un grupo de enfermedades con un comportamiento biológico muy diverso y no pocas veces incierto, agregado a ello a diferencia de otros tipos de Cáncer, este suele diagnosticarse tarde en función de sintomatología nula, escasa o muy inespecífica. Es un tanto difícil tanto su prevención como los estudios de tamizaje para detección oportuna. La clave es pensar que cuándo tengamos ante nuestros ojos, manifestaciones digestivas o urinarias poco específicas, debemos considerar al Cáncer de Ovario como una posibilidad real.
Para su posible diagnóstico, existe una toma en sangre de un “marcador tumoral” llamado Ca 125 que se correlaciona aproximadamente con un 70 % de sensibilidad, nos auxilian adecuadamente también los equipos de Ultrasonido y Tomografía computada, pero el único método para el diagnóstico de certeza es la biopsia, es decir, la toma de una muestra de tejido o de líquido libre en la cavidad, la cual está presente en la mayoría de los pacientes con enfermedad fuera del ovario.
La Cirugía como tratamiento es muy importante, sin embargo con un diagnóstico mediana o francamente tardío, no es posible realizarla al menos de inicio, su aplicación requiere (tras un lavado de la cavidad abdomino-pélvica) de la extirpación de ambos ovarios, el útero, el peritoneo y el apéndice. Suele llamársele cirugía de máximo esfuerzo y de no aplicarse al inicio del tratamiento, puede realizarse con éxito después de haber “reducido el volumen tumoral” con un tratamiento primario (neo-adyuvante) bastante efectivo a base de Quimioterapia. El fin es no dejar enfermedad residual o bien enfermedad muy pequeña que pueda terminar de ser eliminada por los medicamentos existentes.
Si bien el tratamiento tradicional con Quimioterapia es muy eficiente, es cierto que tiene sus bemoles y también que alrededor del 50 % de las pacientes después de un lapso recaen, por ello hoy se encuentran en boga tratamientos llamados de mantenimiento, además de la adición de sustancias biológicas en la Medicina de precisión que se agregan a la Quimioterapia o se utilizan después de esta, esto ha reducido marcadamente las recaídas y ha mejorado sin duda alguna el pronóstico y la sobrevida de las pacientes.
La terapia biológica, (parte de la transicion terapeutica que vive hoy día la Oncologia), provee una esperanza adicional importante para este grupo de pacientes, ya que cada día tenemos medicamentos más precisos, mas especificos y menos tóxicos, ciertamente también mucho más costosos económicamente.
Por ejemplo, hablando de los factores genéticos asociados, las mutaciones de BRCA 1 y 2 que se presentan hasta en un 20-30% de las pacientes con Cáncer epitelial de Ovario, pueden ser combatidas con un anti-BRCA y se usa también en el mantenimiento. Por otro lado, la adición de medicamentos anti-angiogénicos (reducen la cantidad de vasos sanguíneos que nutren al tumor), también pueden ser usados en ciertos grupos de mujeres y también tienen un marcado impacto benéfico para ellas, esto está plenamente demostrado en estudios con varios miles de mujeres tanto en Europa como en Norteamérica.
Si bien el Cáncer epitelial de Ovario sigue siendo un flagelo, cada día vemos más de cerca “la luz al otro lado del túnel” los retos son ahora: el diagnóstico oportuno y los caminos son una mayor educación e información a la población, una mejor acuciosidad por el médico de primer contacto y la implementación de nuevos “marcadores tumorales” y “biomarcadores en el tejido” que nos acerquen aún más a la Medicina de precisión, a la anhelada posibilidad de hacer “un traje a la medida” para cada paciente.
Infórmate, cuídate y quiérete, este mes de Septiembre se suman los esfuerzos en el mundo entero para hacer conciencia sobre el cáncer de ovario, su detección y su tratamiento oportunos. Nosotros en ProOncavi A.C. podemos darte la asesoría que necesitas ante cualquier síntoma a través de nuestras consultas de diagnóstico oportuno y/o de segunda opinión.
Recuerda que la prevención y la reducción de riesgos, así como el diagnóstico oportuno siempre se correlacionaran con una mayor posibilidad de éxito, entre más temprano se diagnostique más fácil será obtener resultados favorables, de nada sirve saberlo si no hay acciones específicas.
Ante cualquier síntoma extraño como:
Distensión abdominal
Dolor pélvico o abdominal
Dificultad para comer o sensación de saciedad que aparece rápidamente
Síntomas urinarios, como urgencia o frecuencia
Fatiga
Molestias estomacales
Indigestión
Dolor de espalda
Dolor durante el coito
Estreñimiento
Irregularidades menstruales
Inflamación en la pelvis o el abdomen
Secreción vaginal, que puede ser transparente, blanca o estar teñida con sangre
Por varias semanas, acude a revisión médica, recuerda que la prueba en sangre Ca125 puede ser también una aliada para detectar a tiempo esta enfermedad. Si tienes dudas ponte en contacto con nosotros: apoyo.pacientes@prooncaviac.org

Dr. Homero Fuentes de la Peña.

Especialista en Oncología Médica.

Presidente Fundador ProOncavi A.C.

presidencia@prooncaviac.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *