26 DE SEPTIEMBRE

DÍA NACIONAL DE DONACIÓN DE ÓRGANOS Y TEJIDOS

La donación de órganos en México es un tema que está en proceso de aceptación cultural.

El programa de trasplantes de órganos y tejidos en México tiene como objetivo preservar y mejorar la vida de las personas al sustituir un órgano o un tejido que no funciona con el propósito de restituir la función perdida.

Si bien en México el crecimiento en materia de donación de órganos ha sido gradual y pausado, con el esfuerzo conjunto de las instituciones médicas, el gobierno y sobre todo la sociedad civil, el país se encuentra ya dentro de los 50 con mayor actividad en donación de órganos (ocupa el puesto 42). Austria, Estados Unidos, Croacia y España son las naciones punteras.

Las enfermedades crónico-degenerativas y una esperanza de vida cada vez mayor en la población dan como resultado deficiencias en órganos y tejidos como en el caso del riñón, córnea, corazón, pulmón, hígado, páncreas, hueso, entre otros.

•El trasplante quirúrgico de órganos humanos de donantes fallecidos o vivos a personas enfermas o moribundas comenzó después de la Segunda Guerra Mundial.

•Es un tratamiento médico que se indica, generalmente, cuando no queda otra posibilidad de recuperar la salud del paciente. El mismo consiste en el reemplazo de un órgano vital enfermo (el del receptor) por otro sano (el del donante).

•Además de los trasplantes de órganos, se realizan trasplantes de tejidos y de médula ósea.

•La compatibilidad entre donante y receptor se determina por diferentes valores: el receptor debe recibir un órgano con grupo sanguíneo compatible; se debe buscar buena histocompatibilidad (cuanto más se asemejen donante y receptor, existirá menor posibilidad de rechazo hacia el órgano implantado); se tienen en cuenta los factores físicos como peso y edad, para evitar desproporciones físicas.

•Se estima que la donación de órganos es posible sólo en 5 de cada 1,000 fallecimientos debido a la complejidad de los requerimientos necesarios para llevarla a cabo.

•Para poder ser donante cadavérico, el individuo debe morir en la terapia intensiva de un hospital. Sólo así puede mantenerse el cuerpo artificialmente desde el momento del fallecimiento hasta que se produce la extracción de los órganos.

•Los donantes en vida generalmente poseen un vínculo familiar o una relación estrecha con el receptor (aunque esto depende de la legislación vigente en cada país). Esta alternativa existe sólo para el caso trasplantes de riñón y de hígado.

•Los trasplantes de riñón, hígado, médula ósea, cornea y otros órganos o tejidos se consideran procedimientos convencionales de la medicina, se estima que la supervivencia de los trasplantados después de 10 años de la intervención supera el 50%.

•Según estimaciones recientes comunicadas a la OMS por 98 países, el órgano con más demanda es el riñón.

¡Un donador salva en promedio 9 vidas!

¿Qué órganos y tejidos se pueden donar?

Los principales órganos que se pueden donar son el riñón, el hígado, el corazón, el páncreas, pulmón e intestino. Pero también se trasplantan tejidos como la médula ósea, los huesos, tejido ocular (corneal y escleral), válvulas cardíacas, segmentos vasculares y ligamentos.

Las condiciones clínicas en el momento de la muerte determinan los órganos y tejidos que son válidos para el trasplante. Para poder dar los órganos y tejidos, el donante tiene que morir en un hospital preparado y autorizado para estas técnicas (después de un paro irreversible de las funciones cerebrales o de las funciones cardiorrespiratorias, sin que haya posibilidad de recuperación), sólo de este modo podrá mantenerse el cuerpo artificialmente en las óptimas condiciones para la extracción y válido para el trasplante. Para el tejido ocular, no importa el lugar donde se produzca la muerte, ya que la extracción se puede retrasar unas horas.

LIMITANTES:

Las limitantes legales las establece la Ley General de Salud en los artículos 326 y 332:

◦Los menores de edad no pueden donar en vida excepto cuando se trate de trasplantes de médula ósea, para lo cual se requerirá el consentimiento expreso de los padres o representantes legales, únicamente podrán ser donadores cuando han perdido la vida con el consentimiento expreso de los representantes legales del menor.

◦Los incapaces mentales y otras personas sujetas a interdicción no podrán ser donadores ni en vida, ni después de su muerte. Los incapaces surgen como consecuencia de un estado nosológico, adquirido o congénito, afectando a alguna parte del organismo, con repercusiones más o menos amplias, en detrimento de las mismas.

◦Las mujeres embarazadas en vida sólo podrán donar en caso de que el receptor estuviere en peligro de muerte y siempre que no implique riesgo para la madre ni para el producto de la concepción.

Cada año miles de personas en nuestro país esperan un donador; fomentemos la cultura.

DRA. ANGÉLICA PON MÉNDEZ

MÉDICO ESPECIALISTA EN EPIDEMIOLOGÍA Y SALUD PÚBLICA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *