COMPLICACIONES DEL ASMA DURANTE EL EMBARAZO

COMPLICACIONES DEL ASMA DURANTE EL EMBARAZO

Durante la etapa de embarazo, algunas enfermedades aumentan los síntomas y una de éstas es el asma. Esto significa que sus síntomas de asma eran mínimos o se encontraban controlados, pero durante el embrazo se aumentan los síntomas y molestias y frecuentemente su control es más difícil, lo que lleva a las mujeres embrazadas a servicios de urgencias y, en ocasiones, es necesario ser hospitalizadas.

Las personas que presentan asma frecuentemente presentan síntomas como tos, falta de aire, flema, sensación de opresión del pecho y el síntoma más frecuente es la presencia de sibilancias o “chiflido de pecho”.

Durante el embarazo estas molestias aumentan, incluso desde los primeros meses del embarazo y no explicado solamente por el tamaño del bebé, ya que es lógico pensar que al aumentar el tamaño y peso del abdomen por el crecimiento del bebé durante el embarazo, os pulmones no trabajen de forma adecuada.

Sin embargo, existen varios factores, no solamente el tamaño del bebé, que participan en el aumento de la gravedad de los síntomas de asma en una mujer embarazada, como son: cambios hormonales, abandono del tratamiento médico por parte de la mujer con asma, quien lo suspende por la preocupación que existe tanto en ella, como en los médicos, de complicaciones en el uso de medicamentos y que esto puede causar daños en el desarrollo del bebé.

Existe una gran cantidad de medicamentos que son seguros en su uso durante el embarazo, esto debido que son aplicados mediante inhaladores o nebulizados, esto hace que la mayor cantidad de medicamento se reciba directamente en los pulmones y al ser mínima la cantidad de medicamento que circula en el cuerpo, no afecta al bebé y por lo tanto su uso es seguro durante el embarazo.

En los casos de asma en una mujer embarazada, el objetivo de los médicos es lograr llevar el embarazo a término y lograr un bebé saludable. Para lograr esto es necesario que toda mujer embarazada informe a su médico que presenta asma y revise con su médico, si los medicamentos que utiliza son seguros para el embarazo y no suspender por decisión de la paciente ningún medicamento.

Además del uso de medicamentos para el control del asma, se debe dejar de fumar y evitar el contacto con fumadores, así mismo evitar el contacto con animales como aves y gatos, y realizar cambios en casa para disminuir polvo, siendo en ocasiones difícil evitar la exposición a contaminación o polen ya que se encuentran en el medio ambiente y es imposible evitar entrar en contacto, pero en la medida de lo posible debemos realizar estos cambios.

El tratamiento del asma se divide en medicamentos que evitan los síntomas y se conocen como controladores, ya que estos medicamentos intentan “controlar el asma” y la otra parte del tratamiento son medicamentos rescatadores y que se deben siempre de tener a la mano ya que estos medicamentos “rescatan” a la paciente cuando presenta una crisis de asma o aumento de molestias como es falta de aire o chiflido de pecho.

Si usted está embarazada y presenta asma, es muy importante que hable con su médico y pregunte cuáles medicamentos de los que usa controlan su asma y cuáles debe utilizar si presenta una crisis de asma o un aumento de sus molestias y así se logrará tener un bebé sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *