CUIDADOS PRENATALES

CUIDADOS PRENATALES

¿Te acabas de enterar que estás embarazada? Felicidades estás a punto de iniciar una de las etapas más bellas y padres de la vida de una mujer. Empiezan las épocas de organizar todo para recibir a tu bebé, desde buscarle un nombre, hasta los preparativos para el día de su llegada.

Todo es importante; pero no se te debe olvidar que para poder disfrutar de todos estos momentos, debes primero buscar que tú y tu bebé se encuentren bien de salud; para eso es importante que acudas inmediatamente con tu ginecólogo para llevar un adecuado control prenatal y él te pueda guiar a lo largo de tu embarazo.

Debes saber que desde que planeas tener un hijo debes de acudir con tu médico a que te realice una revisión completa, para saber si te encuentras en las mejores condiciones de salud para alojar un bebé en tu vientre y si no lo estuvieras corregir y hacer los cambios necesarios para que te encuentres lista.

Una vez embarazada, es necesario el realizarte exámenes de laboratorio, así como un historial para conocer tus antecedentes, también iniciarás tomando vitaminas, ácido fólico y hierro, los cuales son necesarios para un adecuado desarrollo de tu bebé; durante los primeros meses es importante que te limites de ingerir alimentos o sustancias las cuales podrían afectar al desarrollo de tu bebé, tales como algunos tipos de tés, medicinas, drogas, tabaco, alcohol, etc. Tu médico te indicará únicamente qué medicamentos deberás ingerir durante el embarazo, recuerda sólo tomar lo que tu médico te indique.

Deberás llevar una dieta balanceada, la cual tu médico te recomendará, ya que el control del peso durante el embarazo es importante para prevenir enfermedades que podrían complicar el curso del embarazo, tales como Preeclampsia y Diabetes Gestacional. El practicar ejercicio ayuda a la prevención del aumento excesivo de peso durante el embarazo, por lo que se recomienda su práctica siempre y cuando se realicen actividades en las que no corras el riesgo de recibir un golpe en el abdomen o pongan en riesgo a tu bebé.

A lo largo de los nueve meses visitarás frecuentemente a tu médico y te irá guiando sobre los estudios que te deberá realizar, algunos de rutina y otros dependiendo el riesgo que tengas o vayas presentando durante tu control prenatal (tales como el triple marcador).

El Ultrasonido jugará un rol muy importante ya que nos permitirá valorar el desarrollo de tu bebé y, lo más importante poder hacer un diagnóstico temprano de alguna malformación o alteración. El ultrasonido es un método diagnóstico de muchísima utilidad, el cual no se ha demostrado que cause algún daño a tu bebé.

Durante los nueve meses tu ginecólogo realizará una serie de ultrasonidos en los que podrás tú misma ir viendo el crecimiento de tu bebé y hoy en día con el ultrasonido de cuarta dimensión se pueden valorar alteraciones superficiales, tales como labio y paladar hendido, entre otras, además de que en un tiempo determinado podrás valorar la cara y las facciones de tu bebé.

En la etapa final del embarazo las visitas a tu médico deberán ser más frecuentes ya que la evaluación de tu bebé y a ti, debe de ser más estrecha; conforme avanza tu embarazo tu médico valorará la mejor vía de desembarazo, ya sea por parto y si éste está contraindicado por alguna razón, la finalización del embarazo será por cesárea.

Signos de Alarma

A continuación te explicaremos los signos de alarma a los que debes estar muy al pendiente y avisar a tu médico o acudir a un servicio de urgencias.

Durante el primer mes al tercero:

1.- Sangrado, es el principal signo de alarma, cualquier tipo y en cualquier cantidad debes de informárselo a tu médico.

2.- Cólicos, es normal sentir cólicos ocasionales y en intensidad leve, pero si éstos se tornan frecuentes y rítmicos y de mayor intensidad debes de acudir con tu médico.

Durante el Cuarto mes al Sexto:

1.- Sangrado, es una señal de alarma la cual no debes dejar pasar.

2.- Cólicos, al igual que durante los primeros meses el dolor tipo cólico es un signo de alarma que pudiera ser el inicio de un parto pretérmino.

3.- Salida de Liquido Vaginal, durante estos meses existe la posibilidad de que se pudiera romper la fuente (Ruptura de Membranas) deberás acudir inmediatamente a un servicio de urgencias.

Durante el Séptimo al Noveno mes:

1.- Sangrado, al igual que el resto de los otros meses siempre será una señal de alarma.

2.- Cólicos, sobre todo si es rítmico y de mayor intensidad siempre podría marcar el inicio de tu trabajo de parto.

3.- Salida de líquido vaginal, que te indica la ruptura de la fuente y con esto un riesgo de infección mayor.

4.- Los movimientos del bebé, éstos juegan un papel muy importante sobre todo al final del embarazo, ya que el dejar de percibir los movimientos del bebé por más de tres horas podría indicar que algo no esta del todo bien.

Por eso es que debes de entablar una muy buena relación con tu Ginecólogo desde el inicio de tu control prenatal, en la cual exista la confianza para que puedas preguntar todas tus dudas, por más sencillas que éstas sean y que junto a tu Ginecólogo las puedas resolver.

Dr. Oscar Arturo Verdugo Cisneros

Ginecología y Obstetricia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *