ALIMENTACIÓN PARA PERSONAS CON GOTA

ALIMENTACIÓN PARA PERSONAS CON GOTA

La Gota es una enfermedad de las articulaciones por la acumulación de ácido úrico cristalizado, el ácido úrico es el producto de la degradación de las purinas y las purinas son sustancias que se encuentran en algunos alimentos en diferente cantidad. Las personas con Gota tienen incapacidad para manejar el metabolismo de las purinas.

La mayor parte del ácido úrico se disuelve en la sangre y se filtra por el sistema renal y sale a través de la orina.

Para determinar la cantidad de ácido úrico que tenemos es necesario realizarnos un examen de la sangre teniendo al menos cuatro horas de ayuno total.

Las personas que padecen esta enfermedad tienen dolores articulares que puede ser en una o varias articulaciones y generalmente se le adjudica a otras causas, como cansancio, exceso de ejercicio o artritis reumatoide, difícilmente piensan que puede ser acumulación de ácido úrico en las articulaciones y que este dolor tiene que ver con lo que comemos.

Nosotros mismos debemos identificar cuáles son los alimentos que nos causan dolor articular con enrojecimiento y aumento de la temperatura local y dejar de consumirlo.

Cuando se hace este diagnóstico y se instala un tratamiento, la recomendación de dieta es solo la restricción de carnes rojas, pero existen otros alimentos con un gran contenido de purinas que generan el ácido úrico que no son necesariamente carne,  como algunos cereales, salsas, mariscos frescos o enlatados y la cerveza.

Llevar una dieta baja en purinas, contribuye al tratamiento, las personas con elevación de ácido úrico que padecen Gotadeben acudir con su médico para iniciar una serie de exámenes y hacer un diagnóstico oportuno.

El problema es que las purinas se encuentran en muchos alimentos que pueden ser considerados como saludables, pero también es importante mencionar que existen algunos alimentos con un contenido mínimo que pueden consumirse con limitación y otros libres de purinas que son libres de consumo.

Ejemplos de alimentos con gran contenido de purinas que no se deben consumir.

Carne de res, sobre todo las costillas y los caldos, ya que la purina por ser una molécula hidrosoluble, queda en los caldos producto de la cocción de carnes, tocino, cordero, ternera, venado, todas las vísceras como hígado, riñón, intestinos, aves como la gallina, perdiz y pavo, enlatados como las anchoas, sardinas, deshidratados como el bacalao y frescos como el callo de hacha y los arenques. Panes por el contenido de la levadura.

Este otro grupo de alimentos con menos contenido de purinas deben ser consumidos con moderación:

Pan integral, cereales integrales, germen y salvado de trigo, avena, lentejas, habas secas, chícharos, espinacas, apio, espárrago verde, coliflor, brócoli, berro, champiñones, setas comestibles, brotes de soya (frijolito chino), pescados como el  salmón, caballa, jurel, pez espada, carpa, bacalao, abadejo, lenguado, lucio, gallo, platija, merluza, mero, robalo, lubina, besugo, cabracho, cazón, mejillón, camarón, almejas, sepia,  pulpo, calamar, cangrejo de mar, caracoles,  gambas, langostinos, caviar y langosta.  

Y por último los alimentos que se pueden consumir libremente que son considerados con un mínimo contenido de purinas:

Productos lácteos con bajo contenido de grasas o sin grasas, tales como queso y yogur

Mantequilla de cacahuate, sopas de pasta, arroz frijol, papa, camote, pepino, tomate, cebolla, pimiento, rábano, berenjena, zanahoria, col de Bruselas, remolacha, coliflor, espárrago blanco cocido, acelga, ajo y perejil, huevo con moderación.

Se deben consumir al menos 2 litros de líquido, tales como agua o jugo de frutas, es importante mencionar que se debe consumir el mínimo de sal para contribuir a la desinflamación de las articulaciones.

Otras recomendaciones:

  • Mantener un peso adecuado.
  • Evitar el consumo excesivo de alimentos altos en carbohidratos y grasas
  • Evitar los periodos prolongados de ayuno.
  • No ingerir bebidas alcohólicas de ningún tipo.

Existen algunas sustancias que también pueden incrementar el ácido úrico en las personas, como la ingesta excesiva de cafeína, aspirina, ácido ascórbico, diuréticos y teofilina, esto deberá tomarse en cuenta cuando se realicen los exámenes de laboratorio.

Por lo anterior, no es recomendable automedicarse bajo ninguna circunstancia ya que podemos dañar nuestro organismo paulatinamente sin darnos cuenta.

Existen algunas enfermedades que pueden incrementar el ácido úrico en la sangre, como las personas que padecen diabetes, alcoholismo, toxemia del embarazo, leucemia o insuficiencia renal, entre otras.

Finalmente, es importante comentar, que este padecimiento también tiene un origen silencioso y se hace evidente cuando las concentraciones de ácido úrico son elevadas en sangre. Hacer un diagnóstico precoz y tratamiento oportuno nos permitirá llevar una vida de mejor calidad.

Los medicamentos que bajan los niveles de ácido úrico solo los puede prescribir un médico, pues dependerá de la cantidad detectada en sangre y el metabolismo de la persona.

Dra. Rosa Alicia Luna V. Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *