EL DESFIBRILADOR REVIERTE LA MUERTE SÚBITA CARDIACA

EL DESFIBRILADOR REVIERTE LA MUERTE SÚBITA CARDIACA 

La Muerte Súbita Cardiaca (MSC) cobra la vida de 105 mil personas al año en México, de ahí la importancia de contar con el Desfibrilador Automático Externo (DAE) que en espacios públicos puede llegar a ser la diferencia entre la vida y la muerte.

El DAE es hasta ahora la única manera de revertir este problema mediante una descarga eléctrica que causa la reanimación inmediata de quien esté pasando por una situación de este tipo.

La coordinadora de la Escuela de Técnicos en Urgencias Médicas de la Benemérita Institución Cruz Roja, Lorena Pérez Gutiérrez, comenta que la MSC se presenta de manera imprevista en cualquier persona y está relacionada con el mal funcionamiento del sistema eléctrico del corazón.

La MSC es la pérdida abrupta de la capacidad de bombeo del corazón y cuyos síntomas en el paciente se presentan mediante la inconsciencia, la falta de respiración y pulso, por lo que se considera muerte segura si no se da tratamiento.

Explica que este problema se diferencia del ataque cardiaco pues éste se relaciona con la obstrucción de las arterias coronarias y puede degenerar en la Muerte Súbita Cardiaca.

De esa manera, “la aplicación de la desfibrilación se debe realizar dentro de los tres primeros minutos en que se presenta el evento, de acuerdo a los lineamientos de la Asociación Americana del Corazón, de ahí, la importancia de una cultura de prevención tanto del DAE como de la Reanimación Cardio Pulmonar (RCP) en los centros comerciales, lugares de trabajo, escuelas e instituciones”, detalla Pérez Gutiérrez.

En ese sentido, explica que la desfibrilación actúa en forma de un choque eléctrico aplicado directo al corazón, por lo que detiene el ritmo descontrolado y permite su regreso normal para generar el pulso en el paciente, además, es el único tratamiento disponible.

La Coordinadora de la Escuela de Técnicos en Urgencias Médicas de la Benemérita Institución, recomienda a la población y empresas a que se capaciten en Reanimación Cardio Pulmonar, así como en el uso y manejo del Desfibrilador Automático Externo pues al contar con una cultura de prevención muchas vidas se podrán salvar ante estos eventos imprevistos y cada día más comunes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *