AMEBA DE VIDA LIBREUN ORGANISMO MORTAL

Se otorga el apellido de “vida libre” a estos microrganismos por la ausencia de insectos vectores conocidos y sin necesidad de portadores humanos. Hay varias especies de amebas de vida libre (AVL), sin embargo la más letal se llama Naegleria fowleri.

Este parásito ha sido aislado en suelo, aguas dulces y aguas que presentan altas temperaturas (desde 40°C y más), es decir, el medio ideal para que se desarrolle y multiplique. No hay muchos datos cuantificados de los casos en la literatura; sin embargo, se han presentado en localizaciones muy diversas como África, India, Corea, Japón, Francia, Perú, Venezuela, Panamá y Norte de México.

Científicos americanos estimaron que en Florida mil millones de personas estuvieron expuestos a aguas dulces contaminadas con N. fowleri durante un periodo de 14 años y en ese lapso sólo se registraron 7 casos de AVL, cabe mencionar que se desconocen los factores que protegen a la mayoría de las personas contra las infecciones invasoras por N. fowleri. Pero las circunstancias de infección aún son consideradas al azar.

Como parte de limitar el impacto ante la presencia de altas temperaturas principalmente en la ciudad de Mexicali, es una costumbre que familias enteras acudan a zonas de riego, canales o pozos de agua para buscar una alternativa de recreación y frescura en el verano; pero esta aventura familiar puede tener un desenlace letal.

Baja California ocupa el primer lugar nacional en la detección de casos por AVL, siendo otros estados afectados como Sonora, Hidalgo, Nuevo León y con la seguridad que existen más, pero la búsqueda intencionada de estos microrganismos está subutilizada, ya que se considera una enfermedad poco frecuente y su evolución hacia la muerte es rápida.

Es muy importante resaltar que lamentablemente este padecimiento es mortal, aunque en Europa se reportó un caso sobreviviente, pero con severas lesiones neurológicas permanentes.

En nuestra entidad afecta principalmente a varones ya sea jóvenes o niños, ya que tienen mayor afinidad por la aventura y tienden a sumergirse profundamente o hacer actividades acrobáticas en los canales sin protección alguna.

El contacto profundo con el agua permite la introducción de la AVL por la nariz accediendo hasta el Cerebro, produciendo una enfermedad aguda y fulminante en aproximadamente 72 horas.

La sintomatología es de instalación súbita y es dolor de cabeza intenso, fiebre y convulsiones; lo más relevante es el antecedente de las últimas 3 semanas de haber estado en contacto con aguas cálidas y dulces. Es considerada una urgencia médica, acuda inmediatamente al hospital.

¿CÓMO EVITARLA?

  • Nunca bañarse, ni bucear, ni sumergirse, en lugares de recreación con deficiente cloración, “zonas sospechosas”.
  • Impedir que agua de los estanques ingrese a las fosas nasales, al momento de sumergirse.
  • Equipo de seguridad para natación (lentes tapones en oídos y protectores nasales), aunque no son 100% seguros.
  • Cloración de agua, el microrganismo es susceptible a 1mg/L de cloro (no abuse de la cantidad, recuerde que también puede irritar mucosas y piel).
  • En albercas pequeñas inflables, recambie su agua clorada mínimo cada 48 horas.
  • Si desea acudir como medio de recreación a albercas públicas, siempre debe verificar que esté el certificado que emite la Comisión Estatal de Protección contra Riesgos Sanitarios (COEPRIS), donde refiera que no existe contaminación por AVL.

Recuerde, una vez infectado, no hay marcha atrás……y la prevención es su decisión.

DRA. ANGÉLICA PON MÉNDEZ

EPIDEMIOLOGÍA / SALUD PÚBLICA

2 comentarios en «AMEBA DE VIDA LIBRE UN ORGANISMO MORTAL»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *