¿QUÉ ES LA SANGRE?

¿QUÉ ES LA SANGRE?

Un tejido muy especial es sin duda alguna, la sangre. En primer lugar es un tejido cuyas células no están unidas sino que nadan en un fluido que llega a todas las partes del cuerpo. Lo singular de este tejido es que está constituido de dos tipos de células. Los llamados glóbulos rojos (eritrocitos), células que no poseen núcleo, y los glóbulos blancos (leucocitos) que hay de distintas formas y funciones, neutrófilos, basófilos, eosinófilos y los llamados mononucleados; monocitos y linfocitos. Todos estos tipos celulares están suspendidos en un líquido llamado plasma, el cual contiene proteínas, principalmente albumina, globulinas y muchas otras sustancias como los factores de la coagulación, incluyendo las plaquetas.

La sangre está constituida en cuatro quintas partes de agua y el resto por material sólido.

La sangre tiene funciones fundamentales. En primer término transporta oxígeno a todas las células del cuerpo tomando de éstas el material de desperdicio que se genera de la actividad celular como el bióxido de carbono.

También transporta nutrientes incluyendo carbohidratos, grasas y proteínas, así como vitaminas, electrolitos, sustancias químicas diversas, incluyendo medicamentos y otras sustancias tóxicas.

Los glóbulos rojos se encargan del transporte de oxígeno y bióxido de carbono. En la sangre arterial se encuentran los glóbulos con el primero y en la sangre venosa regresa la sangre con el bióxido de carbono. Estos gases se enganchan con una molécula que está en los glóbulos rojos, llamada hemoglobina, la cual contiene fierro y le da el color rojo a la sangre. Como los glóbulos rojos tienen una vida media de 120 días, la hemoglobina es destruida en el hígado y convertida en bilirrubina, el fierro es reciclado para la conversión de nuevos glóbulos en el bazo, la medula ósea y en algunas etapas de la vida en el propio hígado que fabrica dichas células.

Por ello, cuando la hemoglobina disminuye por cualquier causa, ya sea nutricional, por pérdida de sangre o cualquier otra, la persona experimenta lo que se conoce como anemia. Como no llega suficiente oxígeno a los músculos, la persona se cansa fácilmente y el corazón tiene que trabajar más para poder cubrir las necesidades de oxígeno de los tejidos.

Los leucocitos tienen funciones diversas, principalmente de protección contra infecciones y defensa inmunológica. Los leucocitos llamados polimorfonucleares incluso fagocitan (ingieren) microbios. Los linfocitos se encargan de producir los anticuerpos en contra de los microbios y también de memorizar los componentes de éstos para la protección del individuo en el futuro.

Los glóbulos blancos aumentan considerablemente en las infecciones a los que se llama leucocitosis. Cuando algo afecta a los linfocitos como el caso del VIH-SIDA, las personas no pueden producir anticuerpos y se encuentran vulnerables ante cualquier infección por leve que pudiera ser.

Las plaquetas y los factores de la coagulación permiten la reparación de lesiones de los vasos sanguíneos mediante la coagulación y la reparación de las paredes de los vasos sanguíneos.

Muchas de las sustancias suspendidas en la sangre tienen funciones diversas. Algunas de transporte, como las albuminas que portan sustancias diversas a todo el cuerpo y los órganos. Los medicamentos, antibióticos, y muchos otros, llegan transportados por albuminas.

Muchos microbios no solo logran burlar los sistemas de defensa, sino que incluso viven en la propia sangre alimentándose de ella. Como los agentes del paludismo que se introducen en los glóbulos rojos alimentándose de la hemoglobina. Los tripanosomas que nadan junto a los glóbulos. Las bacterias que pueden llegar a muchos tejidos transportados por la misma sangre. Los virus usan la sangre también para llegar hasta los tejidos donde se instalan de manera definitiva.

Hecsen Gunther Rivera Luna

Shislandia Romero Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *